#4 TiemposColumna Emmanuel GallegosDeportes

Potencias sin mundial; estrellas dejan de brillar | Columna de Emmanuel Gallegos D.

Gambeta

Algunas potencias (Alemania, España, Brasil) y otros acompañantes (México, Egipto, Islandia) se han integrado a la lista de selecciones que asistirán a la Copa del Mundo de Rusia a celebrarse en el 2018, sin embargo, hay otras que han quedado en el camino o están a punto de hacerlo, la mayoría ya han saboreado (algunos muchos años atrás) las mieles de levantar la copa dorada por la que se lucha cada cuatro años y otros simplemente se han quedado en el camino, como contendientes fuertes, pero sin éxito.

Quisiera comenzar por dar la teoría con la que he discutido con varios de mis amigos y que me ha dado pie a escribir lo que ahora puede leer: el futbol actual está plagado de figuras, estrellas, íconos, referentes (como usted quiera llamarles) que marcan una diferencia en el futbol mundial (principalmente en clubes), son populares (algunos ricos), son (como producto) altamente rentables mercadológicamente y son famosos (Messi, Robben, Modric, Rooney, por mencionar algunos). Pero eso no quiere decir que sean jugadores brillantes o fuera de este mundo (excluyendo a Messi de esa lista). Los jugadores del 2006 (por decir una fecha) hacia atrás no necesitaban la popularidad y la plata (al menos no tan ridículamente como ahora), ellos lo hacían más por cumplir con la profesión de ser: futbolistas.

De quedar fuera Argentina de Rusia 2018 sería una catástrofe para el futbol mundial. Y sería única y exclusivamente por el papel tan patético que han jugado la mayoría de sus futbolistas durante la eliminatoria (nadie se salva). Comenzando por Messi, el llamado “jugador de otro planeta”, que cuando se pone la albiceleste le pesa y le quema. No juega solo claro, el futbol es un juego de conjunto, pero tampoco entra al campo con 10 desconocidos que acaban de fichar en el barrio. No se trata de crucificarlo, pero tampoco debemos hacerlo un mártir solo porque “en Barcelona lo ha ganado todo”. Batistuta, Riquelme, Verón, Cambiasso, Crespo, Ayala, esos eran FIGURAS, no las vedettes de ahora.

Holanda, “la Naranja Mecánica”, los creadores del “futbol total” también penden de un hilo y necesitan meterle siete goles a Suecia para no bajarse del mundial. Robben, Depay, Van Persie (que volvió del retiro) son referentes de los tulipanes, son reconocidos mundialmente y también son parte del grupo que jugadores que dejarían sin mundial a otra potencia. Qué pensarán Bergkamp, Kluivert, Van der Sar, Van Nistelrooy, Cocu, Van Bommel, jugadores que no ganaban los millones que ganan los de ahora, pero que al menos no hicieron el ridículo y se partían la cara, las piernas y el alma por defender la categoría de equipo a la que se han hecho acreedores. Todos sabemos que en el futbol hay de tres sopas: pero no debes hacer el ridículo.

Ahora bien, una selección calificada que ya ha ganado Olímpicos, que en su palmarés tiene una Copa Confederaciones y que ha pasado dos eliminatorias en los últimos 10 años “caminando”: México. Un tema ya tratado con anterioridad, “la generación dorada”. Guardado, Herrera, Tecatito, Moreno, Layún, Reyes, Vela, todos son “calidad de exportación” (aunque no referentes del futbol mundial), hacen un pésimo primer tiempo en el partido en estas tierras tuneras y se complican el partido con Trinidad, y tiempo atrás sufrieron una de las peores humillaciones al perder con Chile 7-0 en Copa América Centenario. Por otro lado, Zague, Aspe, Márquez, Galindo, Luis García, Bernal, Claudio Suárez, y la lista puede seguir, todos con calidad de exportación (algunos lo hicieron y brillaron/cumplieron), todos referentes en sus clubes y referentes en la Selección. No se trata de qué tan famoso seas, o como dijera alguno “la diferencia es que tú estás en México”, se trata de lo que consigues o cómo afrontas la derrota.

Nota suelta sobre el TRI en SLP

Tuve la fortuna de acudir como reportero al partido que jugaron en el Lastras. Me quedo con una grata experiencia y enorme aprendizaje (tanto como profesional como fanático). Lamentable el grito de la tribuna y los que aventaron cosas a los trinitarios, como siempre no faltan los descerebrados. En tema aparte, pésima la atención de los tricolores para con la prensa, no es su obligación atenderl(n)os, pero deberían demostrar al menos un poco más de respeto y consideración, nosotros también somos profesionales y cumplimos una función benéfica para ustedes.

@Emmanuelcoatl 

También recomendamos: ¡Hacen bonita pareja! | Emmanuel Gallegos D.

Nota Anterior

Pequeño Siddhartha | Columna de Adrián Ibelles

Siguiente Nota

#Crónica | Alzar, de eso se trató el partido del TRI