#4 TiemposDestacadasTercera Llamada

Radiografía de las campañas (Segunda parte) | Columna de Jorge Saldaña

Tercera llamada

Culto Público, como prometí en la entrega de ayer, seguiremos analizando las campañas locales, específicamente las de la presidencia municipal en cuanto al discurso, impacto en redes, medios que los apoyan y otros elementos que juegan a favor y en contra de los aspirantes a gobernar nuestra ciudad durante los próximos tres años.

Por irnos en estricto orden alfabético, ayer tocó a Alex García del partido Verde y Cecilia González del PRI, Panal y Conciencia Popular.

Aquí le comparto el link por si se la perdió: http://laorquesta.mx/radiografia-de-las-campanas-primera-parte-columna-de-jorge-saldana/

Entrando en materia, hoy toca revisar la candidatura de Leonel Serrato, aspirante a alcalde por Morena, Partido del Trabajo y Partido Encuentro Social.

Leonel Serrato es un discurso por sí mismo. Su historia de activismo cívico y crítica social han construido al que hoy es candidato, pero que en realidad nunca ha estado alejado de la vida pública.

Su discurso es fundamentalmente navista, articulado a partir del reclamo histórico que todo mexicano tiene impregnado desde la conquista: “Derrocar a los caciques”. En este caso, para la narrativa de Leonel los caciques son ni más ni menos que los Gallardo, a quienes les dibuja como el origen de todo lo negativo que ocurre en la ciudad, usando sus dotes de bravo orador para convencer a los que le escuchan de que sus argumentos son inatacables, cuando en realidad muchas de sus denuncias deberían de estar dirigidas al Palacio de Gobierno, pero como no es el caso ni la posición que se busca, se enfilan entonces al Palacio Municipal.

“No tengas miedo” es la consigna que usa en su propaganda y es también una invitación a la rebeldía desde el punto de vista de Serrato. Su equipo, comandado por el propio Serrato, se ha dibujado como un hombre valiente, arrojado, sin miedo y dispuesto a todo por “rescatar” a San Luis Potosí.

El líder de Morena y candidato a la presidencia Andrés Manuel López Obrador, junto al candidato a la alcaldía de SLP Leonel Serrato

La arenga del “Ya se van” la comparte con Xavier Nava, nieto del doctor Salvador Nava Martínez, no por casualidad se arropan del mismo discurso de su líder y abuelo respectivamente. Es la promesa de remontar una elección que tienen ambos cuesta arriba, al tiempo que construye una amenaza a lo que ellos consideran hoy “el sistema”.

Nada contra el gobierno del estado, nada contra el PRI (incluso tuvo un guiño para Cecilia González Gordoa en una entrevista con Cristina Alonso para La Orquesta).

No es casual entonces que este discurso esté siendo aprovechado por grupos de poder económico en San Luis que lo apoyan a través de sus medios, como por ejemplo Grupo Mival, que ha sido además la casa editorial de las opiniones de Serrato; canal 7 que dirige el precandidato del gobernador para sucederlo y hoy aspirante al Senado, Luis Mahbub, y Astrolabio, del gran amigo de Serrato, el empresario Miguel Maya Romero que al igual que otros grandes empresarios tiene muchas hectáreas de intereses inmobiliarios al poniente de la ciudad. En La Orquesta lo queremos mucho.

Todo lo que se acerque a un ataque, justificado o no, al gobierno gallardista entonces, dichos medios lo traducen como un mensaje de cambio, uno que conviene a ellos y no precisamente al candidato, pero como dicen por ahí: el capital no tiene partido.

Para terminar por el momento con su discurso, entendido como la construcción de un mensaje unificado del personaje y sus aplicaciones de propaganda, Leonel le está apostando al todo por el todo en un gran momento para él y para el partido que lo abandera. La ola de AMLO está en su mejor momento y eso todos lo saben.

Pero… si bien como se dijo arriba Leonel nunca ha estado del todo alejado de la vida pública, tampoco había incursionado de lleno en la política y él sabe que a partir de que aceptó ser candidato y no activista y crítico, ya no hay marcha atrás. Tendrá que ser un político de verdad de ahora en adelante, y regresar en caso de una derrota a ver los toros desde la barrera no parecería una opción inmediata para el también notario.

Las redes de Leonel son auténticas y aunque no abultadas, el “efecto AMLO” le abre las puertas a un ejército de defensores del candidato presidencial que también se sienten responsables de cuidar al candidato Serrato.

En propuestas Leonel también queda a deber. En su página de internet destaca seis ejes generales de seguridad, movilidad, gobierno honesto y transparente, servicios públicos eficientes, gobierno en línea y medio ambiente, sin embargo son propuestas muy generales, redactadas al estilo “impulsaremos políticas que permitan guiar a los jóvenes susceptibles de caer en la delincuencia…” etcétera, pero en ninguna dice los “cómos”.

Si acaso de manera concreta se compromete a propiciar el uso de la bicicleta, simplificación de los trámites municipales con una plataforma en línea, y la construcción de un hospital de mascotas. El resto son lineamientos que no dejan claro el rumbo de su ejecución y sus objetivos.

A favor Leonel Serrato tiene a Andrés Manuel López Obrador y eso es más que suficiente por el momento, aunque hay que decir que la “ola AMLO” no está arrastrando a todos los candidatos de Morena, Leonel es uno de los que sí han conectado con los seguidores del tabasqueño y se nota su crecimiento.

También tiene su trayectoria, su postura crítica que nunca ha intercambiado, su honestidad y la congruencia con la que se ha conducido incluso saliendo de los gobiernos que lo han invitado a trabajar, como el de Toranzo, cuando no estuvo de acuerdo en la forma en que se estaban haciendo las cosas.

No creemos todavía en encuestas, sin embargo se sabe que ya le lleva ventaja al postulante del PAN, Xavier Nava.

En contra Leonel tiene una anécdota poco conocida, y es que en el 2012 intentó ser el candidato a la alcaldía capitalina por el PRD, sí, justamente por el partido que hoy critica. También le juega en contra la falta de infraestructura y de dinero. Su estrategia de tierra no alcanza para convencer a todos los ciudadanos que le gustaría, se está concentrando en realizar visitas domiciliarias, atender invitaciones de universidades, recorridos en mercados y la movilización del día de la elección dependerá de Morena, lo que no le garantiza que pueda obtener en automático los “votos en cascada” sin que tenga a su propia gente.

Caray, una vez más, se me terminó en el espacio, pero para mañana le prometo la radiografía de Ricardo Gallardo y Xavier Nava.

Sus observaciones y sugerencias siempre son bienvenidas.

Hasta mañana.

 

@jfsh007

jfsh007@gmail.com

También recomendamos: Radiografía de las campañas (Primera parte) | Columna de Jorge Saldaña

Nota Anterior

#Altiplano | Una escuela de Salinas carece de baños; presidencia municipal se desentiende

Siguiente Nota

Estados Unidos impuso aranceles al acero y al aluminio mexicano