Desafinando

PRI: Templo de la democracia | Columna de Óscar Esquivel

Desafinando

No hay candidatos creíbles y honestos…de donde sea los sacamos.

Hace un año ya, escribí en esta columna algunas apreciaciones sobre cuál sería la madre de todas las reformas y creo me quede corto, no será la madre de todas las reformas, serán los cambios solo para mantener al equipo en el poder y de ninguna manera para realizar una verdadera reforma en el proceder histórico del PRI. Simplemente no llegará como se prometió: la XXII Asamblea Política Nacional es solo el graznar del equipo de cuervos que no se atreven a discutir de frente los grandes problemas del partido y por supuesto los de la nación.

Es observable cómo solo un grupo reducido de priistas distinguidos o no, han puesto en duda el manejo de la asamblea. Por un lado existen operadores políticos enviados desde la presidencia de la república, para establecer las reglas del juego y eso es inadmisible, sobre todo porque es el mismo equipo político quien ha llevado al borde del precipicio al partido.

Por otra parte, al cuarto para las doce se piensa en ser proactivos con los ciudadanos, escuchamos a dirigentes en las mesas de trabajo, de buscar las formas de acercar a la ciudadanía en los quehaceres políticos del partido… hasta ahora se les iluminó la cabeza como si fuera la llama de la sabiduría, y no se dan cuenta que es con trabajo en los quehaceres de gobierno donde se acerca al ciudadano, no basta con acudir a todo tipo de eventos o foros, si no aterrizan su conocimientos en hechos reales que compaginen con los reclamos sociales.

En estos momentos donde corre el tiempo por el 2018 se da la línea, ¡el ciudadano es primero!… más tarde que nunca.

No es extraño que el presidente del partido, Enrique Ochoa, sea quien abandere la propuesta de cambio en los estatutos, en especial el artículo 166 para dar entrada distinguidos miembros de la sociedad a participar como candidatos a la presidencia.

¿Por qué la insistencia?

En el famoso padrón de militantes de más de 8 millones con que cuenta el partido, ¿no habrá quien encabece la candidatura por alcanzar la silla presidencial? Esto, también repercutirá en todas las elecciones de los más de tres mil cargos de elección popular que estarán en juego en el 2018.

¿Los militantes permitirán tener un primer priista, no priista dirigiendo al partido? Dando instrucciones, favoreciendo candidatos, “dando línea”, ¿se pensó en eso? ¿Ochoa Reza estará consciente, él con dos años al mando del partido? ¿Tendrá esa percepción o solo lo hace para estar al tono que le marquen?

Voces en la asamblea nacional insisten, aduciendo que en estos momentos “el PRI requiere de candidatos creíbles con honorabilidad”… y ciudadanos también. En conclusión para estos buscadores de chambas en el Revolucionario Institucional, carecen de todos esos atributos los militantes del partido. ¡Por Dios! Quienes hoy se desgarran las vestiduras, provienen de un pasado poco claro en su trayecto político o han sido elegidos por un dedo por demás demasiado desgastado.

El eliminar los candados para la participación de simpatizantes, fue sin duda un logro de Peña Nieto, con clara dedicatoria para los actuales secretarios de educación y hacienda, propuesta advertida desde hace tiempo y que hoy se hace realidad.

La participación de la sociedad en procesos del partido debe ser una prioridad, mas no como se plantea en la asamblea… como una forma de elegir por el método más eficaz, “el dedazo presidencial” a quien abanderaría al tricolor en la contienda presidencial.

Supongamos, ¡solo supongamos! que el Partido Revolucionario Institucional perdiera la elección (¡que la boca se me haga chicharrón!) ¿Qué clase de militante sería el excandidato?

Es el momento de cerrar filas, es el ensayo de la obra quince minutos antes del estreno, si sale bien, lo mejor es establecer una sana distancia verdadera entre el partido y el gobierno, con todo lo que implicaría; democracia y participación de priistas en labores de gobierno, partido sin disimulos y regalos de dirigencias, un partido que vea hacia la sociedad y por la sociedad, no solo en el discurso apasionado pero hueco de la gran mayoría de nuestros actuales directivos.

¿El priismo potosino, ya midió quiénes podrían ser sus candidatos ciudadanos? Solo miremos alrededor y ustedes dirán.

Al tiempo.

Obra del mismo contrato

Polémica sin duda la construcción del nuevo brazo del distribuidor Juárez, vialidad para el conductor que sin duda vendrá cansado a la ciudad, pero ¿Valdrá la pena su construcción?

Nos imaginamos que está debidamente estudiado, porque para muchos conocedores existen otras alternativas dentro de la mancha urbana para mejorar la circulación, las cámaras industriales cantinflean, “Lo que proponga el gobernador”, “lo que digan los estudios viales” “existen otras alternativas, pero como diga el gober”, sin posturas serias y concretas, los organismos empresariales jamás… Óigase bien…jamás contravendrán una postura gubernamental, no vaya siendo que los apoyos vuelen o no lleguen y se desafinen las conveniencias y al final callados nunca preguntarán ¿De dónde salió el dinero? Respuesta: de FORD motors, ¡muestren el contrato!

¿Por qué no lo piden señores de las cámaras empresariales?

También recomendamos: Fiscal general: ¿Vínculo entre gobierno y ciudadanos? | Columna de Óscar Esquivel

Previous post

Día Nacional del Cine Mexicano | Columna de Alex Valencia

Next post

PGJE does not care and attacks victims of sexual violence