#4 TiemposSerendipia

Los hackers están de moda | Columna de Víctor Hernández

Serendipia

Perseguidos por la ley, alabados por la sociedad

Un Hacker es aquella persona que posee habilidades de programación y que realiza su actividad con un propósito claro y que en muchos casos se trata de software libre de distribución gratuita. De forma popular, este término se suele asociar a aquél individuo que utiliza sus habilidades para vencer algún asunto de seguridad y que posee la capacidad de detectar errores en sistemas aparentemente impenetrables.

Recientemente vi la tercera temporada de una serie que honestamente me fascina, no solo porque trata de un grupo de abogados defensores, tema que me apasiona y que encaja perfecto en situaciones que se han dado tanto en México como en Estados Unidos. Se trata de una serie llamada How To Get Away With Murder, cuya protagonista es Viola Davis, quien interpreta a una prominente abogada penalista que debe proteger a sus alumnos que se han involucrado en una serie de crímenes.

En esta serie, Annalise Keating (Davis), se vale de una serie de artimañas legales para salir bien librada de distintos problemas personales y laborales. Uno de sus alumnos, Connor (Jack Falahee) seduce a un experto en informática para ayudar a su maestra a resolver un caso hackeando equipos para obtener información privilegiada.

A raíz de este hecho, Oliver (Conrad Ricamora) quien termina siendo la pareja formal de Connor, comienza a ser personaje importante para solucionar casos gracias a sus habilidades como Hacker. Incluso vulnerando sistemas que pertenecen al gobierno.

Esta serie no es la única que incluye un personaje especializado en hackeo, por el contrario, creo que para los guionistas se ha vuelto requisito tener un miembro en el reparto que se dedique a apoyar al equipo vulnerando todo tipo de obstáculos tecnológicos. Están los que apoyan a los investigadores en series policiacas, Chloe en Smallville, Felicity en Arrow, Cisco en The Flash, Nolan en Revenge, Winn en Supergirl y como ya mencioné Oliver en How to Get Away With Murder.

Al parecer, mientras que a principios de los 2000, un hacker era asociado con grupos criminales o delincuencia organizada, desde hace varios años han adoptado una imagen de héroes o justicieros anónimos que dedican esfuerzos a revelar información de importancia para la sociedad.

Tal es el caso Anonymous, que se dedica a hacer públicas situaciones de interés, a nivel político, económico y social, denuncian las injusticias del mundo y luchan por difundir información que ha sido oculta deliveradamente. Aunque algunos medios y personajes públicos los han hecho ver como terroristas, lo cierto es que sus acciones van muy de la mano con su lema.

El conocimiento es libre.

Somos Anónimos.

Somos Legión.

No perdonamos.

No olvidamos.

¡Espéranos!

Actualmente estos grupos e individuos han sido perseguidos por hacer pública información incómoda para grandes organizaciones, pero casualmente, en el cine, la televisión y las redes sociales hasta ahora son vistos como héroes.

@MrVictorHdz

También recomendamos: iOS vs Android | Columna de Víctor Hernández

Nota Anterior

Anomalías en la ASE serán investigadas... asegura la ASE

Siguiente Nota

Periodistas de Proceso y Article 19: ¿Quién filtró el video de Edgar Daniel Esqueda?