#4 TiemposDeportesGame, set and match

Más y mejor tenis en México | Columna de Jesús Alejandro Tello

Game, Set and Match

Los empresarios de tenis en México lo han hecho sostenidamente bien a lo largo de los últimos años. Esto se ve reflejado primeramente en los torneos donde jóvenes promesas se presentan, como los denominados Futures de la Federación Internacional de Tenis, o los ATP Challenger que se disputan en San Luis Potosí cerca de las fechas de Semana Santa y otro en Puebla.

A esto se le agregan el Abierto Mexicano, que se juega cada febrero en Acapulco y es el torneo más importante de Latinoamérica, así como el Abierto de Monterrey que es exclusivo de la WTA, es decir, juegan puras mujeres.

Si bien el Abierto de Monterrey pertenece a la jerarquía más baja de los torneos de la WTA, no quiere decir que no haya espectáculo de primera calidad: mientras escribo estas líneas observo la final que se disputa entre Garbiñe Muguruza, actual número tres del mundo, y Tímea Babos, quien ocupa la plaza número 44 mundial. Ambas son campeonas de torneos de Grand Slam, y eso no es poco decir. La española Muguruza ha sido campeona individual en Roland Garros 2016, y en Wimbledon 2017. En el primero derrotó en la final a Serena Williams, y en el segundo se hizo del título ante Venus Williams. Ganando torneos grandes contras dos de las más grandes en la historia del tenis.

Por su parte, la húngara Babos tiene un título de Grand Slam en la modalidad de dobles, justamente en este 2018 en el Abierto de Australia. Así también ha sido finalista en dos ocasiones anteriores en Wimbledon: en 2014 en pareja con Kristina Mladenovic donde las vencedoras fueron Sara Errani y Roberta Vinci; y en 2016 en pareja con Yaroslava Shvédova donde las hermanas Williams se coronaron campeonas. Sin duda el llegar a la final de un Grand Slam y enfrentarse ante jugadoras de tal jerarquía ya es de entrada un logro enorme.

Con esto me refiero a que los empresarios del tenis en México se han puesto las pilas en los años recientes: es muy común que tenistas de los lugares más altos en el ranking vengan a jugar a torneos desarrollados en el país. Ello es producto de diferentes factores que van desde la gestión propia del torneo, la cercanía que haya con otros torneos de mayor categoría, las bolsas económicas que se reparten, y lógicamente, que acudan tenistas de mejor nivel crea un efecto bola de nieve por el cual los cuadros de los torneos son cada vez más y mejores.

Al final Muguruza se quedó con el título de este año en el Abierto de Monterrey, pero más importante que eso es el crecimiento de los torneos de tenis en México.

 

Tiebreak

Renata Zarazúa carga en sus hombros la posibilidad de levantar el tenis nacional. Actualmente la 231 del mundo, su mejor ranking hasta ahora, es heredera de una tradición de tenistas, ya que su bisabuela Rosario fue campeona de Primera Fuerza, su tío abuelo Vicente Zarazúa jugó copa Davis durante nueve años de la mano de figuras como Rafael Osuna y Raúl Ramírez. Así también su papá incursionó en el circuito profesional. En los días anteriores logró acceder al cuadro principal del Torneo WTA de Bogotá con la victoria en dos rondas de preclasificación. En primera ronda se enfrentará contra la australiana Ajla Tomljanovic, actual 96 del mundo. Todo el éxito para ella.

 

Nos leemos pronto.

@alejandrotello  

También recomendamos: Tres veces por primera vez | Columna de Jesús Alejandro Tello

Nota Anterior

Enriques en las cúspides de lo efímero: uno poderoso, otro lector de teleprompter | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Siguiente Nota

Más de 619 mil alumnos de educación básica regresaron a clases en SLP