#4 Tiempos

Riesgo tóxico | Editorial de La Orquesta

Editorial

La noche de este jueves recibimos información muy delicada a nuestra redacción. Quizás la más delicada desde que este medio se conformó. Se trata de un caso que, de confirmarse, pone en riesgo la salud de 116 personas con discapacidad en la comunidad de Maravillas en San Luis Potosí.

De acuerdo a información que tenemos y de la que incluso existen fotos, el martes pasado salieron desde la sede del DIF municipal 116 dosis de Toxina Botulínica, sustancia que se usa para tratar, entre otros, padecimientos motrices en personas con discapacidad.

Dicha sustancia salió del DIF municipal bajo el resguardo de una nueva funcionaria que, antes de recibir su nuevo encargo, se desempeñaba como traductora de lenguas indígenas en el Consejo Estatal Electoral de San Luis Potosí y que hoy, al parecer, cumple la función de enlace en el DIF municipal.

De acuerdo a docenas de publicaciones médicas consultadas, la Toxina Botulínica requiere, en todas sus presentaciones y en las dos de las marcas autorizadas para su comercialización, una permanente refrigeración y hasta una cadena de custodia que se le denomina “Cadena de frío”.

Esta “Cadena de frío” fue rota, presuntamente, por la nueva funcionaria y trasladada por un supervisor que pudo ser fotografiado sacando la sustancia con el refrigerador desconectado y transportadas hacia la comunidad de Maravillas en un automóvil particular que no contaba con las medidas indispensables para el cuidado de dicha toxina.

A pesar de las advertencias del laboratorio IPSEN (especializado en estos tratamientos) al llegar a la comunidad, el compuesto se aplicó al menos a 20 pacientes con discapacidad.

De tres especialistas médicos consultados por este medio, los tres coincidieron con las advertencias de su aplicación luego de estar en riesgo de contaminación o incluso de estar echado a perder.

“Puede que solamente pierda su eficacia, pero en el peor de los casos puede causar una reacción generalizada grave, como si fuera una alergia severa, lo que llamamos anafilaxia que sería aguda en minutos, o un Steven-Johnson con ampollas por toda la piel así como si fueran quemaduras que sería aguda en días”

La autoridad municipal fue advertida de este tema, pero no se recibió respuesta.

El tratamiento inadecuado de la sustancia pone en riesgo al menos a 116 personas de escasos recursos y con discapacidad.

No se trata de un asunto político. No se trata de exhibir a un nuevo gobierno. Se trata de salvaguardar la salud de los más desprotegidos que no tienen culpa de la inexperiencia, descuido o ignorancia en los procedimientos de resguardo de una sustancia tan delicada.

En LaOrquesta.MX seguiremos investigando a fondo, como siempre lo hacemos, este tema. Siempre siendo responsables de lo que afirmamos basados en la ética, el profesionalismo y la metodología periodística.

Seguiremos informando.

También lea: Buscan evitar corrupción en la Dirección de Comercio del Ayuntamiento en SLP

Nota Anterior

Nepotismo potosino en el Poder Judicial de la Federación

Siguiente Nota

AMLO “quiere ser el dictador de México”: Vera Fábregat