Los PlatillosNoticias en FA

Los Platillos presenta: Las Castañas, el lugar más dulce de SLP

Por: Luis Moreno Flores

 

Calificación: Tres y media estrellas.

Precio: $$$

Ubicación: Carranza frente a la Iglesia de Tequis.

Horario: Lunes a sábado de 9:00 a 22:00 hrs. Domingos de 9:00 a 21:00 hrs.

Siempre he sido fiel seguidor de los postres, principalmente de aquellos que incluyen chocolate en su receta, por ello esta semana acudí a Las Castañas, un sitio especializado en repostería artesanal.

Esta época decembrina resulta ideal para un lugar como este, pues cuando se piensa en la Navidad, las galletas, pasteles, dulces y luces son una referencia automática, Las Castañas no decepciona en esa labor, ya que se ha esforzado en dar a sus clientes una imagen digna de la casa de la abuela más hacendosa, no obstante, existe un punto negativo y es que la mayoría de los artículos tienen etiqueta, pues están a la venta, lo que genera una atmosfera de simulación que no permite terminar de sentirse en casa y hace pensar que los objetos no están ahí de forma genuina sino que son pasajeros.

Sobre la comida, para esta ocasión probé la barra de coco y el cupcake canastilla. Me gustó que los postres se pueden seleccionar personalmente en la barra, ya que aunque hayan sido preparados con la misma receta y por la misma persona, uno nunca quedará exactamente igual a otro.

El cupcake canastilla toma su nombre de uno de los productos de Chocolates Costanzo: el chocolate canastilla. Está compuesto por pan sabor chocolate, lo rellenan con cajeta, se espolvorea con coco rallado y se corona con un chocolate. Este pastelito es generoso en su porción, sin embargo, debe pedirse solo si se busca comer algo extremadamente dulce, en mi caso, aunque me lo terminé, el sabor me abrumó después de tres o cuatro bocados. El pan está esponjado a la perfección, el relleno es rico pero se parece poco al que pone Costanzo en su canastilla.

Las meseras no supieron detallar el contenido exacto de la barra de coco, mas es sencillo adivinar que tiene una base de pan similar a la que se utiliza en los pays, luego una capa de brownie de chocolate y finalmente un enjambre de coco y caramelo. A diferencia del anterior, en este platillo hay un mejor balance de dulzura, lo que permite disfrutarlo mucho más.

Para acompañar los postres, tomé la tisana Zurich que se prepara con esencias de almendras, manzana y nougat (dulce francés similar al turrón); cada sabor se puede identificar fácilmente y tiene la nobleza de una buena bebida caliente: reconfortar; aunque hubiera preferido pedir algo más amargo, como un café, para limpiar constantemente mi paladar.

Las Castañas no es una de esas cafeterías a las que se asiste en solitario, a trabajar o con prisa, sino a tener una larga conversación por la tarde. Cuenta con una terraza con vista a la zona del Jardín de Tequis; su personal es atento y los precios accesibles, toda la comida, incluidas dos bebidas y la propina no pasó de los 150 pesos; sus productos son frescos y la presentación de los mismos es impecable (en vivo se ven idénticos a las fotografías de Facebook).

Algunos puntos que pudieran mejorar es en el acomodo de los espacios, dividir la tienda de la cafetería es una buena opción, ya que todo el esfuerzo que realizan con la decoración se viene abajo cuando el comensal se percata que la lámpara que pende sobre su cabeza está a la venta, lo que resta personalidad.

Si deciden acudir, les recomiendo preguntar qué tan dulce es cada cosa para que no terminen con un postre que exceda sus deseos de azúcar.

luismorenoflores@gmail.com/@LuisMorenoF_

Más reseñas gastronómicas aquí.

TODAS LAS OPINIONES AQUÍ EXPRESADAS SON REALES. NI LA ORQUESTA NI LOS PLATILLOS TIENE CONVENIO COMERCIAL CON ALGUNO DE LOS LOCALES VISITADOS. ACUDIMOS POR SORPRESA Y PAGAMOS NUESTRA CUENTA COMO CUALQUIER OTRO CLIENTE.

Nota Anterior

Psicosis por desabasto de combustible

Siguiente Nota

Hasta la ropa puede prender la gasolina; no la lleve en garrafas