#4 TiemposColumna de Adrián IbellesDeportes

Sorpresa, sorpresa | Columna de Adrián Ibelles

Playbook

Seamos francos. A todos nos hubiera sorprendido una victoria de los Cleveland Browns en la primera semana de la NFL. Sobre todo, a los que han puesto a Pittsburgh (yo no) como virtuales campeones de conferencia y rivales en el Súper Bowl LIII de los Minnesota Vikings.

Pero no ocurrió. Sigue siendo sorpresa que el juego se haya ido a Overtime, y que acabara en empate. Los Browns cometieron muchos errores al final, y la defensa acerera sacó la casta impidiendo el gol de campo que habría significado un hito en la historia de Cleveland. El empate no le sabe a victoria a Tyrod Taylor y compañía, que tuvieron idea, pero no supieron capitalizar. El QB novato y primera selección global del Draft, Baker Mayfield se quedó en la banca, como lo dicta la norma. Pero si su equipo no resana pronto todos los fallos que tiene, no dudó verlo iniciar algunos partidos antes de la mitad de temporada.

Sorpresa fue también el mariscal de los Kansas City Chiefs, Patrick Mahomes. Apoyado por las brutales manos de Tyreek Hill, los Chiefs dieron cátedra de ejecución (incluso replicando jugadas a la ofensiva) para dejar en el suelo a los Chargers, que pintan para adornar nuevamente la temporada con su floja presencia.

No fue sorpresa que Aaron Rodgers saliera lesionado a escasos minutos de iniciar el partido ante los Chicago Bears. Del otro lado, Trubisky aprovechó para demostrar que tiene con qué pelear este año y clavó dos anotaciones, en su mejor momento. Pero lo que sí sorprendió fue que Rodgers retornara en la segunda mitad y lanzara algunos de los más bellos pases que vimos este domingo inaugural. Tiene las armas, la calidad y el momento a su favor. ¿Tendrá la suerte de su lado?

Jimmy Garoppolo se fue cabizbajo y con el peso del equipo encima. Tres intercepciones en su primera derrota como inicial, son una dura prueba para esta joven promesa del football. Es cierto, los Vikings son el equipo a vencer en la liga, con un balance casi perfecto en todas sus áreas y un temple envidiable. Pero si Garoppolo quiere convertirse en el sucesor de Brady, ahora en los 49ers, deberá probar de qué está hecho. Y justificar el dineral que se pagó por él.

Giants, caray. Tener a OBJ y a Saquon Barkley, que hagan cada uno más de 100 yardas en sus respectivos departamentos, y que aún así pierdas, debe ser el pronóstico menos alentador para el equipo. No olvidemos que la temporada pasada hubo mucho jaleo con Eli Manning y su baja de juego, sin que se vea una mejoría en este primer partido.

Sorpresa final: Joe Flacco resurgiendo de las cenizas, levantando la mano para que el novato Lamar Jackson no le coma el mandado, y aplicando una dura lección a Buffalo, que se comió 47 puntos de los Ravens. Los Bills buscarán pelearle el lugar a los Browns como el peor equipo de la liga, si siguen permitiendo semejante sinfonía de destrucción.

Nos leemos la próxima semana, con un resumen más de la NFL.

@Adrian_Ibelles 

También lea: Casi medio año | Columna de Adrián Ibelles

Nota Anterior

La Selección Mexicana es un equipo chico |  Columna de Sebastián Escorza

Siguiente Nota

#PaVariar | Diputados se despiden reprobados; fueron "un desastre": CC