DestacadasEstado

#SLP | Apoyos fantasma: la sombra del Congreso

Xitlálic Sánchez y Tekmol son acusados de peculado

Por La Orquesta

La serie de apoyos apócrifos que han sido promovidos desde el Congreso de San Luis Potosí sumó un nuevo episodio los últimos días luego de que se diera a conocer que la diputada panista Xitlálic Sánchez gestionó, presuntamente, al menos tres apoyos cuyo destino no fue acreditado por los supuestos beneficiarios.

Los señalamientos contra Xitlálic Sánchez surgieron originalmente cuando José Guadalupe González Covarrubias, vocero de Ciudadanos Observando, presentó ante la Fiscalía General del Estado (FGE) una denuncia en contra de ella por el delito de peculado.

González afirmó que la legisladora presentó una solicitud donde la ciudadana Irma Viviana Reséndiz le pidió dulces y juguetes por un total de 16 mil 832 pesos de apoyos para festejar el día del niño en las comunidades del Ejido San Antonio Huichimal, en Ciudad Valles y después presentó una carta de agradecimiento de la misma persona.

Al final la supuesta beneficiaria, Viviana Reséndiz Hernández, aseguró que nunca realizó ningún tipo de petición de apoyo a la congresista ni tampoco recibió centavo alguno. Pero el asunto no cerró ahí.

José de Jesús Sierra Acuña, miembro del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción en el municipio de Ciudad Valles, informó que se ratificará una denuncia y se presentarán dos más ante la Fiscalía General de Justicia (FGJ), contra Xitlálic Sánchez Servín, por peculado y falsificación de documentos.

“Son cheques que el Congreso del Estado emitió a solicitud de la diputada Xitlálic Sánchez Servín, en los cuales se puso de beneficiadas a personas a las que jamás se les entregó el cheque”, dijo en conferencia de prensa.

Además, mostró ante los medios de comunicación los documentos donde supuestamente las personas que fueron beneficiadas recibieron el apoyo: “aquí están las cartas que según la persona firma donde solicita el apoyo, claramente vemos que no se parecen ni una ni la otra”.

Sierra aseguró que en total son 20 personas las que están en la misma situación pero que por miedo, solo tres se han atrevido a denunciar estos actos, “muchos no quieren denunciar porque tienen miedo a represalias y muchos no creen en la procuración de justicia” y agregó que estos apoyos fantasmas suman más de 500 mil pesos.

 

PRESIONES CONTRA LOS DENUNCIANTES

En entrevista realizada por La Orquesta, José de Jesús Sierra declaró que incluso una de las denunciantes fue presionada por un supuesto simpatizante del PAN que se presentó ante ella para ofrecer “un arreglo económico para que ya no sigan con su denuncia”.

“Luego de que verificamos de que efectivamente aparecían esas listas en la página oficial del Congreso en la relación de cheques emitidos, los asesoramos para que pusieran su denuncia por no haber recibido su apoyo a pesar de haberse publicado que así fue”, dijo Sierra Acuña.

De los 20 casos detectados por la organización, solo tres han formalizado para interponer las denuncias respectivas. Si los demás no lo han hecho se debe a que una serie de factores los desaniman.“He hablado con la mitad de todos: algunos tienen miedo a las represalias, otros ya no creen en la procuración de justicia, dicen que no tiene caso porque nunca pasa nada, porque ya han visto que a pesar de que se señalen corruptelas de funcionarios como en este caso, pues no pasa nada y ellos no le ven el sentido a seguirle. Son los dos criterios que hay en este asunto”.

Sin embargo, la evidencia es contundente y hay tema como para llegar hasta las últimas consecuencias.“Ya contamos con los documentos que nos dio el Congreso”, agregó el representante del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción para este medio, “ya verificamos que están falsificadas las firmas y con base en ello le pedimos al fiscal que le dé vista al departamento de periciales para que un perito grafoscópico lo determine”.

 

Como consta en las imágenes, la firma de la ciudadana que se presenta en los documentos falsos es muy diferente a la original.

LAS BENEFICIARIAS QUE NO LO FUERON

Dos de los apoyos gestionados presuntamente por Xitlálic estaban destinados a dos mujeres de la colonia Miravalles y el Ejido San Antonio Huichimal. El tercer caso es de un ciudadano, también del Ejido La Lima, quien supuestamente requería sillas de ruedas y andaderas para repartir entre la comunidad. En total, los tres apoyos se equivalen a 100 mil pesos, pero nada de ese dinero llegó a los pobladores.

Una de las empresas a través de las que se dieron los apoyos es Sistema de Comercialización Nava. El mes pasado La Orquesta dio a conocer que dicha compañía no existe, pese a que su nombre ha sido utilizado para facturar 69 gestiones que en total acumularon más de 2 millones de pesos.

RESPONSABILIDAD COMPARTIDA

El sistemático uso de empresas fantasma para desviar recursos hace pensar que más allá de los diputados hay otras figuras que deberían responder y rendir cuentas por lo sucedido. José de Jesús Sierra apuntó que la denuncia tiene un alcance mayor.

“En realidad no es una denuncia contra Xitlalic, es una denuncia contra quien resulte responsable, porque hay toda una red de corrupción, ahí participó el que falsificó las firmas, el que llevó los documentos de cada persona, quien se prestó para recibir un cheque a una empresa que no existe, es decir, el contralor general del Congreso que visiblemente omitió verificar un procedimiento de entregas de apoyos… es toda una red de corrupción ahí adentro”.

También recomendamos: Congreso, a punto de perdonar irregularidades financieras a los 58 municipios de SLP

Nota Anterior

Juez deja en libertad bajo fianza a expresidente de Guatemala

Siguiente Nota

#MásApoyosFake | Tekmol vuelve a las andadas