Enred@rteNoticias en FA

Niños cinerealizadores en París | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Enred@rte

Son Gabriel y Ricardo de 11 y 10 años, de sexto de primaria uno y de quinto el segundo. Durante 8 meses, dos veces por semana, asistieron a un Taller de cine en su Escuela primaria Ciriaco Cruz Medina de la Colonia Santa Fe en San Luis Potosí impartido por el autor de este texto y por la maestra Violeta Cruz. Se trata de la edición 2017 del programa “Le Cinema, cent ans de jeunesse” –El cine, cien años de juventud- que emana de y supervisa la Cinemateca de Francia, este año con el tema El juego y el cine.

Junto con sus compañeros –inicialmente 16, 12 al concluir-, emprendieron una experiencia de apreciación y realización fílmica que, no imaginaron, les cambiaría su percepción del fenómeno cinematográfico, tocaría su vida de manera irreversible, los llevaría a la Ciudad de México y al primer vuelo de su vida con destino a París.

Por mayor dedicación y aporte a los ejercicios lúdicos de aprendizaje y práctica que concluyeron en la elaboración del corto “Papálotl” –Mariposa-, ellos fueron resultado de una selección natural para asistir a la Cinemateca de París, al evento realizado durante los días 7, 8 y 9 del pasado junio a representar a su taller y con ello a México a un evento internacional al que acudieron representantes de 44 grupos similares de 15 países.

La compacta delegación mexicana hizo su presentación el último día del evento, luego de un breve convivio con el realizador griego/francés Costa Gavras, actual presidente de la institución sede y padrino del programa que les congregaba. Gavras, les dijo, ve a México con simpatía porque en nuestro país filmó una de sus películas –“Missing” (Desaparecido), 1982- y fue bien apoyado por los trabajadores de cine. Enfatizó, quiero a México no a sus gobiernos.

La tarde del día 9 de junio, luego de la proyección del corto potosino/mexicano, según la dinámica acostumbrada para la presentación de cada uno de los 44 cortos participantes, se abrió un diálogo entre Gabriel y Ricardo con el público conformado por niños talleristas como ellos, sus instructores, e invitados especiales, con apoyo en la traducción al francés de Katia Méndez, gestora del evento. Ella también de nacionalidad mexicana.

Del corto mexicano llamó la atención el tema, el tipo de tomas, particularmente una realizada con desplazamientos hacia atrás del operador de cámara (tipificada como “dolly back”). También se subrayó ser, junto con un corto brasileño, los únicos entre 44 que mostraban cómo se hace el juguete artesanal que –en este caso- le da nombre al corto, esto es, un papalote. El corto, además, se singulariza porque da presencia a un poemario, también sobre papalotes, de la autoría de Alfonso Badillo.

***

A tres semanas de suceso en Francia, la semana pasada me reuní con Ricardo, Gabriel y sus mamás. Ellas ven este suceso como algo importante para sus hijos y sus compañeros de escuela. Había sonrisas y emociones. Los niños dicen que quisieran algún día volver a Francia, sacaron a relucir su incipiente léxico galo y dicen que ya se saben conducir en el Metro de París, que ellos me guiaban –y es cierto- las últimas veces que nos trasladamos de la Casa de México, a la Cinemateca en París y viceversa. Es cierto.

Experiencia aparte, ya reseñada hace unas semanas en este espacio-, fue vivir en una semana en La Casa de México –dentro de la Ciudad Internacional Universitaria de París- que albergó en otro tiempo a personalidades como Octavio Paz (premio Nobel), Víctor Flores Olea (fundador de Conaculta), Francisco Toledo (pintor, escultor y grabador), Paul Leduc (cineasta), por mencionar sólo algunos.

Ricardo y Gabriel ya no son los mismos, la magia del cine y un breve, pero vital, desplazamiento en el tiempo y el espacio les abrieron un horizonte más ancho. A mí también, aunque ya peine canas. La infancia de aprendices nunca termina.

Le Cinema cent ans de jeunesse 2017 y su gran presencia de jóvenes realizadores

***

Nota en sí de menores

El próximo viernes 7 de junio, a las 7 de la tarde, en la Casa de Barrio de San Miguelito, sobre la Calzada de Guadalupe, y con la presencia de sus realizadores, elenco, familiares y amigos, se hará la primera exhibición de “Papálotl” –Mariposa-, cortometraje realizado por niños del Taller de cine impartido en la Escuela primaria Ciriaco Cruz Medina, y que representó a México en la pasada edición 2017 del evento internacional Le Cinema cent ans de jeunesse –El cine cien años de juventud-, en la Cinemateca de París.

@PEnredarteslp

 

También recomendamos: La ciudad que no duerme | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Previous post

Ocho milímetros de pasto natural | Columna de Jesús Alejandro Tello

Next post

Federico Silva y el arte cinético | Columna de Alex Valencia