#4 TiemposDesafinando

México requiere ayuda | Columna de Óscar Esquivel

Desafinando

Unos aportan…otros se maquillan.

La historia se repite con su tragedia, una tragedia desmoralizadora de un pueblo sufrido que aún no se repone de sismo de 1985 y ahora, exactamente la misma fecha, 19 septiembre, ocurre lo mismo. La naturaleza sigue su curso, bosteza, se contrae, hace de su centro un latido para seguir su curso de transformarse sin dar tregua en la superficie para buscar refugio de quienes la habitamos… la tierra está viva y en ello se lleva la vida misma.

Recibimos el abrazo del oso, uno tan fuerte que no mide sus fuerzas y a pesar de eso convivimos juntos. Ayer Oaxaca, Chiapas; hoy nuevamente la ciudad de los palacios, tembló tanto que la hizo sacudir nuevamente. Como siempre, las conciencias de todos sus habitantes, la sociedad civil organizada, con preparación o no, pero arrojada en el trabajo hasta casi morir de cansancio, removiendo los escombros de la obra del hombre.

Al cierre del mediodía del jueves, 265 muertos en Ciudad de México, Morelos, Puebla, Guerrero, cada una de estas personas tiene una historia, una vida, una razón de existir, la tristeza nos embarga, al ver cómo se apagaron las luces, apenas iniciando de niños de la Escuela Rébsamen, 32 vidas. Fátima logró comunicarse vía la aplicación de WhatsApp, envió mensajes para decir que se encontraba bajo las losas de concreto, finalmente se pudo rescatar con vida, 315 estudiantes lograron ponerse a salvo, para quienes no, a su familias van mis condolencias profundas.

No obstante siempre habrá carroñeros en la desgracia, en la zozobra, aprovechando el dolor ajeno para infringir aún más dolor, iniciando con los sismos que ocasionaron destrozos y muerte en Juchitán, Oaxaca, o Chiapas. Como siempre la ayuda fluye por los ciudadanos y para los ciudadanos, pero algunos “estadistas” politicones de envergadura alta, aprovecharon la ayuda para hacerse de imagen, comenzando por el gobernador de Chiapas, un güero entre puro “prieto”… ¡bueno! de eso nuestro presidente se dio cuenta que en aquellas latitudes también había rubios y blancos.

El niño Verde, del incorruptible partidito, el Velasquito gobernador de Chiapas, toda ayuda que llegaba a los centros de acopio comenzó a etiquetarla con su eslogan “primero yo, después Chiapas” perdón “Chiapas primero”, como si se tratara de una campaña de esas asistencialistas, su mujer quejándose de su fea figura desarreglada, despeinada, pero eso no importaba todo por el bien de los indígenas “pobres entre los pobres”… estupidez y frivolidad.

Después siguió el primer mandatario del país y así cualquier gobierno, con su gobernador, ¡obvio! Acopian víveres, no suyos, para ser enviado a la zona de desastre, etiquetaban el arroz, los frijoles y hasta el papel de baño con su eslogan. Los potosinos no nos quedamos atrás, algún vivillo súper asesor en comunicación se le ocurrió pegar calcomanías con la leyenda y logotipo  “prosperar juntos”, lo más inverosímil que lo niegan, o se hacen como que no saben… negar, negar aunque te agarren con las manos en la masa, a las pocas horas llega la instrucción a sus subalternos para retirar toda etiqueta, en presente y futuro… ahí les haiga… una de las fallas de este gobierno es su comunicación.

De pronto aparecen los ángeles del servicio a la comunidad, las grandes cadenas transnacionales, por ejemplo Waltmart, con filiales como Sams Club, y también por otra parte Home Depot, ferreteras, o Costco. El ejemplo más claro, Waltmart: se ufana que donan cientos de toneladas de alimentos o si se prefiere comprar un producto de canasta básica ellos ponen otro, bueno quiero comentarles que las utilidades de esta cadena en 2016 ascendieron a más de mil 700 millones de pesos en nuestro país, gracias a las compras de todos los que asisten a este súper mercado gringo, ¿quién pagó su donación?

La donación que ellos realizan lo hacen con cargo a sus proveedores, la casa nunca pierde, pero eso sí, los gobiernos sin visión les continúan otorgando incentivos al por mayor.

Los partidos y el INE peleándose legalidades, el INE con Don Lorencillo Córdova, su presidente, argumenta que sería ilegal la donación de 2 mil 400 millones de pesos (el 20% de prerrogativas de los partidos políticos para la contienda electoral del 2018) para ayuda de damnificados… quien no lo hiciere sería severamente amonestado, las leyes pueden cambiar, si se tiene voluntad, en solo días.

La danza de millones que pueden ser donados por sindicatos, sobretodo gubernamentales: de la SNTE se podría recaudar en treinta días de aportación tan solo en San Luis Potosí, 27 millones; de PEMEX, aun cuando a Romero de Deschamps le diera el infarto; CFE, y con la aportación del sindicato de los más de 1.6 millones de burócratas federales, estaríamos hablando de poco más de mil 670 millones de pesos de aportaciones mensuales ¿A dónde va a parar tanto dinero?… no les vaya a doler el codo.

Y hablando de aportación al prójimo, la Basílica de Guadalupe por si sola recauda al año algo así como 24 millones de pesos, (lo que reporta la Abadía), Seria más bien dólares, pero bueno eso es otro tema. Podrían donar un mes, un “mesecito”, solo se dejaría de pintar la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe en un año, creo es el momento de que todos le entremos.

Exhorto a Juan Manuel Carreras López y presidentes municipales

Es correcta la decisión, señor gobernador del estado, de aplazar su 2o informe de gobierno, ha sido atinada en estos momentos de angustia, dolor y necesidad.

Sin embargo, reconozco que se dé la importancia de rendir los informes de labores de la administración pública de lo que representa para la comunidad y las instituciones, pero hoy en aras de contribuir a cerrar filas entre ciudadanos y gobierno, en torno a los compatriotas en desgracia. Opino, con todo respeto, sería mucho mejor y aliciente, el solo asistir al recinto del Congreso del Estado dar su informe por escrito y evitar gastos innecesarios en publicidad, logística y lo que de ello derive, así evitar gastos hasta de los invitados especiales.
Nuestros hermanos en desgracia les agradecerían su sacrificio de imagen política a cambio de ayuda.

El desprendimiento engrandece a cualquier persona y más a un gobernante.

La promoción podría ser mediante los 2000 empleados de confianza, secretarios, directores generales y de área, subdirectores, etc. La gran mayoría cuentan con muro en Facebook, Twiter, por ese medio se puede difundir, esto también es comunicación gubernamental.

México requiere de todos, de ti, de mí, de todos nosotros, no desafinemos, que la historia nos juzgará.

¡Viva México!

También recomendamos: La duda que nos embarga | Columna de Óscar Esquivel

Nota Anterior

Un Centenario de plata pura | Columna de Alex Valencia

Siguiente Nota

iOS vs Android | Columna de Víctor Hernández