Tercera Llamada

Pago de Ford: Demasiado bueno para ser verdad | Columna de Jorge Saldaña

-El pago de Ford por cancelar su inversión en SLP dejó de inicio un buen sabor de boca pero tras analizarlo, surgen algunas dudas

Tercera llamada

Cual feo invitado a bailar por la bonita, cual pobre al que le regalan el boleto ganador de la lotería, cual favor que se solicita sin pedir nada a cambio, cual moroso que pronto se apresura a pagar su deuda, cual ingenuo que encuentra en línea su canción favorita gratis y lista para descargar, cual medicina milagrosa que pone los ojos azules, marca los músculos, elimina la grasa, y quita lo bruto con una sola aplicación.

Así de absurdamente bueno suena el trato y pago de los 65 millones de dólares que la Ford hizo a San Luis Potosí.

Lo admito, Culto Público, yo mismo me lo creí e incluso le confieso que hasta felicité a los involucrados en tan excelente y productiva negociación con la que, se supone, se puso fin a un mal trato con uno bueno.

De pronto, en alguno de mis desvelos, me asaltó una duda –A ver Jorge, no seas bruto, ¿No te suena demasiado bueno para ser verdad?

Morí un poco de desilusión cuando volví a cuestionarme el tema y reboté ideas con mis compañeros de mesa de redacción y algunas buenas fuentes pero mejores amigos.

Hablando estrictamente de los números de la versión inicial y oficial, basta una segunda mirada para caer en cuenta que no cuadran.

Pago de Ford

Otorguemos el beneficio de la duda respecto a que la cifra que manejaron en la rueda de prensa del gobernador el pasado 6 de julio está redondeada a los mil 170 millones de pesos ya que, por simple lógica, debe haber uno o dos millones de pesos más dependiendo del tipo de cambio del día en que se hizo el depósito (los bancos no perdonan, pero tampoco olvidan cada centavito de dólar que se multiplicó por 65 millones) y que un conservador tipo de cambio de 18 pesos con 22 o 23 centavos, la suma es un “poquito” más alta que lo anunciado, pero que comparado con semejante numerote, pues ese resto parece hasta morralla.

En fin, no nos fijemos en centavos y vayamos a lo importante: los primeros días de abril del 2016, cuando la Ford anunció su decisión de invertir 1.6 mil millones de dólares en una nueva planta en San Luis Potosí, en su mensaje oficial, el gobernador Carreras agradeció al presidente de la República, Enrique Peña Nieto y a su gabinete económico por el “apoyo concedido a SLP para concretar la inversión”

Luego, un mes después, el Secretario de Finanzas, José Luis Ugalde Montes, confirmó que se reunió con altos funcionarios de la Secretaría de Hacienda para, en conjunto, reunir los mil 27 millones de pesos que se necesitarían para darle los incentivos necesarios a la armadora estadounidense.

¿A qué viene todo esto? Pues es muy fácil, Culto Público, si la Federación aportó dinero para concretar la inversión… ahora que nos pagaron porque se fue ¿Enrique Peña y Hacienda se quedarán “nada más mirando” como clientes pobres en zapatería fina?

No nos hagamos tarugos, diría la Chimoltrufia. ¿Qué le dijo Carreras al Presidente?

-Fijate Enrique que ya nos pagó Ford 65 millones de dólares

-Ah muy bien Juan Manuel, ahí te encargo lo que nosotros aportamos.

-Ah caray Enrique, es que ya me lo gasté…

¿O cómo?

De acuerdo a los funcionarios estatales, los mil 170 millones de pesos (ojo, de pesos) se repartirían así: 527 que ya debían a proveedores (CFE, espuela de ferrocarril, empresas de telecomunicaciones, etc..) otros 500 estarían a disposición de Finanzas y con ellos se anunció un saneamiento en la deuda con el sector educativo, y con el resto se construirá un nuevo brazo al Distribuidor Juárez de 240 millones de pesos.

¿Ya hizo la cuenta, Culto Público? ¡Resulta que nos faltan 97 millones de pesos! Y es que, por andar de presumidos como niños cuando reciben su domingo y quieren comprar todos los chicles de bolita que les alcance, el alcalde de Soledad de Graciano Sánchez les aplicó la de “pues si tienen tanto, para qué quieren lo mío” y con ello sacó sus canicas del Fondo Metropolitano de la obra del nuevo brazo que, se supone, se licitará en la primer quincena de agosto.

Pago de Ford

Parte del pago de Ford se destinará a la construcción de un brazo del distribuidor Juárez

Otra cosa, ¿quién va a pagar los 750 millones de pesos que autorizaron de deuda los diputados para el proyecto Ford? Esos eran para empezar los trabajos, pagar el terreno, y tener la capacidad financiera para convencer a Ford ¿ya se les olvidaron?

Si 500 van a educación, 527 a proveedores y 240 (-97) para el brazo… ¿con qué se pagará el recurso solicitado a bancos?, ¿dónde está la falacia aritmética?, ¿dónde quedó la bolita?, ¿le darían moche a Pitágoras o por qué nada más no salen las cuentas?

¿Qué desconfiado verdad? Pues sí, y por eso antes de escribir esta columna, Culto Público, es que hice además una solicitud vía Infomex a la Secretaría de Finanzas para que me muestren (y yo les comparta) la ficha del depósito de los 65 millones de dólares, las cuentas o la cuenta en la que se recibió el dinero y cómo se ha dispersado hasta el momento.

No vaya a ser que nos hayan dado gato por liebre y que en lugar de haber recibido el dinero el gobierno, lo hayan repartido entre los tres fideicomisos que se constituyeron para la realización del proyecto, porque entonces podríamos decir que en realidad el gobierno no recibió nada y que, en todo caso, particulares estarán disponiendo en este momento de una cantidad exorbitante e irrastreable. Yo la verdad no lo creo porque nuestra clase política ha demostrado ser muy honesta pero… por si las recochinas dudas.

Mientras tanto y hasta mi próxima entrega, lo invito a, como yo, tararear las primeras líneas de la inolvidable melodía de Frankie Vallie and the 4 seasons, que además está en inglés para que lo entiendan los rajones pero –asegún- pagadores gringos:

“You are just too good to be true… i can’t take my eyes off you…”

 

También recomendamos: Ahhh, el Senado | Columna de Jorge Saldaña

Previous post

Sale Chong, entra Nuño | Columna de Edgar Santillana 

Next post

AirBnB desquicia a los hoteleros