DeportesRusia 2018

#Rusia2018 | Disciplina y sangre nueva: el Grupo B

Portugal, España, Marruecos e Irán. Un cuadro engañoso

Por Redacción

Después del fiasco ocurrido en Brasil 2014, España vuelve por sus fueros. Sin ser cabeza de serie debido a la decadencia sufrida en la última etapa con Vicente del Bosque como timonel, la Roja vuelve como favorita gracias a la renovación de la escuadra. Elementos de primer nivel como Iago Aspas, Isco Alarcón, Koke y Marco Asensio reforzarán a otros jugadores de larga experiencia internacional. A priori son candidatos serios para llevarse el Mundial, pero habrá que ver si Lopetegui da el paso definitivo en su carrera como director técnico consiguiendo su primer trofeo con la selección mayor.

Portugal, por otra parte se trata de una incógnita. Sus jugadores deambulan entre momentos de franca medianía con puntos álgidos como el que les ayudó a alzarse con la Eurocopa de 2016. No siempre lucen y no despiertan demasiada emociones, sin embargo en el pasado ya han demostrado su capacidad para sobreponerse a pronósticos y dar verdaderas campanadas. Cristiano Ronaldo llegará con el orgullo picado en la búsqueda de más argumentos para obtener un nuevo Balón de Oro. Estará en manos de sus compañeros ver qué tanto cooperan con su causa personal y ver si ella beneficia al colectivo.

Varios peldaños por debajo se encuentran las selecciones de Marruecos e Irán. Pocos apuestan a que puedan arrebatarle los dos primeros lugares a España y Portugal para así clasificar a la siguiente ronda, no obstante son equipos disciplinados que podrían causarle algún trago amargo a las selecciones ibéricas e influir en la forma en que se configuran los cruces. Marruecos en particular podría ser un caballo negro en este grupo. El combinado africano clasificó al Mundial sin haber perdido un solo encuentro y se impuso sobre conjuntos poderosos como Malí y Costa de Marfil. No se debe descartar una posible sorpresa y que pueda arañar un segundo puesto que los instale directo en octavos.

Irán es otro equipo disciplinado, más complicado de lo que por nombre podría parecer. Se trató de la segunda selección en clasificarse a Rusia 2018, solo después de Brasil, una proeza lograda a través de una eliminatoria donde salieron invictos y donde con autoridad se posicionaron por encima de escuadras como Corea del Sur. Los dirige, por cierto, un técnico de élite, el portugués Carlos Queiroz. Su larga trayectoria podría poner en aprietos al resto de los rivales.

En primera instancia el grupo B tiene claros favoritos. Sin embargo, el panorama resulta engañoso y podría ofrecer alguno de los mayores asombros de esta justa deportiva.

 

Nota Anterior

“Ciudadanos también viven inseguridad durante las elecciones”: Mendizábal

Siguiente Nota

#QuéIronía | Vocero de seguridad ignora cifra de homicidios en SLP