#4 TiemposColumna de Israel MirandaDeportes

Ramos, con la calidad que tienes, no deberías jugar así… | Columna de Israel Miranda

Siempre Futbol

Durante la jornada de Champions League, el Real Madrid ganó su compromiso 5-0 al equipo checo, Viktoria Pilsen. Sin embargo, con el marcador aún cero a cero, se presentó una jugada que deja mal parado (de nueva cuenta) a Sergio Ramos, ya que al minuto 12 el capitán merengue le dio un codazo en la cara al jugador Milan Havel.

Fue una agresión que dejó lastimado a Havel y en la que el colegiado pudo haber mostrado la tarjeta roja a Ramos, pero ni siquiera se marcó falta. Es verdad que la jugada es muy rápida y que posiblemente el árbitro no observaba la zona en donde se produjo el golpe, seguro que si en la Champions ya hubiera VAR, el zaguero se hubiera ido expulsado.

Al finalizar el encuentro, Sergio Ramos declaró que: “No hay intención ni mucho menos de hacer daño a un compañero. He ido a hablar con él tras el partido, pero no estaba y le he puesto un mensaje”.

Está claro que la intención solo la conoce el jugador y nadie más, y espero de verdad que solo haya sido “una acción fortuita” como la describió él.

El problema surge cuando nos remontamos al pasado de Sergio y vemos su historial. Sin ir muy lejos, en la pasada final de Champions, en la que se enfrentaron Real Madrid contra Liverpool, el merengue fue muy criticado por la manera en que sujetó a Salah y la forma en que este último salió lesionado tras esa jugada.

Posteriormente, en el mismo encuentro, hay una acción en la que se aprecia como “golpea” a Karius, el portero de los Reds en aquella final. Pero en ninguna de las dos jugadas fue castigado el central.

Es aquí donde me gustaría reflexionar sobre estos incidentes que ha tenido el capitán del Real Madrid. Consideró que con la calidad que tiene, este tipo de acciones salen sobrando.

Sergio Ramos, hablando dentro de la cancha, es uno de los jugadores más comprometidos con su equipo y con la Selección Española que he visto, y que en los momentos más difíciles nunca se esconde, por el contrario, se crece.

Lo que hace fuera del campo, es otro tema, sus declaraciones habrá a quienes les parezca y a quienes no, pero como jugador de futbol, ha demostrado un potencial tremendo. Sin embargo, en su carrera tiene esos “asteriscos” que empeñan su actuar.

Jugadas como la de hoy pueden tener más impacto en redes sociales y medios de comunicación que la propia goleada del equipo blanco, y eso no es positivo para el futbol, porque se deja de lado el Fair Play.

En diciembre del 2017, Ramos se convirtió en el jugador más expulsado en la historia de Liga de España, con 19 tarjetas rojas en 416 partidos. Esta estadística demuestra que más allá de jugadas “fortuitas” la conducta de Sergio no siempre es la indicada.

En lo personal, me parece una lástima este tipo de acciones en un jugador de su clase, porque con las habilidades y capacidades que tiene, no necesita esa rudeza y esas “mañas” que a veces demuestra contra los rivales.

Hoy tocó hablar de Sergio Ramos, pero así como él, hay más jugadores que se han caracterizado por acciones parecidas, cuando con la calidad que tienen, deberían centrarse solo en el buen espectáculo del futbol.

 

Twitter: @Israel_Oziel

 

También lee: A veces ganar no es lo mejor… | Columna de Israel Miranda

Nota Anterior

Así amanece el precio del dólar hoy 9 de noviembre en SLP

Siguiente Nota

6 policías resultaron lesionados tras linchamiento a maestro en Milpillas