#4 TiemposDesafinando

Orgía política | Columna de Oscar Esquivel

Desafinando

Todos contra todos, al Peje no lo invitan

Cuántos no pensamos en los placeres mundanos, en aquellos que nos causan la sensación de placer más exquisito, alimentos preparados con esmeros el famoso gourmet, los buenos vinos de mesa, españoles, mexicanos, uruguayos, cualquiera que nos apetezca el paladar y de saborear el elixir que da la uva preferida. El viajar donde al admirar lugares diferentes relaja la vista y se eterniza en la mente los recuerdos de aquellas aventuras. El deleite de la primera vez, con el hombre o la mujer que amas, sutil, armonioso, hermoso. Disfrutar del arte de la pintura, escultura, la resonancia musical en nuestros oídos, una buena película, de cine alternativo polaco, francés, algunos placeres sublimes, donde los sentidos te llevan a apreciar lo extraordinaria que es la vida.

Por otro lado, están los goces casi masoquistas, el sexo burdo, las drogas, el alcohol, la sodomía, la sangre, el terror, las orgías y la política… ¡ah! esta última es una adicción extrema, como cualquier profesión solo que súper adictiva, cuando se ejerce con decoro y dignidad se vuelve la cura.

 

DOLOR PLACENTERO

¿Placer o desenfreno? Pareciera que José Antonio Meade se clasificaría en los hombres masoquistas; preparado profesionalmente, economista, funcionario público, y con una vida hecha en la honestidad que le repercutió para ser candidato a la presidencia por el PRI.

De pronto su vida dio un vuelco. Entró al lugar donde si bien fue recibido por una militancia que inicialmente lo cobijó, aun cuando no fuera del partido, llegó la comadrona del lugar, el ahora expresidente del Revolucionario, Enrique Ochoa, para llevarlo al cuarto de guerra donde ya lo esperaban los padrotes con sus doncellas. Ahí le impusieron su festín de diputados federales y senadores plurinominales, ahí comenzó la debacle. Envuelto en la lujuria, el candidato cayó en las miradas maléficas hipnóticas de la cúpula priista, Nuño encabeza la lista, Videgaray el promotor cupular, el propio Ochoa cínico se creyó dueño de todo, abrazó y besó a cuanto ingenuo militante se le atravesó, para después hacer añicos al priismo auténtico. Meade aguantó todo esto desde su nominación. No le quedó otra que participar en la orgía partidista.

El PRI paga las consecuencias… ¡pues cómo no!, si la pobreza crece como espuma: 53 millones de pobres, 10 millones en pobreza extrema, hombres y mujeres mueren de hambre literalmente, comen hasta tierra, en comunidades de Sinaloa o Sonora, el tren de la revolución no llega.

“9 millones de jóvenes egresados de universidades con licenciatura y maestría, la mayoría gana un poco más de dos salario mínimos y es lógico que aspiran a ganar por lo menos 7 mil a 10 mil pesos mensuales, y ahora están en el límite de la pobreza”, esto según Santiago Reyes, investigador de la Universidad Iberoamericana. De 15 millones de jóvenes de 15 a 29 años, el 33% tiene licenciatura y 8% postgrado ganando en promedio 5,300 pesos mensuales.

Ahora conocen la preocupación de Peña y Meade, del porqué están los jóvenes volteando a ver al “loco” de Andrés Manuel, un López Obrador que no dice cómo ni cuándo, pero ofrece esperanza, con eso no se come, lo sabemos, pero equivocadamente la esperanza muere al último.

Si Meade se concentrara en puntualizar cada acción gubernamental, e hiciera de cada palabra un hecho, aún en campaña, otro gallo le cantaría. Pero con eso de que “yo soy Pepe Meade”, y” Andrés Manuel da miedo”, seguro se le olvida apagar la luz al dormir.

Anaya se comporta como un chiquillo puberto buscando placer, haciendo sufrir a los miembros del Frente. Invitó a bailar a la más fea con todos sus errores, al mismísimo  presidente, esperando diera el capotazo y llevara a Pepe a los brazos amorosos de Ricardo. Ricardo, quería orgía, grupales, placer extremo, pero, ¿qué creen? Se desdijo de lo dicho, sintió que el precio del desliz del primer priista, mancharía su güera cabellera de cerillo y zas, desinvitó a Meade; pero qué tal con Margarita —ya ni recuerdo como se apellida— ¡bueno! Margarita de Calderón, ese, el de la buena uva —si no fuera yo el candidato, serías tú, amada —le dijo Anaya y votaría por ella, y ella correspondida, la dulce Margot Condesa del INE, “presto” le guiñó el ojo y si no fuera ella la candidata, entonces, se entregaría… en votos a Ricardo Cabeza de León, sin leonas.

Del Bronco ni escribo, no dice nada.

Hablando de placeres, en nuestro terruño, tan grande y tan llenos de gloria, los priistas potosinos están de plácemes, se fue Ochoa Reza, ¿y? Todos contentos y todos felices… pues ¡no!, cómplice del desastre en todo el estado. Mismo error que cometió el jefe político del priismo en la entidad, le otorga la medalla legión de honor a Luis Mahbub, externo, sin militancia, buen empresario, me extraña viniendo de él, pero creo lo engañaron, le vendieron la idea el que el PRI estaba bajo control y no fue así, ahora está solo enfrentándose a un priismo indolente y sin ganas de operar a su favor, lo mismo, para los candidatos a diputados – todo mi apoyo- dijo Carreras, y nada.

Lo que ya rebasa el descaro, sin pensar mal de los candidatos a las alcaldías, por aquello que “ya lo sabían”, pssst…por lo del sacrificio, es el apoyo del gobernador, jefe político priista, jefe de jefes, al contrincante de Xavier Nava, todo mundo lo sabe, oye, ve, escucha, de ese amasiato entre el Gobierno Carrerista y el mal llamado movimiento Navista, que no del buen PRI siempre fiel.

El priismo le solicita que desmienta y explique Juan Manuel Carreras ante la el Consejo Político Estatal del PRI, tanta deferencia y para bienes a Xavier Nava, esperaremos que solo sean rumores.

DESAFINANDO EN FA

José Vasconcelos: así se llama la escuela que quiere cerrar la SEGE para personas con discapacidad. En ocasiones los rumores no lo son, son hechos consumados, primero existe la intención de no admitir niños con alguna discapacidad en escuelas regulares, escrito y firmado por altos funcionarios, y ahora esto, es un mal que tiene el Gobierno del Estado, como también eliminar los horarios de natación a los Atletas Especiales de natación en el Inpode, para siempre dar prioridad a los atletas regulares. ¡Basta de Discriminación en las instalaciones del gobierno!

Nos saludamos pronto.

También recomendamos: La Ley Cervantes y El Bronco | Columna de Óscar Esquivel

 

Nota Anterior

Operativos de seguridad en el Altiplano: una simulación

Siguiente Nota

Una hojita siniestra | Columna de Alex Valencia