#4 TiemposColumna de Jessica Tristán

Otoño | Columna de Jessica Tristán

Las simples cosas

“Cuando hace frío la mayoría de las cosas van más deprisa, o llegan antes. Me refiero a las casualidades…”

Las noches frías han llegado. No es que no me diera cuenta desde hace tiempo, es solo que particularmente en esta, mientras permanecía sentada en la cabecera del comedor con la mirada perdida dándole un sorbo a mi té, una corriente de aire que salió de la habitación inundó mi sentido del olfato y entonces pude sentir como se me metía en los pulmones…

Estoy cansada de esperar, solo que no sé cómo dejar de hacerlo, y en todo caso, ¿qué demonios espero? Por qué una casualidad tendría el peso suficiente para obligarme a permanecer mirando al techo tras despertar cada mañana.

Aún hay días en que me pregunto cuán diferentes serían las cosas si… (suspiro) qué caso tiene, esto es lo que hay, esta es mi vida hoy, es lo que soy, esperando ansiosa el anochecer solo para aborrecerlo, para desear la luz del sol apareciendo en una ventana cubierta por persianas porque también desprecio el día.

En el futuro no existe un cuarenta años después, y tampoco un… esta noche. Que si extraño algo de San Luis, por supuesto, en esta ciudad las lunas de octubre se pierden entre las nubes y el smog, los gatos le maúllan a la nada y yo le escupo a las heridas que no quieren sanar, si Dios existe lo necesito ahora porque el demonio se ha aparecido ante mí tantas veces que en este momento lo elijo a él en forma de humo.

¿Se necesita algo más que una razón?

*Suena en la lista de reproducción Healah Dancing (feat. Ten Ford) de Keaton Henson y pinceladas de neblina inundan su mente mientras escucha… 

Había encontrado su causalidad…

También recomendamos: Sismo | Crónica de Jessica Tristán

Nota Anterior

…que no calle el cantor…, ¡MÉXICO! | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Siguiente Nota

Today begins register of independent candidates