#4 TiemposColumna de Adrián IbellesDeportes

Los buitres y el Santos | Columna de Adrián Ibelles

Playbook

 

No hay equipo que provoque más intolerancia y dolores de cabeza para el aficionado santista. Es cierto, las rivalidades regionales son importantes, cuestión de orgullo y trascendencia. Pero algo que se puede perdonar a Tigres, Rayados o Xolos, es que en sus planteles no vamos a encontrar a los traidores. Y si los hay, se les perdona.

En el América, bueno, ahí están todos. Y esos no tienen perdón.

Duele ver un juego en el Territorio Santos Modelo donde estarán Oribe Peralta y Agustín Marchesín vistiendo los colores del rival. Los colores del dinero. De la fama instantánea y ya tibia. Y duele porque alguna vez animaste esos nombres en los cánticos (Quintero, Vuoso, Benítez), y vitoreaste sus destellos en la cancha. Y hasta besabas el televisor cuando las redes agitaban gracias al esfuerzo de esos bribones.

Ahora buitres, todos.

Del partido, no tengo duda, sacaremos polémica. Porque si juega el América, hay pronóstico de chanchullo o de goliza. Porque habrán árbitros, y a esos también les gusta la carroña. Porque 180 minutos son muchos para los Matehus y los Tavares.

La forma envalentonada en la que los de Torreón sacaron al campeón de la justa les dará la pauta a los de Coapa para no sentirse favoritos. Y les presentará la oportunidad para decidirse por Ángulo, Abella o Djaniny.

No es por nada, pero si Santos gana ante los del Piojo, queda campeón. Así, sin duda. Porque le tocaron las dos escuadras más atractivas y por lo menos en el papel, poderosas del torneo. Y una ya se fue de vacaciones. Porque en 35 años han ganado ya 5 campeonatos, y esos números avalan a un equipo que cumple. Y porque hay balance, buen juego y un planteamiento muy prometedor. Si no, ¿por qué América les compra al por mayor?

Aunque la pregunta real no es, quién gana este domingo. La verdadera pregunta es ¿Y ahora quién se vestirá de buitre el próximo torneo?

Sigan en sintonía.

@Adrian_Ibelles

También recomendamos: Apuestas del futuro | Columna de Adrían Ibelles

Nota Anterior

Así amanece el precio del dólar hoy 10 de mayo en SLP

Siguiente Nota

Las batallas que nos esperan | Columna de Paul Ibarra