DeportesRusia 2018

#Rusia2018 | Messi debe retirarse de la selección argentina

El “10” sufre por un examen que es imposible de pasar

Por: Carlos López Medrano

 

@Bigmaud

 

Pase lo que pase en el resto del Mundial, aun si consiguiera llevarse la copa, Lionel Messi debe retirarse de la Selección Argentina. Lo ocurrido en Rusia 2018 es la consolidación de un desastre, una generación perdida para los albicelestes que llevan cerca de 25 años a la deriva, pese a que sus individualidades han deslumbrado a nivel de clubes.

Messi ha dado frutos para su selección. En buena parte sus aportaciones lograron la clasificación agónica de Argentina a la Copa del Mundo. Y gracias a él su país llegó a la final contra Alemania en Brasil 2014. Pero de cualquier forma  debe dar un paso al costado y no mirar atrás. Tristemente la gran hombrada no va a llegar. Argentina no puede seguir dependiendo de un genio redentor para consolidarse. La sombra de Maradona es alargada y ha sido nociva para la concepción que Argentina tiene del gran futbolista.

Al lado de Messi sus compañeros son parcos, tiritan, viven a la espera de la pincelada del 10. Es imposible sobrevivir así. Depender eternamente de una anomalía irrepetible como la que significa que uno de los tuyos tome el balón, burle medio equipo contrario y meta un gol cayéndose. Las manos de Dios llegan una vez cada cien años y quien siga esperando que todo un proyecto se sustente en algo así solo tendrá frustraciones.

Se necesita renovar la chispa. Tener a jugadores con hambre que como conjunto hagan las veces de un ejército. Sin ningún comodín. De ahí surgen las auténticas gestas.

Es vital que Argentina replantee su proyecto a fondo. Adiós a Di María, Agüero, Higuaín, Mascherano y muchos otros, empezando con la mayor de las figuras. Es tiempo para los jóvenes y acaso de volver a las alternativas locales. Cuatro técnicos en cuatro años hacen pensar que el drama argentino va más allá de la pizarra.

El futbol ha bendecido a Messi de la misma forma en que lo ha condenado. Lo ha ganado casi todo. Pero ese casi es un universo de crítica, especulación y detrimento para todos sus detractores. El juicio de la historia es inclemente. El hecho de no ganar un Mundial ni una Copa América siempre será un argumento para todos aquellos que por motivos pasionales decidan no verlo por encima de Pelé, Maradona, Zidane,  Beckenbauer o Platini.

Messi debe retirarse para adquirir una medalla que le urge: la de ser echado  de menos. Es probable que gane más enteros así, cuando el barco de desplome por completo y la afición reflexione sobre el portento que se fue.

De seguir, sufrirá el infierno del escrutinio constante. Un examen que es imposible de pasar. Aunque juegue de 10, nunca tendrá la M de Maradona en la boleta. Y tampoco se le puede sobreproteger. Quien aspira a ser un histórico se tiene que bancar la adversidad, el escarnio. Es evidente que Messi  lo tiene todo en materia de futbol, pero es cierto que también hay un elemento  le falta. Ese extra que solo se mira en los Mundiales.

 

Como dicen sus compatriotas: Messi, ya fue.

Nota Anterior

Seré defensora de los derechos de los niños: Cecilia González

Siguiente Nota

Instalarán paneles solares a comunidades aisladas en SLP