Estado

Tekmol propone castración química contra violaciones

Durante 2016 se denunciaron 335 casos de ese delito

Por Redacción

El diputado priista José Luis Romero Calzada presentará ante el Congreso del Estado una iniciativa para agregar como castigo por el delito de violación la castración química, a la que define como “la técnica o procedimiento farmacológico en virtud del cual se aplican al reo sustancias anti-andrógenas sintéticas, destinadas a disminuir la cantidad sérica de testosterona con objeto de generar cambios bioquímicos en su organismo”, es decir, con ese procedimiento se busca reducir los impulsos sexuales en las personas que sean declaradas culpables del delito de violación sexual.

La exposición de motivos explica que la castración química “es un procedimiento ambulatorio por el que se inyecta de forma intramuscular un medicamento llamado ‘DepoProvera’, cuyo nombre genérico es ‘Medroxyprogesterone’, procedimiento que debe repetirse cada seis meses, para asegurar la efectividad y evitar que las manifestaciones físicas reaparezcan. Lo que hace la ‘DepoProvera’, es detener a nivel cerebral, la liberación de hormonas y neurotransmisores relacionadas a la excitación sexual y producción de semen”.

El texto además explica que durante el año pasado, las violaciones denunciadas en el estado fueron 335 durante 2016. Sin embargo, “según estimaciones de Erika Velázquez Gutiérrez, directora del Instituto de las Mujeres del Estado, en San Luis Potosí solamente se denuncia uno de cada diez casos de violación sexual. De ser así, la cifra negra de violaciones sexuales en 2016 en la entidad alcanzaría la deshonrosa cifra de 3,350, toda vez que solamente se reportaron 335 denuncias ante el Ministerio Público. Con ello, habría un promedio de 9 violaciones sexuales por cada día del año, es decir, 279 mensualmente”.

”Lo que está ocurriendo en San Luis Potosí con la violencia sexual a las mujeres es considerablemente grave, si comparamos las cifras que se desprenden de la actual Administración, con las que hubo durante todo el 2015 que fueron 160, lo que indica que la incidencia en este delito va en aumento y que las autoridades no parecen estar haciendo mucho al respecto”, menciona la exposición de motivos presentada por el diputado Tekmol en la gaceta parlamentaria.

El documento también menciona, basándose en una investigación del doctor Pablo Sergio Rebollo Munguía, en su trabajo “La castración química como medida de seguridad”, “El impacto que los anti-andrógenos han mostrado, es una reincidencia en delitos sexuales sólo del cinco por ciento, y los que no son tratados tienen un 70% de reincidencia. Las posibilidades de que reincidan y cometan un nuevo delito es altísima para quienes no se tratan”.

La propuesta se presentará este viernes en la sesión del Congreso del Estado.

También recomendamos: #SiMeDejan | Tekmol botará curul para buscar otro cargo… si Carreras quiere

Nota Anterior

#Insecurity | Santo Domingo, corpse trash

Siguiente Nota

Si quiere confianza, Chávez debe entregar a la ecuación corrupta: FCA