Estado

De Tamazunchale a Soledad ¿Cómo va la Alerta de Género?

Los homicidios, violaciones y en general la violencia de género persisten, ante la lentitud de los procesos derivados de la Alerta

Por Blakely Morales

Vista con pesimismo, la Alerta de Violencia de Género (AVG), no es más que un papel. Un documento en formato PDF de siete páginas. No obstante, ese papel contiene planteamientos y objetivos específicos, de trasfondo abstracto, que buscan restablecer y redefinir la convivencia, reestructurar las formas, las acciones que creemos mínimas o normales, ir a la raíz de la violencia, empezando por quienes gobiernan.

Para el poder Ejecutivo de San Luis Potosí, desde el 21 de junio la AVG significa una solicitud de replanteamiento del sistema burocrático. Por ejemplo en el apartado tres, la declaratoria ordena al estado diseñar un programa de trabajo, y en un plazo de diez días hábiles a partir de la emisión –cosa que de haber sucedido, no ha sido comunicada a la sociedad-, especificar los recursos presupuestales que serán asignados para atender la contingencia.

A junio de este año, en el estado había contabilizados veinte asesinatos de mujeres. Los grupos activistas y desde el Congreso algunas voces, reclamaron la tardía emisión de la alerta.

Pero pareciera –o al menos así lo presume Érika Velázquez, titular del IMES (Instituto de la Mujer del Estado)- que la AVG empezó mucho antes del 21 de junio: “En el instituto teníamos emprendidas acciones desde antes de que se declarara la Alerta de Género, a tal grado que muchas de las acciones que vienen en la Alerta, empatan con el programa operativo del instituto”.

Al interrogarle sobre qué acciones son esas, en específico, Érika enumeró: los cursos de capacitación y el banco estatal de datos de víctimas de violencia. “Es decir, tenemos una máquina virtual que no nos costó, la tenemos ya instalada; de tal forma que cuando alguien sube información al Banco Nacional de Datos, de ahí baja al banco estatal”, explicó.

¿Atender lo urgente?

Los últimos dos años, el presupuesto de egresos del estado ha contenido apartados específicos sobre equidad e inclusión. El presupuesto anual del Instituto de la Mujer del Estado, ha incrementado apenas en siete millones de pesos entre el 2015 y el 2017; en aquél año su recurso fue 17 millones de pesos, en este fue de 24.

La Alerta de Género implica que recaiga sobre los ayuntamientos de Soledad de Graciano Sánchez, Matehuala, Tamuín, Ciudad Valles, Tamazunchale y la capital; a través de las instancias municipales de la mujer, la elaboración de sus presupuestos con perspectiva de género para el próximo año.

Y “en eso estamos”, ha dicho para La Orquesta, Rosa Morales, directora de la Instancia de la Mujer en Tamazunchale. Docente de profesión, Morales no oculta que ese municipio, el último de la Huasteca, en el límite con el estado de Hidalgo, recibió con extrañeza la AVG: “no se pensaba que Tamazunchale estuviera contemplado; como que sí nos pone a pensar en la seguridad de las mujeres”.

El último caso que llenó los rotativos huastecos, fue el de una adolescente de 16 años, que fue reportaba desaparecida desde el 9 de junio y al cabo de tres días, encontrada muerta debajo de un puente. Rosa Morales, reflexiona así sobre el porqué de que el municipio esté tomando con sorpresa la AVG: “tal vez algunas gentes son muy pocas a enterarse, a ver la noticia, o no se enteran por las noticias; algunos no están acostumbrado o a lo mejor no se dan interés”.

Aunque no existe modo de definir y observar los alcances de la aplicación de la AVG, es posible observar que los mecanismos están planteados por orden y sentido de urgencia. Las acciones emergentes establecidas en las primeras líneas del documento, solicitan al gobierno del estado y los municipios “reforzar los patrullajes preventivos” e “instalar alumbrado público y mejorar el existente”.

Sobre esto, Rosa Morales desde Tamazunchale comentó en entrevista que “iluminar las calles más retiradas; los patrullajes en las escuelas más retiradas; eso ya se va implementando aquí”.

Otras medidas establecidas, no son precisamente económicas para los municipios:

  • Instalación de botones de pánico en el transporte público.
  • Instalación de cámaras de seguridad en puntos estratégicos.
  • La creación de una aplicación para teléfono móvil

Aparte, en entrevista telefónica, Blanca Aurora Medina directora de la Instancia Municipal de la Mujer de Ciudad Valles, comentó: “se van a instalar botones de alerta en los autobuses, para que las víctimas puedan denunciar al momento”.

En Valles, Blanca Medina declaró que también se han intensificado los patrullajes preventivos y mejorado el sistema de alumbrado: “tenemos las colonias que son más peligrosas, que son las más alejadas del Centro, que serían La Pimienta, Santa Rosa, Praderas del Río, algunos fraccionamientos alejados, que sí se siente así como que, ahí donde está lo más oscuro, el riesgo de las mujeres que salen a trabajar en la noche y que podrían resultar atacadas, es latente”.

Uno de los casos ocurridos en este año en Ciudad Valles, fue el asesinato de una joven en una comunidad cercana a la zona urbana de la cabecera, en un lugar que según las crónicas periodísticas, no es un espacio iluminado. La semana pasada, la nota en la capital fue el ataque contra Berenice, una joven madre de 25 años, arrojada en una calle lodosa de El Morro, en Soledad de Graciano Sánchez, cerca de zonas rodeadas de maleza donde por las noches reina la oscuridad.

En éste municipio, la directora de la Instancia Municipal de la Mujer Alicia Martínez, dice que “en los lugares donde tenemos reportes que están en penumbras, se ha implementado y se ha estado trabajando”. Sin embargo, reprocha: “Claro que estamos conscientes de que no lo vamos a hacer de la noche a la mañana; tú sabes que para que algo funcione, pues tiene que haber recursos”.

Pero la AVG no significa otorgar un recurso monetario a la entidad o a los municipios. “Nada más se nos declaró (la AVG) –dice Érika Velázquez, directora del IMES, en entrevista para La Orquesta- nosotros (trabajamos) con lo que ya teníamos, o bien, viendo cómo podíamos pedir en otras instituciones, como pudiera ser al Congreso de la Unión”.

Capacitación ¿Panacea?

El punto en el que más han hecho énfasis las funcionarias entrevistadas, Érika Velázquez, directora del IMES, y las directoras de las instancias de la mujer, Rosa Morales, Blanca Medina y Alicia Martínez; fue la impartición de los cursos de capacitación y sensibilización en derechos humanos de la mujer que establece la AVG para todo el funcionariado, comenzando por las fuerzas de seguridad.

Érika Velázquez, reveló por ejemplo, que el IMES se encuentra terminando el proceso de capacitación para lo que será la nueva fuerza policial metropolitana. “Y estábamos capacitando a los policías de Soledad; empezamos por el director; él así lo solicitó; él nos dijo empiezo yo y mis mandos superiores”, asegura.

En Tamazunchale, Rosa Morales dijo que los cursos se encontraban en proceso de ser planeados. La funcionaria parece estar consciente de la particularidad que implica reeducar a la sociedad de ese punto del estado: “Tamazunchale la conforman varias comunidades y en su mayoría todavía existe mucho machismo; desde preescolar, primaria, secundaria, prepa, estamos dando algunas pláticas, algunos talleres, para que a la mujer se le dé el respeto siempre, que no tengan un mal concepto porque a veces ya porque el papá es así (…) para nosotros desde el preescolar es tierra fértil para irles inculcando el amor y el respeto hacia la mujer”.

En Ciudad Valles, Blanca Medina dijo que los cursos empezarían  a partir del 30 de agosto pasado y durarán hasta diciembre. Y en Soledad de Graciano Sánchez, Alicia Martínez comentó que la instancia se acerca a grupos vulnerables a través del programa Prospera. “Hemos detectado que la violencia contra la mujer, viene de lo económico, por no contar con la solvencia económica”.

En el gobierno del estado, según Érika Velázquez, la oficina de planeación de la secretaría de Finanzas, fue capacitada antes de la declaratoria de la AVG, también para elaboración de un presupuesto con perspectiva de género.

La transición que busca la AVG es profunda; en el punto 3 de las medidas de prevención ordenadas, la Segob y la CONAVIM (Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres) sugieren que en los cursos de capacitación en derechos humanos de las mujeres, el funcionariado sea evaluado para detectar violencia de género en sus entornos primarios.

Entre otros pendientes que tiene la Alerta de Violencia de Género en San Luis Potosí, se encuentra un paquete de reformas que entró desde octubre del año pasado al Congreso del estado, que ya caducó su tiempo de espera, incluso una prórroga que terminó en hace dos meses, en julio.

También recomendamos: #Inseguridad | SLP, a 3 feminicidios de superar la cifra de 2016

Nota Anterior

Flacos, gordos y desnutridos | Columna de Óscar Esquivel

Siguiente Nota

Este será el clima de hoy 08 de septiembre para SLP