Noticias en FA

Los Platillos presenta: Trashumante, elegancia y servicio demorado

Por Luis Moreno Flores

Calificación: 3.5/5

Precio: ⅘

Dirección: Avenida Venustiano Carranza # 2030

Horarios: Martes y miércoles de 13:30 a 00:00 horas. Miércoles a sábado 13:00 a 00:30 horas. Domingo 13:30 a 18:00 horas.

Me encanta la carne de res, podría comerla todos los días. Sin embargo, estoy convencido que en San Luis Potosí el concepto de vender cortes asados, al que recurren la mayoría de los restaurantes de cierto prestigio, está agotado. Deben apostar por una oferta mayor, que tenga en cuenta al público que de a poco se vuelve más exigente, sin dejar de lado a quien opta por opciones clásicas. En esta transición el lugar que visité esta semana les lleva ventaja a la mayoría en la ciudad: Trashumante.

Lo mejor: El mérito mayor de este espacio es ese, el propio espacio, ya que la decoración es espectacular, de las mejores en la ciudad: techos altos, hermosos juegos de sillas, una estructura que combina de forma sutil ladrillo, madera y metal; floreros, lámparas, jarrones, macetas, cuadros de excelente gusto; todo dividido en cuatro zonas: una principal que destaca por su elegancia, una terraza con vista a la avenida Carranza, un jardín interior y una zona cerca de la barra que da la sensación de ser la más divertida. La barra es otro punto importante, de buen tamaño y cálida, invita a quedarse por un rato largo. Es claro que contaron con asesoría de profesionales al momento de armar el lugar. La selección musical también es para destacarse: no se va por la salida fácil de colocar música clásica, sino que el soundtrack se desliza sin problema por un pop de las décadas de los 90´s, 00´s y 10´s, más que adecuado para comer (de Jamiroquai a The Killers).

La comida: Como cualquier otro aspecto es superficial si la comida desmerece, pasemos a esa parte, la más importante. Para esta ocasión probé un par de entradas: queso asadero fundido con chorizo y chicharrón de rib eye con guacamole. Todo bien con ambos platillos, la verdad era difícil equivocarse, aunque en el segundo la porción resultó muy pequeña.

Como plato fuerte me decidí por el filete prime en costra de semillas ahumadas y vinagreta de miel, lo sirven sobre una cama de puré de camote y se acompaña con una guarnición de ejotes, zanahoria y lechuga. La presentación es sencilla pero elegante (no podía ser diferente). Sobre el corte, entiendo que la carne estaba poco marinada con la intención de que sean la vinagreta y el puré los que resalten los matices de su sabor, sin embargo, se extravía levemente en esta intención, pues por momento resulta un poco insípida. Tengo dudas de que las semillas estuvieran verdaderamente ahumadas, ya que no alcancé a percibir el gusto a humo. Comer un poco de puré, carne y ejote al mismo tiempo resultó una buena solución. En la cocina debe cuidar la uniformidad, pedí mi carne tres cuartos y algunas partes estaban incluso por debajo del término medio.

Lo peor: Es extraño que un sitio donde parecen ser tan quisquillosos con los detalles, el personal no tenga la misma atención: en la entrada hay una pequeña cuadrilla de hostess que parecen amables y simpáticas, pero todas se mantienen sentadas detrás de una barra, ninguna se encarga de abrir la puerta principal y llegan a ser displicentes. Los meseros, sin caer en el mal servicio, son lentos y no me refiero a la velocidad con la que salen los platillos de la cocina, eso se entiende, no obstante, tardaron cerca de 10 minutos en preguntar a mi mesa si deseaba algo de beber y un lapso mayor en traer las bebidas. Una minucia: tomé un par de cervezas Stella Artois que no fueron servidas en el Chalice oficial, ni con el protocolo adecuado.

Apuntes al pie: Cuenta con su propio estacionamiento y a los alrededores hay suficientes espacios para aparcar. Los precios son apropiados al lugar, aproximadamente 600 pesos por persona (propina y bebidas incluidas).

@LuisMorenoF_

También recomendamos: Los Platillos presenta: Las delicias de Alicia, un sitio para desayunar en lunes

TODAS LAS OPINIONES AQUÍ EXPRESADAS SON REALES. NI LA ORQUESTA NI LOS PLATILLOS TIENE CONVENIO COMERCIAL CON ALGUNO DE LOS LOCALES VISITADOS. ACUDIMOS POR SORPRESA Y PAGAMOS NUESTRA CUENTA COMO CUALQUIER OTRO CLIENTE.

Nota Anterior

El rabo del avestruz | Columna de Óscar Esquivel

Siguiente Nota

#SLP | Desapariciones “incomodan” al estado: víctimas