#4 TiemposColumna Emmanuel GallegosDeportes

¡No la frieguen! | Columna de Emmanuel Gallegos D.

Gambeta


Desde que fue creada la Liga MX Femenil, se sabía que las condiciones en las que operaba no eran las óptimas, tanto en los horarios en los que se transmitían los partidos; que no podían jugar la mayoría, sino es que todas, en los estadios del equipo de primera división y además de los risibles salarios que se les ponían a las futbolistas por un inexplicable tope salarial. Ahora resulta que varios de los equipos se unieron en la búsqueda de que sea eliminada o no sea obligatorio participar en la liga femenil a tan solo dos años de su creación.

La situación se complicó por lo siguiente: la Federación tomó la muy acertada decisión de eliminar el tope salarial que tenía la liga rosa en México, es decir, eliminar los 2500 pesos (una mentada de madre) que le pagaban a una jugadora por pertenecer a un club de forma profesional. Algunos clubes que no pueden o más probable que no quieren competir en el tema salarial son: Puebla, Lobos BUAP, Veracruz, Monarcas, Toluca, Querétaro y Cruz Azul. Estos equipos perdieron a jugadoras importantes, ya que decidieron cambiar de club por ofertas en mejores instituciones, y sobre todo, con un mejor pago. Como cualquier otro profesional, y más comúnmente, ocurre con los jugadores de futbol.

Posteriormente, un equipo como Chivas de Guadalajara apoyó también la idea y se dijo a favor de su eliminación. Es decir, que el equipo que se dice ser el más grande e importante de México no solamente prefiere no comprar jugadores para su primer equipo, (que porque no hay dinero, pese a que terminan vendiendo a sus figuras) además, no les interesa invertir en el equipo femenil. Deberían de recordar que gran parte de los aficionados que siguen al rebaño, los que compran las camisetas, asisten a los partidos y derraman bilis cuando no salen las cosas son sus fieles e incondicionales aficionadas. Ellas que desde pequeñas vieron con la creación de la Liga MX Femenil poder formar parte del que dice ser uno de los más prestigiosos de México, de dar vergüenza.

Unos días después, Pedro Caixinha, director técnico del Cruz Azul, quien antes fue forcado pero que ahora es técnico, que va para adelante, que ha sido duro y directo en sus declaraciones, mismas de las que yo he aplaudido por su “valentía”, ahora se le ocurrió la estupidez de decir cuando fue cuestionado al respecto de tan lamentable propuesta “no juego con faldas”. Más allá de su respuesta machista y desinteresada, queda nuevamente manchada la imagen de otro de los clubes que se dicen grandes en México y peor aún, demuestra que para ellos (ustedes saben quiénes son) no importa otros intereses más que los propios.

Ellas tampoco juegan con faldas señor Caixinha, se ponen un short como todos y todas las demás futbolistas y sudan y sangran una camiseta con el escudo de la institución que se supone está usted ahí para defender, y sobre todo respetar.

Este año por lo pronto la liga continuará dentro de su “normalidad”, y se espera que el año siguiente no haya ningún cambio. Pero las personas de arriba, las que toman esas decisiones deberían de ponerse a pensar respetar su lugar y el espacio que se ha ido ganando las mujeres con su sudor, su esfuerzo y sobre todo, el buen espectáculo de futbol que se ha visto en los estadios. No se trata de hacerles un favor, de cumplirles un capricho o darles por su lado porque somos “incluyentes”, es simplemente el darse cuenta que sí hay dinero para invertir, que hay calidad y material humano para que siga mejorando, lo que falta es voluntad y dejar de ejercer la violencia a la que son sometidas en muchos aspectos de la vida, lamentablemente ya sufren de muchas formas, no se atrevan a cortarles las piernas.

 

@Emmanuelcoatl

También lea“La única llamada que recibí fue de ellos…” | Columna de Emmanuel Gallegos D.

Nota Anterior

Este es el clima de hoy 12 de febrero para SLP

Siguiente Nota

Hay quienes escriben como si todo lo sacaran de su cerebro | Columna de Ricardo García López.