#4 TiemposDeportesGame, set and match

El más importante de Latinoamérica | Columna de Jesús Alejandro

Game, Set and Match

 

Hoy comienza el Abierto Mexicano de Tenis (AMT), sin duda el más importante de Latinoamérica. Y no es una edición más del mismo, sino una especial ya que se cumplen 25 años de que se jugara por primera vez.

Decir que es el torneo más importante de tenis a nivel Latinoamérica no es una mera cuestión de nacionalismo irracional que debe apoyar lo hecho en México. En realidad el ATM ha ido siempre hacia arriba y hacia adelante, cada vez con más competidores y de mejor calidad, obviamente. Además ha tenido cambios que lo han perfilado dentro del circuito mundial para mostrar un tenis más competitivo.

Nació en una época en la que el tenis mexicano tenía representación de élite mundial: el equipo mexicano de Copa Davis estaba ubicado en el grupo mundial, además de tener a cuatro tenistas rankeados dentro de los primeros cien del mundo. Pero en cuestión de torneos locales, si bien eran numerosos, solamente llegaban hasta un jerarquía baja al ser meramente preparatorios para otros más importantes fuera del país.

Luego de una negociación con la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) se logró que hubiera un torneo ATP en nuestro país. Así inició el ATM que tuvo como primera sede Club Alemán, al sur de la Ciudad de México, en canchas de arcilla.

El crecimiento que ha tenido el torneo ha sido en todos sus frentes. En cuanto a jerarquía dentro de los diferentes torneos ATP, nació dentro de los menos importantes, pero en 1996 le fue concedido el rango de ATP World Tour 250, el cual volvió a subir en 2009 a ATP World Tour 500 que se mantiene hasta el día de hoy. Esto no solo significa que entrega más puntos a los competidores, sino que también hay una mayor bolsa económica de premios a repartir.

Justo en el plano económico, de iniciar con una bolsa de 250 mil dólares pasó en 1996 a entregar 305 mil dólares. Durante los inicios de la primera década del presente siglo, la bolsa de premios aumentó a 794 mil dólares, y en 2009 tuvo otro incremento par llegar hasta un millón 226 mil 500 dólares. Para la edición de sus 25 años, los premios ascienden hasta dos millones 15 mil 695 dólares.

La asistencia también ha aumentado, lo cual ha motivado cambios en las sedes que ha tenido. Por ejemplo, en el Club Alemán, el estadio no rebasaba los cuatro mil lugares de capacidad, por lo que en 1996 tuvo que hacerse una modificación para que los tuviera, conforme al mismo crecimiento que iba teniendo el torneo. Para 2001 cambió de sede a Acapulco, para jugarse en el complejo Princess Mundo Imperial que cuenta con ocho canchas de tenis, incluyendo el estadio principal con capacidad para 6 mil asistentes. Con ello se tuvo una mayor afluencia de gente, además de combinarlo con cuestiones turísticas.

Otro cambio relevante que ha sufrido es que anteriormente se jugaba en superficie de arcilla, en sintonía con la “Gira Dorada”, que se compone de otros torneos jugados en arcilla en algunas ciudades de Sudamérica, como Buenos Aires, Sao Paulo, Viña del Mar. Pero al ser una especie de enclave de arcilla dentro de un tiempo donde los torneos de mayor renombre son en superficie dura, de alguna manera se desdibuja el tenis que ofrece. De tal manera que en 2014 hubo cambio de superficie para el ATM, a cancha dura, para que sirviera de preparación de los primeros Másters 1000 de la temporada, Indian Wells y Miami, que se disputan en marzo. Así, una mayor cantidad de jugadores de élite mundial se verían motivados a venir a México dada la cercanía con Estados Unidos, y la afinidad de la superficie.

Así arranca el Abierto Mexicano de Tenis en su aniversario 25, el más importante de Latinoamérica y, con ello, de los de más renombre a nivel mundial. El cartel de tenistas que participan este año lo avalan: Rafael Nadal, Alexander Zverev, Dominic Thiem Jack, Soch, Kevin Anderson, Juan Martín del Potro, todos ellos ubicados dentro del top 10 mundial. Sin olvidar, claro, a Sloane Stephens, Kristina Mladenovic y Alizé Cornet, quienes están entre las 50 mejores del mundo.

A disfrutar de una semana de buen tenis en nuestro país.

TIEBREAK

El 16 de febrero pasado, Roger Federer se colocó nuevamente en el número uno del mundo a los 36 años, 6 meses y 11 días de edad. Con ello se convirtió en el jugador de mayor edad que alcanza la cima del mundo. De esta manera suma hasta el día de hoy 304 semanas en esa posición, siendo también el que más tiempo ha estado como el mejor del mundo. Su Majestad sigue rompiéndola.

Nos leemos pronto.

También recomendamos: Por la puerta grande | Columna de Jesús Alejandro Tello

Nota Anterior

México avanza en materia de investigación genética: especialistas

Siguiente Nota

Las horas más oscuras | Columna de Jorge Ramírez Pardo