#4 TiemposColumna de Miguel Ángel Paisano Parga

Mal empieza la semana al que ahorcan el lunes | Columna de Miguel Ángel Paisano

Opinión

 

Dice el dicho popular “Mal empieza la semana al que ahorcan el lunes” y lo propio se puede decir de Salvador Hernández Gallegos. No hay peor inicio de campaña para este ex presidente municipal, que la noticia de que, por más reuniones y amarres, resultó imposible la alianza entre PT, Morena y PES, con lo que sin duda bajan considerablemente sus posibilidades.

Si bien, el ex presidente puede presumir ser, hasta hoy, quien más votos ha logrado en una elección municipal de Salinas, 5 mil 800, también hay que destacar que lo logró al aliarse con el PRD y Movimiento Ciudadano, quienes hoy andan por otros caminos; además de que, en aquel lejano 2012, varios actores políticos se sumaron a su campaña y hoy lo han abandonado o de plano están en contra, ¿no lo cree? Va la lista:

Sergio Martínez se negó a bajarse de la contienda y ceder su lugar a su antiguo mentor político Chava Hernández. No solo eso, envalentonado lo retó y le pidió que mejor lo apoye a él, presumiendo que hasta Héctor Gaytán, ex candidato del PAN lo apoya. En el 2012, Héctor Gaytán también apoyo a Chava, por lo tanto otro apoyo que pierde, como lo hizo con el de Guillermo Reyes, quien ahora tiene más cercanía con el actual presidente Antonio Páez, incluso se le ha visto en las obras municipales.

Así diversos operadores que le hicieron ganar en el 2012, se ven alejados y al no concretar la alianza, no se ve cómo conseguir el cargo.

Durante el 2015, la coalición que lo hizo ganar, pero encabezada por Luis Tiscareño, sufrió la peor de las derrotas, pues de 5 mil 800 votos cayeron a no más de 2 mil 800.

Sin el apoyo que da ser gobierno, solo con el PT y con el PRD en contra, en ningún posible escenario electoral se ve que pueda hacerse con los votos necesarios para vencer a Toño Páez, quien mira a sus rivales desde la comodidad que brinda el antecedente de 4 mil 500 votos.

Continuando con los ahorcados en el inicio de campañas, en el PAN iniciaron, literalmente, cortando las cabezas con el anuncio de que la candidatura tendría que ser forzosamente para una mujer, por la cuestión de equidad de género. Ni tardos ni perezosos, los panistas comenzaron a operar la posible postulación de Lupita López, esposa de Luis Tiscareño, quien llegó a ocupar la Secretaria General del PRD en el Estado, y a quien el pasado lunes se le vio en el templete de la Caravana por la Dignidad que encabeza el gobernador de Chihuahua, Javier Corral. Lupita López fue de las pocas personas que subieron, estuvo a un lado de Xavier Nava, diputado federal que busca la presidencia municipal de la capital del Estado.

Los panistas de Salinas se enfocaron en sondear la posible postulación de Lupita López, hicieron de todo para promoverla… menos lo más importante: preguntarle a Lupita López si quiere ser candidata. Por lo que al parecer ese pequeño detalle, o sea, olvidarse de tomar en cuenta la opinión de la posible candidata, nuevamente deja al PAN salinense a la deriva y se ignora si Lupita Lopez declinará a contender por tener otros proyectos, los cuales estarían amarrados al futuro de Xavier Nava.

Siguiendo con la mala, malísima semana salinense, otro personaje político que comenzó mal la semana fue Ruth Tiscareño quien a pesar de haber contado con el apoyo de figuras del priismo nacional, no le alcanzó para llegar al Senado y es que, como publicó La Orquesta, el gobernador Carreras se emberrinchó y se impuso para postular a su constructor favorito, perdón, a su candidato ciudadano, con lo que dejó fuera a la fórmula a Valladares y Galindo Ceballos, pero, esto lo realizó después de haber logrado que la primera fórmula fuera encabezada por un hombre, ya que al parecer esta era para una mujer, o sea Ruth Tiscareño, con lo que la primer damnificada del candidato ciudadano por el PRI al Senado, fue ella, quien como buena priista, ni dijo pio.

Falta ver qué sigue para ella o si es el fin de una carrera política, lo que está claro es que, si depende su futuro político de los resultados nacionales que obtenga el PRI, no se augura nada bueno.

Tal vez ahora, esté meditando y tal vez se arrepienta de que, en aras de lograr el respaldo y la unidad partidista, apoyó a Toño Páez para su reelección, cuando él mismo y sobre todo su equipo han sido sus más acérrimos rivales. Antonio y sus subordinados pensaron, que podría disputarle la presidencia, cosa que no ocurrió, lástima, debió haber tenido un plan B, el cual debería haber incluido disputarle la presidencia a Antonio Páez, para que se renovara el priismo salinense, o al menos cambiara de apellido, entonces seguiría con opciones, pero como ella misma comentó: “no tengo plan B”, busco el Senado o nada, y así quedó.

Nuestro ahorcado favorito, y no que uno lo ahorque ni mucho menos, si no que a el solito le gusta ponerle el cascabel al gato…. o al pollo según para lo que se lance, es José Luis Romero Calzada. Ese diputado, número uno en baile de cumbia y último en propuestas, esta semana anduvo muy movido. Primero solicitó su licencia como diputado del IV distrito para registrarse como precandidato a diputado federal en el segundo distrito, y después se especuló que probablemente sería la carta fuerte del PRI para contender por la capital potosina. En caso de concretarse lo último, sin duda en el PRI nacional le estarían muy agradecidos a Romero Calzada, quien con esto estaría asegurando el respaldo de su partido para el futuro, no solo para contiendas políticas, sino para una que otra cuestión legal que a lo mejor pueda surgir, esto porque el PRI está bien seguro de que en la capital potosina no tiene la menor posibilidad de ganar, por eso quien acepte la encomienda, sabe que es una candidatura de sacrificio por el partido, para hacer méritos o ganar indulgencias, aunque sean judiciales.

Así las cosas en esta perla del Valle del Salado, donde de una u otra forma se incide en la política potosina, aunque los políticos salinenses queden cortos a las expectativas ciudadanas, por lo que a como se están desarrollando las cosas, lo único cierto es que existe una total decepción ciudadana.

La elección será un mero trámite para perpetuar otros tres años en el poder a Antonio Páez, ya que con el presupuesto municipal se ve difícil que pierda su base de apoyo y más difícil que otro partido o candidato sume los votos necesarios para derrotarlo.

Pobre Salinas, tan lejos de Dios y tan cerca de sus mediocres políticos.    

También recomendamos: Que todo cambie…..para que todo siga igual | Columna de Miguel Ángel Paisano Parga

Nota Anterior

El peor equipo de San Luis en la historia | Columna de Arturo Mena

Siguiente Nota

La muerte como método de supervivencia | Columna de Víctor Hernández