Noticias en FASerendipia

Netflix por fin enloqueció | Columna de Víctor Hernández

 

Serendipía

Una de sus mejores producciones ha sido cancelada

Hace solo 3 semanas escribí en este espacio sobre el interesante mundo de los homo sensorium, una raza ficticia que apareció en la serie de Netflix Sense8, de la cual se acaba de anunciar su cancelación. Así que, tristemente, los fans a lo largo y ancho del mundo se quedarán esperando la solución a los conflictos planteados durante la segunda temporada, el desarrollo de cada uno de los personajes y obviamente la conclusión de la historia.

Pero no es la primera cancelación anunciada por la plataforma, hace poco se tomó la determinación, en ese caso por conflictos con la cadena Fox, de retirar todas las series creadas la cadena fundada por Rupert Murdoch ya que Fox cuenta con su propia plataforma, poco accesible para mi gusto, ya que es necesario contar con un paquete especial de algún proveedor de tv privada para poder disfrutar del servicio. Por otro lado, la primera serie original de Netflix en ser cancelada para una próxima temporada fue The Get Down, ya que hubo múltiples retrasos en su producción, resultaba muy costosa y al parecer no logró captar la atención del público.

Los argumentos para tomar esta determinación suenan válidos, si se toma en cuenta que de las personas que conozco, solo una ha escuchado hablar de la serie, lo que explica la falta de seguidores. Sin embargo, en el caso de Sense8, parece contradictoria la determinación puesto que en un inicio, las mismas estadísticas de Netflix señalaban una aceptación bastante positiva de la serie con reproducciones de hasta seis veces por suscriptor, incluso fue catalogada como una de las series más vistas en “maratón” durante su primera temporada.

A propósito de ello el vicepresidente de series internacionales para Netflix la nombró como una de las series más populares en el mercado y en menos de tres días después de su estreno se reportó pirataje con más de medio millón de veces, además de la distribución digital de la serie.

 

Estos datos solo reflejan la evaluación de la primera temporada, así que seguramente el largo periodo de espera para el lanzamiento de una segunda (casi dos años), fue determinante para una baja en el número de sus reproducciones, sin embargo, la impresión personal de esta segunda temporada es de una serie que evolucionó en historia, calidad de imagen, coherencia en sus argumentos y que se dedicó a llenar los vacíos planteados durante la primera.

Incluso, una de las características más elogiadas en ambas temporadas, ha sido la inclusión de temas tabú como la transexualidad, la drogadicción, el machismo, e incluso las teorías sobre el tráfico de medicamentos de mala calidad, junto con la diversidad cultural plasmada en cada episodio, de esta manera me atrevo a decir que a Netflix poco le importa la calidad de sus producciones y el interés que pueden generar en sus suscriptores, dándole prioridad a los números, claro, de lo contrario no es negocio.

Por lo pronto los más afectados por estas determinaciones (además de la misma producción, actores, guionistas, carga cables, etc.) son los seguidores de la serie, quienes se quedan con demasiadas dudas y con la emoción del último capítulo a flor de piel.

Quedará pendiente el destino de la BPO ahora que los sensates protagonistas declararon la guerra, saber qué sucede con el resto de grupos por todo el mundo, saber cuántos de ellos están siendo controlados por la organización, a cuántos ya han eliminado, el futuro de Wolfgang, la libertad definitiva de Sun, la carrera de Lito, si Nomi podrá regresar al mundo de los vivos, si Will y Riley podrán disfrutar su vida juntos, el matrimonio de Kala y la candidatura de Capheus.

Demasiadas historias inconclusas hablan del poco profesionalismo de la plataforma Netflix y su apatía ante la decepción de los fans de la serie que plantea, más que otro universo de ciencia ficción, una oportunidad de unificar diversas culturas, dar a conocer las problemáticas sociales y económicas de cada una de ellas y el ejemplo de empatía que transmiten los personajes. Ahora estará en manos de los mismos seguidores del proyecto presentar las teorías y finales alternativos a través de proyectos independientes, fanfics, blogs de debate, etc.

De mi parte solo queda unirme al lamento de los fans y felicitar por su trabajo, dedicación y profesionalismo a la producción y a todos los que participaron en ese interesante proyecto que tristemente concluye por una desafortunada decisión de negocios, justo así se ha de haber sentido Sun cuando la traicionó su propia familia.

@MrVictorHdz

También recomendamos: 3 reasons why; Las razones detrás de un suicidio | Columna de Víctor Hernández

Nota Anterior

La atomización del PRI | Columna de Óscar Esquivel

Siguiente Nota

La que entrega la vida por los colores...