#4 TiemposColumna de Jorge Ramírez PardoDestacadas

Si el poeta eres tú, somos poetas | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Enredarte

Polvo y lluvia/ diluyen mi piel/ para dar paso/ a continentes ilegibles. / Para mí ya nada existe (…)
“Camino”, Alfonso Badillo Dimas


Hace un año y dos meses, era octubre de lunas resplandecientes. Para Mexquitic y sus comunidades, el día fue luminoso y afectivo. Se tiñeron de fiesta y vistieron de canto, baile, justas deportivas y música, en torno al Colegio de Bachilleres, plantel 18, durante la celebración de su 30 aniversario. Asistieron al festejo conmemorativo, el alumnado con atuendo de gala, padres de familia, autoridades municipales, exalumn@s y exdirector@s del plantel. La notable ausente fue la directora general de Cobach en el Estado, Marianela Villanueva. Su agenda no le alcanzó para cubrir esa celebración. Para el hubiera inexistente, pudo ser invitada de honor. No se pueden recomponer el tiempo, pero sí, con voluntad e inteligencia, actitudes e intenciones. ¿Será?



… las libélulas bailan/ al ritmo de la marimba/ y espigadas garzas alcatraces/ azoran a los peces**

La Orquesta consignó entonces, en torno a la celebración:

“Las actividades de este plantel inciden de manera notable en la población, en sus comunidades y generan verdaderas posibilidades de ascendente en sus alumnos.
En la alocución de Alfonso Badillo Dimas, director de ese Cobach 18 quedó dicho: “Este plantel me sorprende…, he recorrido 13 Cobach potosinos en mi historia laboral. Varias situaciones me parecen muy significativas. Primero, la limpieza de la escuela: no hay un solo graffiti dentro de la institución y eso se debe, en gran medida, a los valores de los jóvenes, un 95% proceden de comunidades rurales de Mexquitic, esa educación y respeto que traen de la casa se refleja también en la escuela.
“El papá de un alumno me dijo hace unos días: “Yo no sé leer ni escribir, pero mando a mi hijo a la escuela para que sea mejor que yo, por eso lo mando al Cobach”.

 

Efímeras y sinuosas huellas/ quedaban a su paso/ al amparo/ de una noche de mayo

Alfonso Badillo, con varios libros publicados, tiene ascendente entre la comunidad literaria potosina y latinoamericana, y la comunidad magisterial en los Cobach potosinos. A la celebración del 30 aniversario referido, lo acompañó la maestra Yolanda Fajardo, primera directora del plantel. Así evocó el inicio de ese periplo:
“Fue un reto, mover gente, mover mentes, sacudir muchas cosas que eran tradición, religión, era todo lo que estaba contra lo nuevo (…) los muchachos del plantel empezaron a obtener certificaciones y primeros lugares en carreras, en poesía coral, en deportes, ellos no eran un equipo de alumnos, sino unos gladiadores en el campo, llevaban mucho corazón para compensar carencias frente a alumnos de otros colegios que nos llevaban años de ventaja”.

Continúa ese espíritu en el Cobach 18. El alumnado y la mayoría del profesorado se sienten orgullosos de su director escritor/poeta, partícipe recurrente de eventos literarios en los municipios potosinos, el país y el extranjero.

Alfonso Badillo, por cierto, hace un año, impartió un taller para elaboración de papalotes a alumnos de escuela primaria, aportó poemas y actuó para la elaboración del corto “Papalotl”, representante de México en la Cinemateca de Francia para el evento internacional “Le Cinema: cent ans de jeunese”.

 

Ella: Venía de la luna /con sus pies oscuros

Proverbial y nostálgico es el recuerdo de Anacleto Rangel Moreno, como director general fundador del sistema Colegio de Bachilleres en el Estado. Media docena de directores generales le han sucedido y ninguno, ni en lo remoto, se aproxima a su visión, respeto y estímulo, lo mismo para el alumnado, padres de familia y docentes.
Por contraste, la directora general del momento en Cobach, Marianela Villanueva, rompe récord en cuanto al más bajo perfil para el cargo y ajenidad al subsistema estatal educativo referido.

Prueba de ello es lo siguiente: Marianela, luego de anunciar la derogación de la fallida reforma educativa peñanietista de marras, ordenó la aplicación de una evaluación a directores y, sin mostrar resultados, está removiendo a algunos, incluido el escritor/poeta Alfonso Badillo Dimas, pese a haber obtenido, luego de otra evaluación, derecho de permanencia en su cargo y plantel por 4 años. Remoción, por cierto, sin consulta a la comunidad, alumnado y profesorado.
Nunca, por cierto, la señora Villanueva ha visitado el plantel 18.

Los reporteros hacemos preguntas:
¿Es zancadilla para el gobernador Carreras o el secretario de SEGE, Joel Ramírez?
¿La señora Villanueva tuvo algún consenso para llegar al cargo o es evaluada para su permanencia en él?

 


A mi tía/ la mató el dolor/ que le causó el encierro de Miguel Rodríguez.

Parece haber en juego dos sinrazones posibles:
UNA.- Villanueva obedece consignas de más arriba de su jerarquía, y acata, sin chistar, para no poner en riesgo su salario, exhibido hace un par de meses, como superior del presidente Andrés Manuel.

DOS.- El hecho, parece revancha para reivindicar a Amado Vega (renunciado anterior director general de Cobach). Autoritario y negado al diálogo, perdió un laudo contra directores de plantel e impuso la compra de uniformes para un proveedor a modo y no entregó las prendas en su totalidad.
¿Coincidencia? La agrupación Ciudadanos Observando, denuncia compras fantasmas en la Dirección General de Cobach.

 


Los subtítulos de este texto, son fragmentos del poemario La pez, de Alfonso Badillo.

BIO: Jorge Ramírez Pardo, enredarteslp@hotmail.com,  periodista y cinematografista por la UNAM

También lea: El país en vilo, y acá biombo doblemoral | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Nota Anterior

El mundo al revés | Columna de Enrique Domínguez

Siguiente Nota

Congreso de SLP busca facilitar proceso de divorcio incausado