Estado

Ni el 20% de la población se siente segura en SLP

En la ciudad se sienten 9 por ciento menos tranquilos que hace tres meses y 28 por ciento menos que hace un año

Por Redacción

En la ciudad de San Luis Potosí, la percepción de inseguridad en entre la población creció 9.3 por ciento en el tercer trimestre de este año, en comparación con el periodo abril-junio de 2017, según los datos de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana.

Entre julio y septiembre de 2017,  el 85.4 por ciento de los habitantes de la ciudad de San Luis Potosí considera que vivir en la capital del estado es inseguro. En cambio, en la encuesta publicada en junio, el 78.1 por ciento de los potosinos consideraban que la urbe era insegura.

El crecimiento es aún mayor si se comparan los resultados de septiembre de este año con los obtenidos por la misma encuesta en el mismo mes de 2016.

De un año a otro, 27.8 por ciento de la población se siente más insegura en la ciudad de San Luis Potosí.

En septiembre de 2016, la población insegura en San Luis Potosí fue de 66.8 por ciento, comparada con el 85.4 por ciento para septiembre de 2017.

Estos números colocan a San Luis como la decimosexta ciudad con mayor percepción de inseguridad entre sus pobladores en todo el país, de entre las 58 ciudades utilizadas por Inegi en la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana.

En San Luis Potosí, para septiembre de este año, el 45.2 por ciento de los potosinos consideran que han visto en su entorno motivos que generan conflictos o enfrentamientos. Apenas tres meses antes, esa percepción era de casi la mitad, de 28.4 por ciento.

Debido a esos resultados, solo el 21.7 por ciento de los pobladores de la ciudad de San Luis Potosí creen que las autoridades gubernamentales de nivel municipal, estatal y federal son “muy efectivos” o “algo efectivos” para resolver las principales problemáticas relativas a la inseguridad pública.

El promedio nacional de efectividad de las autoridades es de 23.6 por ciento.

A nivel nacional, las mujeres se sienten, en promedio más inseguras que los hombres. El 80.3 por ciento de las mujeres consideran vivir en un contexto de inseguridad, mientras que para los hombres, ese porcentaje es de 71.1 por ciento.

En México, el 81.8 por ciento de las personas se sienten inseguras en cajeros automáticos localizados en la vía pública; 74.6 por ciento en el transporte público; 68.1 por ciento en las calles que usa habitualmente; 67.7 por ciento en bancos; 62 por ciento en mercados; 58.7 por ciento en carreteras; 53.9 por ciento en parques o centros recreativos; 44 por ciento en centros comerciales; 43.6 por ciento en automóviles; 39.8 por ciento en su trabajo; 29.7 por ciento en sus casas y 25.8 por ciento en escuelas.

El 72.9 por ciento de la población mexicana cree que no se mejorará la situación de inseguridad en el país durante los próximos doce meses. 35.5 por ciento de los mexicanos creen que la situación seguirá igual de mal, mientras que el 37.4 por ciento cree que la situación actual empeorará.

Además, el 72 por ciento de los mexicanos refieren haber tenido conflictos o enfrentamientos con vecinos; 32.6 por ciento con desconocidos en la calle; 18.4 por ciento con autoridades; 7.8 con familiares; 4.8 con establecimientos y 3.5 con compañeros de trabajo o escuelas.

En el país, el 67.5 por ciento de los mexicanos se informan sobre la situación de seguridad pública en su ciudad mediante noticieros de televisión; 55.2 por ciento, con comunicación personal en el entorno de la vivienda; 43.2 por ciento, por Facebook; 28.5 por ciento escuchando noticieros de radio; 23.4 por ciento, leyendo periódicos o revistas en papel; 19.5 por ciento, con comunicación personal en trabajo o escuela; 17.4 por ciento, en internet; 14.2 por ciento por Whatsapp; 8.3 por ciento por mensajes de texto; 2.6 por ciento en Twitter y 1.6 por ciento en aplicaciones electrónicas.

Para el 80.9 por ciento de la población nacional, la problemática más importante que tienen que atender las autoridades son los baches en calles y avenidas; 69.9 por ciento, la delincuencia (robos, extorsiones, secuestros, fraudes, etcétera); 62.6 por ciento, el alumbrado público insuficiente; 54.5 por ciento, las coladeras tapadas por acumulación de desechos; 49.6 por ciento, los embotellamientos frecuentes en calles y avenidas; 47.4 por ciento, fallas y fugas en el suministro de agua potable; 43.6 por ciento, servicio de transporte público deficiente; 43.1 por ciento, deficiencias en la red pública de drenaje; 38 por ciento, parques y jardines descuidados; 31.2 por ciento, ineficiencia en el servicio de limpia y recolección de basura; 20.3 por ciento, falta de tratamiento de aguas residuales; 16.3 por ciento, mercados y centrales de abasto en la estado y 7 por ciento, problemas de salud derivados del manejo inadecuado de rastros.

También recomendamos: El ataque con coche bomba es el inicio del terrorismo en SLP

Nota Anterior

101 años de grandeza, dudosa, pero grandeza | Columna de Héctor Morán

Siguiente Nota

Domingo de resurrección | Columna de Xalbador García