#4 TiemposColumna de Óscar Esquivel

Raciocinio televisivo, así nos fue | Columna de Óscar Esquivel

Desafinando

 Cabeza contra entrañas ¿Cuál va mejor?

La cosa es muy despacio, ¿qué es lo que ha petrificado el avance del país?, algunos le llaman inamovilidad gubernamental, otros le dicen impunidad, corrupción, violencia, ineficiencia. Todos tienen razón, pero la “cosa” sigue ahí; promesas incumplidas en campaña, propuestas absurdas, si las hay, candidatos a diputados prometiendo obras públicas y viceversa. Todos quieren desenredar la madeja y no saben cómo. Bueno, ¡sí saben!, bueno, ¡no saben!, en fin, ¿quién tendrá la varita mágica para cumplir todas las promesa ofrecidas?

Nos han recomendado desde el púlpito, perdón desde el estrado, que no votemos con las entrañas, que se haga caso a la razón, a la cabeza. Y entonces dónde estuvimos aquellos que votamos con la cabeza, en el año del señor 2012, creo salimos a votar con la panza llena en un domingo de familia, entonces si salimos a votar, ¿aquel año usted votó con el estómago vacío o ya comido?

El resultado de haber votado con el raciocinio televisivo, son las reformas estructurales donde en un principio el 3 de diciembre 2012, todas las fuerzas políticas del país, arroparon negociar sus contenidos y alcances, los de la derecha de Acción Nacional y el ala neoliberal del PRI, tomaron lo suyo; Pemex, como ejemplo. Los de la izquierda vendieron lo de ellos; la CDMX, y quedaron en puros hilachos. El PRD casi muere de inanición, el poco oxígeno que les quedaba se lo regalaron a Morena.

No se diga de los partidos satélite, el Verde sanguijuela del PRI, corruptos hasta los huesos (El Niño Verde con cinco mansiones en los Estados Unidos de 2 millones de dólares cada una), el partidito Alianza, propiedad de cúpula magisterial no supo tener la “pedagogía suficiente para impulsar la reforma educativa” como dijo el Cerillo Anaya, candidato amorfo del Frente.

El tren de la Revolución subió a todos en la estación Los Pinos, y pronto los dejo bajar casi enseguida. Apareció la Casa Blanca, Amealco, Ayotzinapa, la estafa maestra, Odebrecht, y así infinitamente.

El gran promotor del cambio en México, el Partido Revolucionario Institucional a través de la investidura presidencial, dejó ir la oportunidad de realmente transformar al país. La soberbia, los oídos sordos y la impunidad, carcomió las instituciones que deberían impulsar el gran momento de México y por eso nació Morena (propietario AMLO).

El hubiera no existe, se permitió la corrupción vergonzosa de los gobernadores en los estados claves y el Revolucionario Institucional comenzó a resentir el hartazgo social, la protesta ciudadana se hizo sentir con mayor fuerza, los gasolinazos, inevitables según Hacienda, claro inevitables porque hay que pagar los intereses de la deuda de gobierno, deuda que es suya, mía, de todos.

La deuda pública reportó al cierre del 2017 un saldo neto de 10.88 billones de pesos, el monto más alto reportado por la SHCP, esto incluye los servicios y compromisos financieros del gobierno federal con Comisión Federal de Electricidad, Pemex y la banca de desarrollo. En cinco años de la actual administración se incrementó la deuda pública en un 41%, tan solo en el año 2017 se pagó por concepto de deuda 550 mil millones de pesos. Ahora se entiende porque los pobres viven en cadena perpetua de la pobreza, 53 millones de pobres, simplemente vivimos de prestado.

Hay momento de la vida de un país donde se deberían anteponer los intereses nacionales a los de grupo o particulares, un nación donde las instituciones se han debilitado por las razones expuestas, no debe bajo ninguna circunstancia en estos momentos dejar de dialogar, exponer punto de vista escuchar, ser escuchado, decir el cómo y cuándo podrían ir mejorando los problemas comunes ciudadanos.

Si hubiéramos votados con las entrañas, entonces, ¿los problemas mayúsculos estarían resueltos? Intestinos contra cabeza.

EL CIERRE DE ESCUELAS DE ATENCIÓN ESPECIAL

Es de todos conocidos que la Secretaría de Educación Pública, a través de la SEGE estatal pretende cerrar la escuelas de todo el país para la atención de personas con discapacidad, están en un grave error, ya que si bien los niños o adolescentes con alguna discapacidad requieren por derecho propio asistir a escuelas regulares y de esta manera entrar en un modelo de integración, la SEGE en el estado, por ejemplo, no tiene los recursos económicos ni materiales para dar trabajo en estas escuelas regulares a maestros especialistas, psicólogos, terapistas, maestros en neuromotricidad, etc. Las misma instalaciones no están adecuadas para ellos, si no tienen para pagar a los maestros de inglés, menos tendrán para integrar maestros calificados para la atención personalizada a personas con discapacidad.

Bajo un comunicado se les ha exigido a las escuelas que de no “completar” salones de 30 alumnos por lo menos y así sean 29 alumnos, se restringirá a un maestro y la escuela se quedará en automático sin uno de ellos, por lo anterior deberán ser acomodados en otros salones. Antipedagógico y poco funcional, me pregunto si por una vez en la vida política y ejerciendo la autonomía del Estado de la Federación, podríamos ocuparnos por lo menos de los niños y jóvenes potosinos.

TRAICIONES Y EXPULSIONES

Si van a expulsar a Galindo Ceballos, ¡que lo expulsen del PRI!, por mostrar su voto por adelantado a otro candidato de izquierda, pero no sin antes agregar en lista casi infinita de operadores políticos priistas de todos los niveles dentro de la estructura del partido y del gobierno, que se han dedicado ha trabajar con otros candidatos de otros partidos, se sabe entre corrillos que los propios candidatos del PRI, solicitan y dan apoyo a candidatos contrincantes, esto es, si un candidato a diputado priista ve que no levanta, recurre al candidato de otro partido por ejemplo a una alcaldía para pedir apoyo y ambos se compartirán los votos, ¡qué bonito¡ Prefieren hacer perder a otro compañero antes que ellos caigan en debacle.

Se me hace que alguien puso el mal ejemplo, usted profesor, ¿ya sabe quién?

¡Felicidades mamás!, mi cariño y mi respeto a todas.

Nos saludamos pronto.

También recomendamos: Orgía política | Columna de Oscar Esquivel

Nota Anterior

Peter Moore | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Siguiente Nota

#YoSoy132 cumple 6 añitos; ¿dónde andan sus líderes?