#4 TiemposColumna de NefroxDeportes

Oye, Chava Reyes | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Testeando

Once partidos se han jugado en el Ascenso MX. Justo ahora, Atlético de San Luis, así como el resto de los equipos participantes, están a cuatro encuentros de terminar la temporada regular y comenzar (para algunos) la fase final del torneo de Apertura 2017. Particularmente para el equipo potosino, le restan dos encuentros de local (Mineros y U de G) y dos de visitante (Potros UAEM y Dorados). Bajo este escenario, el equipo tiene 16 puntos y se encuentra (aún) en zona de calificación, por estar en el lugar 8 de la competencia. Todo esto nos sirve de contexto para poder analizar una temporada de debut en la cual hemos sido amables con el equipo… hasta ahora.

11 partidos tuvieron que pasar para levantar la voz, y sí, las excusas pueden ser muchas: “Es un equipo nuevo, el técnico aún no ha encontrado un cuadro ideal, los jugadores no se conocen lo suficiente, es un equipo que solo está dedicado a un torneo y no puede variar mucho en relación a los que están en copa y liga, etc..”; las excusas siempre van a estar ahí, y tal vez algunas son reales, otras ya no. Pero hoy nos vamos a poner a analizar los números y el accionar de Atlético de San Luis con Chava Reyes como técnico.

Olvidémonos un poco de quién es Salvador Reyes, olvidemos su (mal) palmarés al frente de otros equipos. Veamos qué cuentas entrega con Atlético de San Luis a solo cuatro partidos del final de su primer temporada.

Atlético de San Luis ha jugado once partidos en el torneo: seis de local y cinco de visitante; tiene 16 puntos de 33 posibles y se encuentra en el lugar 8 de 16 equipos, justo en el límite para pensar en una clasificación. Pongamos una referencia: el líder del torneo es Alebrijes con 21 puntos de 33 posibles y el peor equipo es Potros UAEM (próximo rival) con solo 9 puntos.

En su rendimiento de local, Atlético de San Luis tiene seis partidos, de los cuales ha ganado cuatro y empatado dos. Esta situación lo convierte junto con Celaya en los mejores locales del torneo, pero hay que mencionar que Juárez tiene once puntos en solo cinco partidos; en cuanto a goles, los potosinos han anotado ocho en casa y recibido solo dos.

De visitante, la historia es de terror: cinco jugados, dos empatados, tres perdidos. Cuatro goles a favor, contra nueve recibidos, da un total de solo 2 puntos. Esto lo convierte en el tercer peor equipo del torneo, solo por encima de Potros y Cafetaleros, que apenas suman 1 punto en sus visitas.

Los números son fríos: Atlético de San Luis es un equipo mediano en lo general, un excelente local pero un pésimo visitante.

Ahora vamos con los números del fútbol cancha. Durante el torneo se han jugado 990 minutos, Atlético de San Luis tiene registrada una plantilla (en primer equipo) de 26 jugadores, de los cuales han visto minutos en la cancha 19 jugadores, quedando solo Fierro, Salcedo (porteros), Acosta, Frías, Ramírez (defensas), y Pineda (delantero), sin acción.

Por el otro lado, Alejandro Palacios, Borja González, Emilio Mac Eachen y Jorge Sánchez son los caballos de batalla del técnico Reyes. Todos cuentan con los 990 minutos jugados.

Pues bien, aquí vienen los problemas. Tenemos un equipo de 26 jugadores, que ha utilizado 19 en 11 partidos, repitiendo incondicionalmente a 6 jugadores titulares (Palacios, Gónzalez, Mac Eachen, Sánchez, Castro y Penco) y conservando en cancha a cuatro. Once partidos para tratar de encontrar un 11 ideal, mismo que como los números indican, no existe.

Normalmente el equipo de Reyes se para con un 4-3-1-2 y ajusta a un 4-5-1 para defender, una variante que hemos observado es un 5-4-1 y ajustan para atacar a un 5-3-2. No quiero meterme mucho en lo que yo he visto en la cancha, no quiero hacerlo porque cualquiera tiene su opinión sin conocer la estrategia exacta del entrenador, sin embargo, hay algo evidente en el juego de Reyes: no vemos un jugador que pueda colaborar de 10 fijo en sus equipos.

Explico un poco, el llamado jugador número 10 es el que sirve de conexión entre los delanteros y los que recuperan el balón en media cancha. Por ese puesto han circulado una serie de jugadores, que si bien no lo han hecho mal, no pueden quedarse con la titularidad; han jugado Dos Santos, Espericueta, Olivera, e incluso Castro o Astina. Bajo este esquema, cualquier equipo puede “flotar” a sus jugadores entre este, pudiendo hacer variantes dentro del mismo partido y sin necesidad de cambiar desde banca.

El problema con Atlético de San Luis es que el entrenador no ha encontrado un jugador que pueda ocupar ese lugar, y esto hace que cada semana veamos a un 11 diferente en el campo. Esto no es tan malo, sin embargo, lo que verdaderamente es criticable es que las alineaciones solo cambian en nombres y no en posiciones: el equipo se presenta sin variantes y esto ya está pesando en los resultados al enfrentar a equipos que conocen perfectamente el accionar del cuadro potosino. Para ejemplos de lo dicho tenemos los juegos contra Mérida, Celaya y Correcaminos. Los equipos rivales también juegan.

Es increíble que un equipo con tantos jugadores no pueda encontrar, después de once partidos oficiales, una alineación que convenza, un sistema de juego que pueda dar variantes según las necesidades de los diferentes rivales; no puedes jugar igual contra Celaya que contra Juárez, lo mismo contra Mérida que contra Cimarrones. Las variantes del equipo son poco fiables o prácticamente nulas.

No quiero aún quemar las naves. Con este escrito no quiero decir que Chava Reyes debe irse del equipo, lo que intento decir es que no se puede seguir igual. Reyes es un técnico que tiene que demostrar su capacidad como estratega en un equipo que le está dando muchas facilidades dentro de una competencia muy cerrada, como lo es el Ascenso; me atrevo a decir que esta es la última oportunidad que tiene para consolidar su carrera. El torneo en el que está no perdona tres errores, y a pesar de que Reyes no ve los empates en casa como fatalidades, sí podemos verlo como enormes errores que bien podrían haberse evitado.

Es por eso, admirado Salvador Reyes, te pido que me calles antes de seguir gritando, te pido que demuestres que el equipo local tiene un verdadero cuadro respetable y te voy a proponer un número mágico: 6 puntos, 6 de los próximos 12. Eso no es imposible.

@NEFROX

También recomendamos: La norte | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Nota Anterior

Ser flaco | Columna de Alex Valencia

Siguiente Nota

Reportaje contra Gallardo es tendencioso: Belmárez Herrera