Consejo Editorial: Jorge Saldaña, José Manuel Hernández Chaires, Juan José Rodríguez Regil. Redacción: Luis Moreno, Jessica Tristán, Humberto J. Díaz Silva.

¿Qué pasa si México no va al Mundial?

No, no sólo tendríamos a la afición enojada el resto del año, ni expertos en futbol agrediendo a diestra y siniestra, como se sabe, el futbol es un negocio y, como tal, millones de dólares giran a su alrededor. Con la Selección Nacional, bailando en la cuerda floja en la eliminatoria, las empresas ligadas, directa e indirectamente, también tiemblan, ya que si México no logra llegar al Mundial se dejarán de ganar alrededor de mil millones de dólares.

mx

Los grandes sectores afectados serán, el televisivo y uno de los patrocinadores principales, el de las camisetas oficiales.

“Todo lo que tiene que ver con servicios de televisión, locales y por cable, tendrían un impacto de cerca de 300 millones de dólares. En esto entra la telefonía móvil, que por primera vez podrá recibir señal directa”, señaló al respecto economista Alberto Aguilar.

No se duda en señalar a Televisa como “la principal dañada”, ya que a través de su empresa SKY tiene todos los derechos de transmisión.

En cuestión de camisetas, Adidas, marca oficial del equipo mexicano, “tenía previsto comercializar 3 millones, o sea más del doble del Mundial pasado (1.2 millones). Este simple concepto implica 300 millones de dólares”, aseguró Aguilar.

Así, el economista reiteró: “Es un pierde-pierde. Pierden las televisoras, pierden los equipos de futbol. Pierden hasta los jugadores, que ya no conseguirán los mismos patrocionios. Esto desmotiva la llegada de más personas a los estadios, máxime que con la miscelánea fiscal viene un 16% de aumento al IVA, que también le va a pegar a los estadios”.

Para llegar a esta cifra de mil millones, se considera que 350 millones de dólares dejarían de percibir las otras 18 empresas ligadas a la Federación Mexicana de Futbol, más otros 50 millones de la economía indirecta.

A inicio del ciclo mundialista, distintas empresas invirtieron fuertemente en la Federación, que teniendo a la Selección Nacional como producto principal, prometió grandes ganancias en diversos rubros.

Los cinco grandes inversores fueron: Adidas, que pagó 80 mdd por ser la marca oficial de 2006 a 2014; la empresa refresquera Coca Cola, con 40.5 mdd de 2011 a 2018; el banco Banamex, 24 mdd de 2011 a 2014; la telefónica Movistar, 22 mdd de 2011 a 2014, y la fabricante de productos para el hogar, P&G, que fue la última en entrar, cuya inversión se calcula en 18 millones de dólares.

“Al final, mil millones de dólares, es muchísimo dinero”, comentó el director comercial de la empresa DreaMatch, Rogelio Roa.

“La Selección Mexicana, como tal, como empresa, es una de las cinco primeras en el mundo en el rubro futbolístico, que genera mayores ingresos mediante su comercialización, por partidos amistosos, casi todos en Estados Unidos, por patrocinadores que tiene. Para este ciclo, nada más acumuló a 20 empresas”, añadió Roa.

“A nadie le conviene que la Selección deje de ir al Mundial. Todos se verían afectados”, aseguró Roa.

Además de las empresas que apostaron directamente en que México calificará al Mundial, se encuentra también, “la economía indirecta” que se mueve alrededor, todas esas empresas que estratégicamente se mueven alrededor de la Selección Nacional, o negocios como los restaurantes, que además de dejar de recibir cierta ganancia, no contratarán a más empleados, porque ya no tendrán las entradas esperadas, o los establecimientos que ya no venderán las cervezas que estaban predestinadas para consumirse en un momento como éste, además de las pérdidas en el comercio informal.

 
Comments