Serendipia

Spider-man Homecoming | Columna de Víctor Hernández

Serendipia

Review sin spoilers

Después de Guardianes de la Galaxia Vol. 2, Homecoming es la segunda película del Universo Cinematográfico de Marvel (MCU) de las tres que se esperan este año y que por fin se estrenó este jueves trayendo de nueva cuenta al héroe de Queens con un nuevo rostro, Tom Holland.

Originalmente este espacio lo tenía pensado como un versus entre los estrenos de DC Comics y Marvel, sin embargo decidí que tendrá que esperar ya que Homecoming por sí sola definitivamente da mucho de qué hablar.

Primero, debo admitir la emoción que me provoca cualquier película de superhéroes sin importar que no sea de mis favoritos (como Spidey), este tipo de cintas tienen cierto encanto que casi siempre las veo al menos en dos ocasiones para no dejar escapar detalles. Una de las razones para hacer esto es apreciar la magia con la que creativos, ingenieros, camarógrafos, directores, animadores, desde luego los actores y todos los involucrados, logran proyectar en una pantalla situaciones que anteriormente solo cabían en la imaginación.

Dicho lo anterior, otra cosa que debo admitir es que este proyecto en particular no me convencía, honestamente no había leído mucho al respecto y creí que sería oootra vez una película en la que se narrarían los orígenes del héroe arácnido, pero seamos sinceros, ya sería aburrido ver esto por tercera ocasión, por suerte, los guionistas seguramente pensaron lo mismo y omitieron por completo repetir la historia.

En su lugar se muestra a un Peter mucho más joven, pero que ya tiene algo de experiencia con sus habilidades, sin tanto drama por la pérdida de un ser querido y más bien tratando de lograr un equilibrio entre su vida de adolescente y las responsabilidades de vigilante, todo esto mientras trata de impresionar a Tony Stark para formar parte de los Vengadores.

Lo sé, lo de hoy es tratar de captar a un nuevo mercado, específicamente a la generación Z que desconoce o no está tan interesada en el MCU, cosa que considero quedó muy bien cubierta con Homecoming gracias a la simpatía de Holland y la inclusión de Zendaya como un ligero guiño de Mary Jane Watson. Esto, junto a la experiencia de Robert Downey Jr. y Michael Keaton como el mentor y el villano respectivamente lograron una de las cintas que a mi gusto combina a la perfección frescura y experiencia.

Tom Holland como un joven Peter Parker/Spiderman en el film de Sony/Marvel

En fin, este espacio es de ciencia y tecnología, así que al menos hay que mencionar dos o tres factores relacionados. Uno de ellos es la ausencia de una de las habilidades más populares del personaje, su sentido arácnido. Ya en la trilogía de Tobey Maguire, como en la duología de Andrew Garfield, así como en diversos cómics y series animadas, se habló del accidente que dio sus poderes a Peter, que básicamente se trató de la picadura de una araña afectada por algún tipo de alteración genética y que a su vez, transfería casi todas sus “habilidades” a Parker, bueno pues, científicamente las arañas carecen de tal sentido, lo más cercano a esto podría ser la sensibilidad que tienen algunas debido a la vellosidad de sus patas que sirven para identificar vibraciones a no más de 5 metros de ellas, bueno pues al parecer los guionistas decidieron eliminar el superpoder en esta versión del héroe, tal vez sea necesario esperar a que Peter Parker supere la pubertad para que desarrolle ese poder.

Otra característica llamativa en la película es el uso de dos creaciones tecnológicas que se han vuelto muy populares en los últimos años, no, no hablo de los spinners o de las nuevas funciones de snapchat, me refiero al uso de drones y a la inteligencia artificial, de hecho, recordemos que Iron Man ya contaba con J.A.R.V.I.S. y con F.R.I.D.A.Y previamente como asistentes personales, pues ahora se introduce a una nueva inteligencia artificial que ayuda a Peter a conocer todas las funcionalidades del traje que le fue otorgado por Stark, además del uso excesivo de drones durante la película, sin embargo, sé que cuando la vea, estimado lector, encontrará que hasta se les puede tener cariño.

Gracias al trailer oficial es ya conocida la identidad del villano en Homecoming, no, no es Batman, ni Birdman, se trata de Adrian Toomes o mejor conocido como “El Buitre”. Que en sus orígenes del cómic se trataba de un ingeniero electrónico que había creado un arnés para volar y que tras varios sucesos decidió dedicar su vida al crimen; pues en esta película cambiaron un poco las circunstancias, Toomes era un contratista que se dedicaba a recuperar tecnología de las batallas previas de los Vengadores y que después de haber sido cancelado su contrato, decidió usar esa misma tecnología alienígena para fabricar nuevas armas y venderlas en el mercado negro.

En fin, puedo decir que Spider – man Homecoming me gustó, aunque también pudo haber sido la excelente combinación de palomitas, refresco y las bajas expectativas que tenía. Por cierto, es necesario comentar que hay un cameo espectacular casi al final, una serie de apariciones absurdas del Capitán América, desde luego la presencia de Stan Lee y dos escenas post créditos no muy emocionantes.

@MrVictorHdz

 

También recomendamos: Pokémon Go no ha muerto | Columna de Víctor Hernández

Nota Anterior

Clima Político en Fa - 7 de Julio 2017

Siguiente Nota

Historia que se olvida (Parte 5) | Columna de Arturo Mena “Nefrox”