#4 TiemposDesde mi clóset

Protestar, ¿por qué? | Columna de Paul Ibarra

Desde mi closet

 

Este fin de semana, los diversos grupos que aglutinan el Frente Nacional Por la Familia, llevarán a cabo diversas marchas a lo largo del país en protesta por la agenda progresista del nuevo gobierno. En especial se oponen a la interrupción legal del embarazo y los matrimonios del mismo sexo.

En San Luis Potosí, el Consejo Coordinador Ciudadano, encabezado por un grupo de empresarios cristianos, ha buscado impedir a toda costa que el Congreso del Estado legisle en favor de los derechos de las mujeres y mucho menos de las parejas del mismo sexo.

En este sentido, sus apariciones mediáticas han sido muy esporádicas, y sólo han sido en respuesta a las legítimas intenciones de legislar a favor de los derechos humanos de las poblaciones en situaciones de vulnerabilidad en temas específicos. Parecieran ser un grupo de choque que utilizan los poderes fácticos, a saber, la arquidiócesis potosina y los empresarios conservadores cercanos al Yunque (Azuara, Mendizábal y compañía). El Partido Acción Nacional, quien, a pesar de que entre sus filas de militantes tiene cientos de homosexuales, incluso en puestos de toma de decisiones, se ve limitado por la línea ideológica que abandera esta institución política.

Este grupo de choque no ha salido a protestar por la corrupción, nunca cuestionó a su ex diputado, Flores Flores, quien luego de tomarse selfies en la marcha por la familia natural, fue protagonista de la ecuación corrupta. Así pues, no quedan claros los intereses de este pseudo colectivo ciudadano, que, tampoco se ha pronunciado a favor de proteger la vida de las mujeres que cada vez son más acechadas por la violencia feminicida. Tampoco han externado opinión ante la narcoviolencia en esta entidad, ni mucho menos del conflicto armado por el que atravesamos en San Luis.

Las parejas homosexuales, nos encontramos en la espera de que los nuevos jóvenes diputados panistas, que en apariencia tienen ideas más progresistas, Villarreal, Zapata, y el propio Guajardo, quien se mostró a favor de la iniciativa, sin que le haya dado celeridad desde la comisión que encabeza, quien tiene el primer turno del dictamen.

Tampoco el diputado Pedro ha tomado la iniciativa como presidente de la comisión que ostenta el segundo turno de la iniciativa en comento, a pesar de que utilizó este tema como bandera para posicionarse como uno de los diputados más progresistas de la LXII Legislatura.

La comunidad HSH ya nos comimos varios tacos de lengua, el cuento chino que nos quieren contar ya lo vivimos en la pasada legislatura. Con un Romero Calzada presidiendo la comisión creada ex profeso para dictaminar una iniciativa que al final fue rechazada por órdenes del ejecutivo estatal.

Ya no queremos consultas, ni foros por muy chidos que sean, queremos que los diputados y las diputadas potosinas legislen. Ni son celebridades, y dejaron de ser activistas en el momento en el que tomaron protesta constitucional.

También lea: El privilegio cisgénero en la vida cotidiana | Columna de Paúl Ibarra

Nota Anterior

México, decime qué se “siete” | Columna de Sebastián Escorza

Siguiente Nota

Así amanece el precio del dólar hoy 19 de octubre en SLP