#4 TiemposColumna de Enrique Domínguez Gutiérrez

Reflexiones y precisiones de un Nuevo Gobierno | Columna de Enrique Domínguez

Cuentas claras

 

México es un país con 2 millones de kilómetros cuadrados, hay un su territorio más de 127 millones de personas, con un padrón electoral aproximado de 90 millones, de los cuales ejercieron su derecho a voto 60 millones; 30 millones de ellos dieron legitimidad al hoy presidente electo. Hablar que 70 millones de mexicanos no están con él es un descrédito visceral y necio de aquellos que no votaron por él, la representación dio un margen mayor del 53 por ciento. Lo que resulta un presidente electo de manera legítima.

Mucho se habla de quienes votaron por AMLO; resulta más que claro y de acuerdo a la encuesta realizada por Parametría y publicada en varios medios, entre ellos AltoNivel donde se expresa que la población mejor dotada en estudios y mayores ingresos es quien ejerció su voto a favor de él.

No llega hasta ahí tal aseveración, los márgenes de popularidad han ido en aumento, según la encuesta publicada en ADNPolítico, el 71% aprueba su trabajo, mientras que el 12% lo critica.

Hay temas que han entrado a discusión, como lo ha sido la incorporación de Manuel Bartlett Díaz al gabinete como director de la CFE, desarrollar el tren maya y someter a plebiscito la construcción del NAICM. Hay ataques persistentes con la liberación de la prisión domiciliaria de Elba Esther Gordillo, la futura liberación de Javier Duarte y otras situaciones que vengan en breve, achacando mediáticamente la culpabilidad al actual presidente electo.

Cabe preguntar ahora, ¿qué se ha hecho para la aprehensión de César Duarte, de Emilio Lozoya, de Humberto Moreira y demás gobernantes?

Otro tema polémico es desechar la reforma educativa por carecer de los ingredientes esenciales como haber hecho una consulta de maestros y padres de familia, y enfocándose más a una reforma laboral.

Cabe destacar la siguiente reflexión:

En un país donde se acribilla a diestra y siniestra, donde un inocente ante el error de mandos milicianos o la misma policía son llamados “presuntos delincuentes”, donde un repartidor ladrón de chocorroles es dilapidado y satanizado hasta el cansancio, donde la sociedad juzga de manera energúmena sin ver los alcances de asesinato moral puede acarrear a una persona, donde impera la crítica con sustentos imaginarios para denostar a los demás. Cuando un policía para el “no demerito” de una institución con nula credibilidad es llamado Ex agente. Donde impera la impunidad. La cobardía se hace presente de cualquier manera en todos sus colores y sabores, nos hemos convertido en jueces y verdugos y queriendo establecer nuestras posiciones por encima de los demás.

Reitero: México es un país donde se contrata al personal, se maneja una doble contabilidad, otorgando el salario mínimo y pagando de manera nada ortodoxa el restante sin comprobantes de pago, eso demerita la labor del trabajador y no establece un sustento para poder a formar un ahorro real para su jubilación y prescindir de un mayor ingreso en su retiro.

Gobernadores que se oponen a ser controlados por un delegado para evitar con ello ser restringidos en sus poderes habituales dando la posibilidad de ser intocables. Un cómico llamado “El bronco” quien amenazó salir de la federación, es decir, buscar la independencia de Nuevo León como integrante de los Estados Unidos Mexicanos, un personaje que genera risa con sus métodos medievales como el “moche de manos” o pedir que se le otorgue a Nuevo león el mismo porcentaje de lo que aporta a la federación. No olvidemos que Nuevo León si bien, ha crecido, no lo ha hecho de acuerdo a la media nacional, de hecho, está por debajo, según INEGI.

Más alarmante resulta ver al séquito de personas que solo asiente y no actúa de manera propia, se deja influenciar y se queda con lo primero que observa o que le dicen. Cuando hay un gesto de curiosidad si acaso solicitan que se les informe y se les diga, sin que ellos asuman el control de sus propios pensamientos. La investigación debe de ser establecida por nosotros, eso nos forja el criterio y nos hace emitir cuestionamientos.

En nuestro país, es de hacer notar que solo el 4.5 por ciento gana más de 5 salarios mínimos, eso es, ya de por sí una cifra nada alentadora, que nos hace estar en una realidad que no todos pueden ver. Añado, como lo he señalado antes, la realidad no está en el círculo de amigos o conocidos cercanos, ese no es México, México es un territorio enorme que tiene área sin servicios sin educación sin energía eléctrica y sin internet, no todos tienen Facebook, Twitter o pueden ver canales de paga, ni mucho menos Netflix, tampoco tienen acceso pronto a salud y a servicios básicos. Eso es relevante y tiene que darnos una idea de lo que padecemos.

 

Fuentes:

https://adnpolitico.com/presidencia/2018/08/24/amlo-mayor-nivel-de-aprobacion-tres-ultimos-presidentes

http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/cn/pibe/default.aspx

 

Nota Anterior

La remarcable del subrayado | Columna de Carlos López Medrano

Siguiente Nota

3 heridos y un muerto tras enfrentamiento entre policías y civiles en Rioverde