#4 TiemposColumna de NefroxDeportes

¿Nos ganó Chivas? | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Testeando


Atlético de San Luis ha quedado eliminado en la Copa MX: se fue en los octavos de final enfrentando a Chivas en su casa.

El resultado fue un cerrado 2-1 en favor del local, pero la polémica no se presentó en la forma de alinear “titulares” o jóvenes en los equipos, tampoco en la cuestión táctica de los movimientos o en la notable superioridad de algún rival; la polémica la despertó el supuesto mal accionar del arbitraje y las declaraciones de los miembros del Atleti al final del encuentro.

Pero aclaremos algunos puntos. El miércoles en la cancha se plantaron dos equipos con realidades opuestas, uno (el local) está peleando por calificar a la liguilla de su división, con un mundo de presión a cuestas: había perdido el fin de semana por goleada como visitante y necesitaba el respiro de un buen resultado. El otro (el visitante) es líder de su liga, con una ventaja relativamente cómoda ya que tiene un partido menos que su perseguidor, recién ha salido campeón y su único objetivo en la mente es ascender. Dos equipos, dos realidades.

Ahora bien, los equipos plantearon un partido muy distinto, mientras San Luis solo alineó a dos de los recurrentes como titulares en la liga, Chivas paró hasta a 4 posibles. Por el lado de los juveniles, ambos equipos estuvieron parejos.

Pero entonces, ¿de verdad el arbitraje eliminó al Atlético de San Luis? Mi respuesta poco popular es un contundente: ¡NO!  

Desde el principio del encuentro Guadalajara se vio con más ganas de anotar: tuvo mayor posesión de balón y generó un par de jugadas que terminaron con tiros a gol bastante peligrosas; Alan Pulido estuvo a centímetros de abrir el marcador y, en un remate de Cisneros, la defensa del San Luis tuvo mucha suerte de alcanzar a desviar el balón con un reflejo. Seamos honestos, a pesar del 0-1 del primer tiempo, Chivas fue mejor, no mucho pero sí más peligroso y con mejor manejo de balón.

Para el segundo tiempo comenzaron los problemas: Chino Torres tuvo que ver el partido desde la banca al salir lesionado al final del primer tiempo; ese cambio fue considerable para pensar en el ataque de los potosinos. En esos primeros minutos Chivas siguió atacando y dominando la posesión del balón y un poste de Alan Pulido casi da el empate al equipo local.

Después viene la expulsión, sí una expulsión muy rigorista, pero con ciertos elementos para pensar en una tarjeta roja: la falta existe y el jugador golpea por la espalda al rival, llegó a destiempo y aunque plantó bien el pie, golpeó a quien tenía la completa posesión del esférico, es decir no hay balón dividido.

De algo estoy seguro, una expulsión sí cambia el rumbo táctico que se tiene planificado, Atlético de San Luis dejó de atacar para preocuparse por defender.

Minutos más tarde una barrida imprudencial de Noe Maya dentro del área, termina siendo señalada como penal, sinceramente no hay nada que discutir, el penal es claro y con ellos se convierte en gol para el empate del local. En ese momento ya todo era cuesta arriba y fue cuestión de tiempo para que las Chivas ganaran el partido en los 90, un golazo sentenció el 2-1 y el resto fue intrascendente.

La expulsión de Astina y de Poncho Sosa quedan para la anécdota, pero el partido estaba sellado y el marcador no se movió.

Creo que el juego fue ganado en la cancha por 11 jugadores de Chivas, creo que Guadalajara fue superior en la mayoría de los lapsos del partido, creo que la expulsión sí cambió el rumbo pero no fue determinante para algo que se veía venir, en pocas palabras, el miércoles nos ganó Chivas y no el arbitraje.

Hoy queda levantar la cara y fijar el objetivo muy claro: el ascenso. Ese es el único torneo que nos importa, la anécdota se acabó y comienza la absoluta realidad: vamos a volver.

@Nefrox 

También lea: La copa que vale nada | Columna de Arturo Mena Nefrox

Nota Anterior

Impertinentes, impacientes, imprudentes | Columna de Óscar Esquivel

Siguiente Nota

La sospecha del accidente de los Moreno Valle | Columna de Enrique Domínguez