#4 TiemposColumna Emmanuel GallegosDeportes

¡Saquen las carnes! | Columna de Emmanuel Gallegos D.

Gambeta

Dicen que la justicia no existe en el futbol (y obviamente el torneo mexicano no es ajeno a ello) y seguramente es una máxima que aplica sin problemas, sin embargo, para esta final de la Liga MX parece haber una excepción al dicho: los dos mejores equipos (o al menos los más regulares o los primeros dos lugares en la tabla general) serán los que se enfrentarán en el denominado “Clásico Regio” para definir al campeón de la Liga. Mi primera impresión es que será un partido tenso, peleado en medio campo y no vistoso, triste por el poderío que tienen los dos conjuntos.

La columna que está leyendo a continuación tiene la intención de desmenuzar un poco las fortalezas y debilidades de cada equipo, tomando en cuenta lo realizado/mostrado/dejado en estos cuartos y semifinales, y al final dar un pronóstico y “desenmascarar” al campeón.

Tigres

Los dirigidos por el “Tuca” Ferretti comenzaron la liguilla enfrentándose al León. Como lo había predicho en una columna anterior, los guanajuatenses le plantaron cara a Tigres, y lograron empatarle en el global a 1 gol, pasando los del norte únicamente por la posición en la tabla. Tanto poder en medio campo y delantera para avanzar únicamente con un patético empate. Para la ronda siguiente, se enfrentaron al más grande de México en la semifinal: América. Ganando el partido de ida en el Azteca con un penal más que polémico, si bien tuvieron varias oportunidades de gol y lograron maniatar al América, la acción que definió el partido y logró inclinar la balanza fue el invento de pena máxima marcada por Paul Delgadillo. Para el partido de vuelta las Águilas sorprendieron y presionaron desde la salida a Tigres durante el primer tiempo, Tigres tuvo al menos tres oportunidades de marcar, pero no tuvo el control del balón ni del partido, una lástima que las Águilas no tuvieran ni la menor idea de cómo definir, porque no sabían cómo atacar. Llegaron las expulsiones y Tigres ya pudo controlar el partido, nuevamente situaciones ajenas a su desempeño fueron las que marcaron el rumbo. Ojo, no digo que no tuvieran oportunidades y de cierta forma fueran superiores, pero no fue sino hasta que el América echó todo a perder, que Tigres nuevamente impuso condiciones.

Sin duda el equipo que tiene es espectacular, el plantel más completo del futbol mexicano, con un director técnico capaz y ganador, pero que controla a veces demasiado a sus jugadores y no los deja explotar. Para su mal es un equipo soberbio que piensa que únicamente por tener tanto poder va a ganar los partidos, y con el rival que tiene, le pasará factura.

Monterrey

Por su parte, los Rayados enfrentaron en cuartos de final a los Zorros del Atlas. Siendo los primeros en la general se esperaba que los superaran fácilmente, y así fue. 2 goles a 1 en el partido de ida y 4-1 en el partido de vuelta, los regios marcaron 6 goles y fueron claramente superiores; con Pabón, Funes Mori, Avilés, Sánchez y Cardozo en perfecta sintonía. Para las semifinales se verían la cara con el Monarcas Morelia, equipo que me sorprendió y eliminó a los Diablos Rojos del Toluca en el año de su centenario. El partido en el Morelos fue de ida y vuelta, Morelia tuvo sus oportunidades y Monterrey también (y casualmente como en varios partidos de esta liguilla) un penal fue el que le dio la oportunidad a “La Pandilla” de ponerse al frente y llevarse la ida. Para la vuelta, Monterrey dio cátedra de su poderío y le pasó encima a Morelia 4 goles a cero. Funes Mori ha sido la figura del equipo al anotar 6 goles en lo que va de la Liguilla.

“El Turco” tiene un estilo similar al del Tuca, pero menos controlador y temeroso. Cuenta con el segundo plantel más fuerte de la liga, combina jugadores de experiencia con jugadores jóvenes que se complementan y hacen un plantel de temer. Honestamente no le he visto debilidades al equipo.
Pronóstico de campeón: Monterrey. Un equipo alejado de la soberbia y la confianza excesiva, goleó a todos los que se enfrentó durante la liguilla y fue el líder del torneo regular. Una combinación casi perfecta entre equipo ofensivo y defensivo.

@Emmanuelcoatl 

También recomendamos: Ganó el más grande… | Columna de Emmanuel Gallegos D.

Nota Anterior

Dieciocho Corridas de Toros en la Plazuela de San Juan de Dios | Columna de Ricardo García López

Siguiente Nota

Este es el clima para hoy 5 de diciembre en SLP