#4 TiemposDeportesRudeza necesariaRusia 2018

#Rusia2018 | Dos ataques providenciales | Columna de El Mojado

Rudeza necesaria

El primero de los encuentros de hoy en la Copa del Mundo enfrenta a dos visiones distintas del futbol: Uruguay, la histórica y aún actual garra charrúa; contra el juego frontal y de pura explosión de Francia.

Uruguay, otra vez al mando del histórico Óscar Washington Tabárez, muestra esa fiereza en el juego que han mantenido desde siempre. Pero la garra charrúa impide ver más allá. Uruguay no es solo entrega. De hecho, esta generación fue renovada por nuevos jugadores en el centro del campo, como Bentancur, Vecino o Laxalt, con mucha más calidad que jugadores que ocuparon ese puesto, como Egidio Arévalo, Nicolás Lodeiro y Walter Gargano.

La defensa uruguaya es absoluta entrega y mucha fuerza para meter la pierna. Está encabezada por el eterno Diego Godín, pero tiene también al veterano Martín Cáceres y a la joya José María Giménez.

Arriba, en la delantera, Uruguay tiene a dos de los mejores atacantes del planeta, en Luis Suárez y Edinson Cavani. Su potencia en remate se suma a la garra charrúa, que no distingue entre posiciones en la cancha. La entrega tiene que ser total en cada línea.

Cavani y Mbappé celebran junto en su club, el PSG

Para Francia, la juventud de su selección y su explosión a velocidad es una de sus principales armas. Pero no se trata solo de correr rápido, sino de llevar la pelota desde su área hasta la del rival en poco tiempo.

Kylian Mbappé ha reventado en esta Copa del Mundo, justo con lo que se espera de él. Podría decirse que, después de cuatro partidos, es una de las figuras del Mundial, fundamental para dejar a Argentina en el camino.

Antoine Griezmann es uno de los mejores delanteros del planeta desde hace varios años y aunque no vive su mejor momento, siempre es mejor tenerlo de compañero que de rival. Olivier Giroud no es un killer, pero sí un poste que sabe colocar pelotas al alcance de sus dos compañeros de ataque.

Francia tiene además a Paul Pogba, un volante que depende de la inspiración, pero cuando la encuentra es de los más imprevisibles del planeta.

El encuentro de hoy, primero de los cuartos de final, será uno de los más parejos y llamativos de esta fase. Al menos eso se puede pronosticar. Ojalá, el Uruguay contra Francia, la garra charrúa contra la explosión gala, pueda cumplir con ese pronóstico.

@RconRMacuarro

También recomendamos: Diez días, dos polos | Columna de El Mojado

Nota Anterior

En Ecuador, marchan contra orden de arresto al expresidente Correa

Siguiente Nota

Uruguay: la capital del futbol latino | Columna de Arturo Mena “Nefrox”