DeportesRudeza necesaria

Ricardo vs Ricardo (II). Columna de El Mojado

RUDEZA NECESARIA.

  • Los técnicos de la final, frente a frente.

La final de esta semana tal vez sea el duelo entre los entrenadores más influyentes en la liga mexicana durante este siglo. El Tigres vs América, más allá de la serie por el título, tiene el enfrentamiento entre Ricardo y Ricardo, técnicos extranjeros formados en México, en donde han centrado su carrera.

Aunque sus similitudes son muchas como para decir que La Volpe y Ferreti están en las antípodas, sus diferencias muestran dos caras distintas de futbol.

A Ferreti, el técnico de los Tigres, se le ha acusado siempre de practicar un juego mezquino, defensivo, que se conforma con un gol de ventaja para encerrarse alrededor de su portería inmediatamente después de anotarlo.

Leer más: (Ricardo vs Ricardo. Columna de El Mojado)

La realidad es distinta, pues aunque eso ha pasado en muchas ocasiones con sus clubes, también existen ejemplos de equipos dirigidos por Ferreti que han destacado por su velocidad y búsqueda de ataque, como sus Chivas campeonas en 97 o sus Tigres de 2011.

De La Volpe, en cambio, se reconoce su gusto por mantener la posesión del balón y sus equipos ofensivos, como ha hecho con Atlas, Toluca y la Selección nacional.

Sin embargo, la actualidad de La Volpe es otra: su América dista del juego espectacular, aunque sí es efectivo. Lejos del futbol que le dio sus éxitos, pero también los recientes diez años de fracasos, Ricardo La Volpe tiene al América instalado en la final con un equipo que defiende bien y ataca solo lo justo.

Leer más: (La escuela del Tuca. Columna de El Mojado)

Sus estilos, antes contrastantes, también han generado un contraste en la forma de tratar a ambos entrenadores. Mientras que a El Tuca no se le reconocen alumnos, a La Volpe se le califica como el líder de la “escuela lavolpista”, que ha dado técnicos como José Guadalupe Cruz, Miguel Herrera, Rubén Omar Romano o Wilson Graniolatti.

Pese a la influencia de La Volpe, a últimas fechas, distintos periodistas -tal vez más en busca de la polémica que de la verdad- han intentado sobajar la figura del Bigotón, llamándolo “mito”. La realidad es que no puede negarse su influencia en el futbol mexicano, quien lo haga está negando también una de las mejores épocas para ese deporte en nuestro país.

El lugar en la historia de ambos Ricardos, Ferreti y La Volpe está asegurada. Hoy comienzan su camino al Olimpo.

Otras columnas de El Mojado.

Previous post

Aumenta a 35 el número de víctimas por explosión en Tultepec

Next post

Obras de Conagua beneficiaron a 47 comunidades de la huasteca en 2016