DeportesTesteando

¡Salud, campeón! | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Testeando

Se acabó la liga, el Rey ha muerto, ¡viva el nuevo Rey! Chivas le quita la corona a Tigres y se convierte en lo que parece ya una tradición de cada 10 años: el equipo de Guadalajara levanta un título de liga, bien ganado, bien jugado.

No quiero discutir sobre jugadas dudosas, sobre premios merecidos o faltas de respeto, hoy quiero honrar en estas líneas a los equipos que han levantado las copas en el mundo. Esos equipos que seguro han hecho vibrar a sus aficionados, jugadores y directivas, sean ricos, pobres, dictadores o democráticos, todos festejan al momento de campeonar. Bendita victoria y gratitud a los rivales que los enfrentaron.

Hoy vale hacer recuentos de los campeones de la 2016/17. Vamos a recorrer el mundo para conocer a los galardonados. Pero antes, quiero reconocer y felicitar a Chivas de Guadalajara: “el rebaño sagrado” demuestra que 23 jugadores nacionales pueden dar resultados, no solo en la liga, sino también en la copa, y ojo, que están a nada de conseguir el “triplete” nacional, Copa MX, Liga MX y Campeón de Campeones.

Pero viajemos. Vayamos por partes, primero hablemos de casa, de México. Ya tenemos campeones: en la Liga MX el mencionado Chivas, en el Ascenso Lobos BUAP, en la segunda división premier los Coyotes de Tlaxcala y en la de Talentos, Yalmakan FC (Puerto Morelos, Quintana Roo).

Volemos lejos. En España tenemos campeón: Real Madrid pudo recuperar la liga con tan solo 3 puntos de diferencia de Barcelona, quienes pudieron lograr el título de Copa venciendo al Alavés.

Inglaterra le dio el título a Chelsea, 7 puntos de ventaja sobre Tottenham, y los de Stamford Bridge no pudieron dar el doblete porque Arsenal los derrotó en la final de la FA Cup, para quedarse con ella.

También resaltar al campeón de la primera división de Inglaterra, que no es lo mismo que la Liga Premier: ahí tenemos a un viejo conocido, el Newcastle United, quien con este título regresa a pelear en la Premier.

Paulo Dybala y Gonzalo Higuain celebran una gran temporada. Foto: MARCO BERTORELLO/AFP/Getty Images

Juventus dominó (otra vez) en Italia. Liga y copa fueron para “la vecchia signora”, en la liga 4 puntos de diferencia con Roma les dio el campeonato, mientras que en la Coppa Italia, vencieron en la final a Lazio 2-0.

En Alemania, el Bayern Múnich robó la liga. Al final fueron 15 puntos los que lo separaron de su más cercano competidor, el interesante Red Bull Leipzig, mientras que en la copa, Dortmund venció al Frankfurt con todo y Marco Fabián en la cancha.

El país de Gignac coronó la gran temporada de Mónaco, quien con 8 puntos sobre Paris Saint-Germain levantó un nuevo galardón. En la copa, el equipo de París logró vencer a Angers para levantar el trofeo.

En Portugal, Benfica marcó el ritmo de la liga, al final 6 puntos fueron la diferencia entre los campeones y el Porto de varios mexicanos. También Benfica logró obtener el título de copa al vencer al Vitoria de Guimarães 2-1 para completar el doblete.

Jugadores del Olympiakos celebrando un triunfo más. Foto: STRINGER/AFP/Getty Images)

En Grecia nuevamente el campeón es el equipo de Olympiakos que ha dominado implacablemente esta liga en los últimos 21 años, donde solo ha perdido dos veces la liga (2003-04 y 2009-10) frente al Panathinaikos.

En Turquía, Besiktas logra el bicampeonato aún con un partido por jugarse, ya que supera al Estambul Basaksehir por cuatro puntos.

Así las ligas más importantes de Europa. Ahora hagamos un rápido recorrido por varias latitudes que ya vieron campeonar a algún equipo. En Sudáfrica, el Bidvest Wits; en Rusia, el Spartak Moscow; en Bélgica, RSC Anderlecht; en Escocia, Celtic; en Chile, la Universidad de Chile; en Honduras, el Motagua; en Guatemala, el Municipal (por cierto resaltar el campeonato de goleo del mexicano Agustín Herrera Osuna con el Antigua GFC); en El Salvador, el Santa Tecla; en Panamá el Tauro FC y en Suiza el equipo de Basilea.

Aún quedan algunos campeonatos por definirse, como los sudamericanos, y algunos otros que les falta mucho, como en Brasil o en Estados Unidos, sin embargo, honor a los campeones, ya que el trabajo de un torneo se ve recompensado con la obtención de un título, un galardón que todos buscan pero solo uno logrará.

Así que, ¡salud campeones! Y que el éxito de hoy, sea el reflejo de un futuro mejor.

En las buenas, en las malas y en las rojiblancas

Cuando yo me enamoré del futbol, fue de algo que ya no existe, el Atlético Potosino. Mi papá me llevó al estadio, fue un Potosino vs América, la realidad es que no le puse atención al juego, era un niño.

Pasó el tiempo, allá en los ya lejanos años 80, mi papá me enseñó a querer y apasionarme con el equipo celeste, yo no entendía mucho de futbol, me parecía hasta irrelevante, pero aprendí a querer a un equipo, a decir con gusto y orgullo que yo le iba al Potosino.

En los noventa, me apasionó el futbol, el equipo que me tocó vivir intensamente fue el Real San Luis, jugábamos de blanco y azul, pero yo prefería siempre la camisa blanca. Ahí fue cuando me ganó el equipo, mi San Luis. Luego vinieron todos los cambios de equipo, nombre, dueño, mote y jugadores. Terminamos siendo auriazules. Ese, el San Luis FC, fue el de las glorias, ningún equipo tan grande como ese hemos tenido. Y ahí, fiel a  mi equipo, lloré descensos y festejé (vestido de blanco) la salvación en 2006.

Hoy me presentan un nuevo proyecto, uno que ha olvidado (al parecer) los colores auriazules, hoy me cambian la identidad del equipo que amo, y me pregunto, ¿dejaré de sentir algo por el futbol potosino? Mi respuesta es contundente: no. Soy de San Luis, amo el futbol, soy un romántico de las tradiciones, pero antes que otra cosa soy un simple aficionado y tengo todo el derecho de estar o no, cada quien elige, yo hoy decido estar.

Somos la banda loca del San Luis.

Vamos a volver.

@Nefrox

También recomendamos: Las cuatro esquinas | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Nota Anterior

Tri cayó al puesto 17 en último ranking FIFA

Siguiente Nota

La guerra de los colores | Columna de Adrián Ibelles