Desafinando

Los últimos deseos. Columna de Oscar Esquivel

Desatinos, vergüenzas, ineficacia….Anhelos, amistad, salud

En un acto de fe se reúnen las personas con el deseo de estar bien con los cercanos, de establecer un vínculo entre el bien y los hechos de la vida; retirar toda angustia del olvido y hacer a un lado el odio o rencor.

No ser hipócritas consigo mismos, pues nos hace establecer el peor de los vicios, siéndonos difícil el arrepentimiento.

Es una regla cierta sin excepción, la hipocresía enérvese al avariento convirtiéndolo en el enemigo del bien público.

Mis deseos:

Es encontrar la fuente de la sabiduría que me haga poder transmitir con palabras escritas la vida como es…defectos y virtudes… el peor defecto, la franqueza… veneno para los injustos.

Deseo uno- Es con los legisladores que impostergable sea su condición de lo que son… legisladores. Independientes del ejecutivo y con voz propia… por favor evítenos la pena de publicar sus desatinos, conveniencias particulares y de partido, son legisladores, no administradores de obra, ni dulces de todas las fiestas. Hagan gestiones verdaderamente importantes, en grupo o solos, pero muévanse a la capital o al palacio de enfrente. No importa a cuantos acto público se hagan presentes, si no se tienen resultados, muy pocos son los que verdaderamente encuentran su misión…muy pocos.

PD. Pónganse a leer o estudiar cada tema, no lo dejen a sus recomendados asesores.

Deseo dos.- Que la justicia llegue como se fue, si alguna vez la hubo… los hombres encargados de ejercerla que hayan cometido el pecado de la omisión, la ineptitud y la complicidad, reflexionen o se vayan por generar la impunidad y corrupción, al permitir que la justicia se ahogue en la violencia.

Elevemos nuestros deseos porque el fiscal transparente sus actos como funcionario, donde establezca un compromiso de participación social en el proceder de procuración de justicia. Basta de invenciones y percepciones equivocadas, ¡queremos la verdad!

Deseo que el presupuesto para seguridad sea destinado al equipo y a la preparación de los cuerpos de policía, no para gastos en hoteles y restaurantes de lujo de los altos mandos.

Negar la violencia, minimizarla, no lleva a ninguna parte; al contrario, exacerba los ánimos ciudadanos. Se podrá tener todas las reuniones con el presidente, todas las voluntades, pero si el desánimo es mayor, se cae en la indiferencia gubernamental y no podrán darse los primeros pasos para erradicar la violencia.

PD. Regresen el equipo antisecuestros, den respuestas por los desaparecidos y comuniquen mejor sus logros o fracasos.

Deseo tres.- Que la pobreza lacerante, el hambre apagada con despensas con fines electorales, la ineficacia del combate a la pobreza, se reconozcan para corregir errores y también los logros si los hay… den noticias buenas…no solo la La Joya y Rubí son importantes.

Que la pobreza laboral fomentada por el estado termine, apoyando a la industria local y que los empleos actuales no sean el pretexto contario para completar el gasto y la informalidad sea el mayor ingreso familiar.

Anhelamos, para quienes llevan los programas sociales, que reconozcan que la principal causa de la pobreza es la ignorancia…sin educación no hay progreso.

PD. Las despensas, televisiones, mochilas, agua embotellada y otros enceres solo cuentan votos; si realmente aman a México hagan su labor como debe ser, no como su partido o jefe político se los ordene…para mañana ya no habrá otra oportunidad.

Deseo cuatro.- Indignos, incoherentes, incapaces, temerosos, inactivos y aventureros de la política…el equipazo presidencial, la corte de Lores, que andan como perritos falderos para ver si Trump les da cita ¡Tengan ideas! Pero, ¡por favor ¡, no las de Videgaray.

Estamos ante una verdadera catástrofe diplomática, ¿dónde está el orgullo? Preferiríamos ver estrategias reales abiertas, ante la posible “película de terror” que termina en una debacle económica que nadie quiere. ¿Dónde está el liderazgo de Peña? No basta llamar a la unidad, hay que decir cómo, y por supuesto le entramos.

¡Al ataque!, grita el general, y este se queda atrás viendo como mueren sus soldados…así no funcionará nada.

Sabiduría, estrategia, acuerdos… y sí, porqué no, mostrar la casta con dignidad y orgullo por lo que somos, nuestra historia, los hijos y cada uno de nosotros podemos vencer la adversidad con el gobierno o sin él, que se la pasa desafinando las notas.

Un último deseo: siempre habrá esperanza. Las verdades nunca las tenemos juntas, pero sí es posible converger en una sola cosa, luchar hasta el cansancio por alcanzar la paz, es el único camino para lograr juntos prosperidad, hacernos sentir verdaderamente valiosos; somos más grandes que los problemas. Por eso deseo fervorosamente, que como país alcancemos la felicidad.

Amigos:

Mi camino se cerró por este año, gracias infinitas por aquellos que se tomaron la molestia de leer mis ideas, comentarios e historias.

Gracias para los que reclamaron o se sintieron incómodos por mis palabras, les reitero mi amistad y sé que juntos podemos aportar más.

Gracias a la crítica pública y anónima, me compromete a redoblar mi ansia de saber y a estar a la altura de las exigencias del lector.

Gracias a la vida por darme la oportunidad de expresarme; a esta casa editorial, su apoyo incondicional.

Les deseo a todos que la paz de la luz renueve los anhelos más sentidos, salud, amor y amistad.

Un abrazo donde quiera que se encuentren.

¡Felices fiestas!, hasta 2017.

 

 

Nota Anterior

Alerta Ámber México no está buscando a Zoe; ni siquiera tienen sus datos

Siguiente Nota

Eddie Vedder, vocalista de Pearl Jam, celebra su cumpleaños número 52