#4 TiemposColumna de Xalbador García

Reinvenciones de Eugenio A. Angulo | Columna de Xalbador García

Vientre de cabra

Este texto apareció originalmente en vientredecabra.wordpress.com

Para Eugenio A. Angulo la literatura es el eterno diálogo que cantaban los trovadores medievales y que en el Libro del buen amor, del Arcipreste de Hita, alcanza a uno de sus máximos exponentes cuando expresa:

Qualquier omne que loya, si bien trobar sopiere,

más á í a añedir e emendar, si quisiere;

ande de mano en mano a quienquier que.l pidiere,

como pella a las dueñas, tómelo quien podiere

De nadie es la palabra porque todos formamos parte de ella. Hay que saber cultivarla para entrar en la charla que empezó a tejerse desde que se escuchó El Verbo entre las tinieblas. Así lo lleva a cabo el poeta cubano en su libro Reinvenciones (Betania, 2014, Madrid), donde cada uno de los versos van encaminados a dialogar con las obras y los autores que nutren su propuesta artística.

Autor de Dudad del idioma español (Editorial América, 1987) y Voces que dictan (Betania, 2003), en Reivenciones Angulo vuelca sus pasiones literarias, y también su esencia de catedrático, sobre la hoja en blanco. Sus versos no sólo remiten a los escritores que lo han acompañado a lo largo de su vida como lector, sino que también abogan por establecer un intercambio de ideas, un fluir entre las voces que se encuentran en el poema.

Vasos comunicantes entre discursos, los textos de Angulo exploran diversos tonos que van de la melancolía a un suave matiz sardónico y del ambiente místico a la intimidad del erotismo. Así el paradigma al que se ligan los poemas de Reivenciones muchas veces se vuelve presencia, exige su espacio y establece una comunión con las nuevas palabras que han sido traídas al nuevo libro, como sucede con el poema “Concesiones (replicando a Borges)”, que abre el volumen:

Concedo que la poesía es la forma más profunda de la

racionalidad, pero estoy convencido de que transparenta mi

más profunda irracionalidad.

Concedo que la filosofía es auténtica si se presenta como

perplejidad, pero estoy convencido de que sólo me asombra

su auténtica impasibilidad.

Concedo que pensar es conjeturar, pero estoy convencido

de que, en poesía, el pensamiento rebasa las perplejidades

de mi conjeturable racionalidad.

Escribe Angulo: “Para bien y para mal, la historia siempre se reescribe”. Y nuevamente el intercambio de ideas se da, en este caso con el epígrafe de Octavio Paz que acompaña el poema “Reflexión histórica”. Es así como el cubano va sembrando referencias en su libro y eso es lo que hace del poemario un enorme campo literario donde lo dicho resuena otra vez, como en un eterno regreso para reescribir la historia.

La historia literaria que siempre es cíclica y eterna y finita a la vez. Ese inmenso diálogo universal que una y otra vez se presenta porque, como lo definía Leopoldo María Panero, “otra vez será la misma luna y el mismo sol, y otra vez será Góngora en Lezama Lima”, y que Macedonio Fernández explicaba el fenómeno debido a que el mundo había nacido antiguo. Ese es el diálogo al que se acoge Reinvenciones de Eugenio A. Angulo.

El volumen va acompañado de viñetas dibujadas por Gustavo E. Novo que hacen las veces de acompañamiento del significado fuera de la palabra. Un significado que explora también otras cartografías, sobre todo un espacio filosófico que en los poemas de Angulo exige su espacio. Preguntas buscando respuestas, respuestas intentando satisfacer a la pregunta. ¿Qué poeta no es un pensador de la vida?

Reinvenciones muestra una voz en comunión con otras voces, mientras lleva a cabo una exploración del ser humano. Se trata de un libro donde Eugenio A. Angulo nos invita a escuchar una voz mestiza, resultado de otras voces, que finalmente se decanta en la individualidad más íntima.

También recomendamos: Héroes ignorados | Columna de Xalbador García

Nota Anterior

Hay que confiar en Rafa Márquez | Columna de Héctor Morán

Siguiente Nota

Sistemático | Columna de Silverio Marín