#4 TiemposColumna de Marcela del Muro

El movimiento y yo | Colaboración de Marcela del Muro

Opinión invitada

Hace poco alguien me hizo un comentario en el que criticaba mi incoherencia por hablar sobre feminismo y haber tenido relaciones con hombres machistas.

Le he dado muchas vueltas al asunto. Me ha dado la oportunidad de analizar mi atrevimiento para hablar sobre feminismo y entender un poco más lo que este movimiento ha traído en mi vida.

Ser mujer y apoyar un movimiento como el feminismo no me hace una persona libre de relaciones de poder, ni un ente superior que puede juzgar esta sociedad androcéntrica, tampoco me hace libre de dependencia y dolor en mis relaciones.

Quien me conoce sabe lo complicado que ha sido para mí todos los rollos amorosos, sobretodo lo difícil que es mantenerme estable, sin dependencia y sin drama. Muchas veces no por los hombres que están a mi lado, sino por mí: mis permisiones, mis miedos, mi histrionismo y cómo idealizo las relaciones.

No todo es drama y tengo muchísima suerte: mi mamá y papá me empoderan en todo momento. Los amigos son excelentes, pues, con todos mis conflictos, escuchan y apoyan; escribir y toparme con varios libros como “La mujer rota” de Beauvoir, “La dominación masculina” de Bourdieu, “El color púrpura” de Alice Walker, entre otros que me han permitido moldear un poco mi pensamiento, conocer de lo que hablo y han ayudado a darme fuerza en momentos donde me siento dolida o reprimida.

El feminismo no es perfección, al contrario es partirse la madre, es darnos cuenta que somos humanas sin importar el género, preferencia sexual, profesión o ideología.

El feminismo no dice que te tengan que caer bien todas las mujeres sobre la faz de la tierra ni que tengas que guardar tus críticas para lo que no te parece bien; feminismo es apoyarnos incluso sin caernos bien o sin estar de acuerdo con la otra persona. No necesitas ser mi cómplice o amiga para creerte y apoyarte si lo necesitas.

También recomendamos: Decir adiós cantando | Columna de Marcela del Muro

Nota Anterior

Así amanece el precio del dólar hoy 20 de marzo en SLP

Siguiente Nota

El Varón Justo, Hombre del Silencio | Columna de Ricardo Sánchez García