#4 TiemposColumna de Adrián IbellesDeportes

Los antihéroes del emparrillado | Columna de Adrián Ibelles

Playbook

Antes de comenzar el recuento de grandes actuaciones por parte de los mariscales, quiero hacer énfasis en las labores tan importantes como efímeras de un selecto grupo de jugadores, que suelen definir más partidos que ninguna otra posición en el football: los pateadores.

Y es que mi jugador favorito de toda la historia, Adam Vinatieri, fue noticia esta semana aún en la derrota de su equipo, los Colts de Indianápolis. Todo gracias a los 567 goles de campo conseguidos, superando al gran Morten Andersen. Esto en 341 juegos, un número nada despreciable para un jugador con 22 temporadas. El 4 veces ganador del Súper Bowl ( 3 con Patriots y 1 con los Colts) debería ser considerado el jugador más importante de su posición en la historia de la NFL. Una leyenda viva.

Honor también a Sebastian Janikowski, quien erró en dos ocasiones y aún así, al final le dio la victoria a los Seattle Seahawks, que sufrieron ante los Arizona Cardinals, equipo que sigue sin ganar en esta temporada. Janikowski acertó un gol de campo de 52 yardas al final del juego, para convertirse en el héroe. El villano fue Phil Dawson, quien fallara dos goles de campo, incluyendo uno al final del encuentro, con menos de dos minutos.

Hablando de héroes, Houston rompió el 0 en un esforzado partido ante los Colts, que se extendió hasta Over Time, y que se resolvió gracias a su pateador Ka’imi Fairbairn que acertó una patada de 37 yardas. También en tiempo extra se definió el encuentro de Oakland y Cleveland, que estuvieron por ganar los Browns de Baker Mayfield, sin embargo Derek Carr y compañía jugaron a ganar, y gracias al acierto de Matt McCrane, los malosos se llevaron la victoria.

Finalmente, hay que hablar de los Cowboys. Ezekiel Elliott dio un partidazo. El corredor sumó 240 yardas totales (152 por tierra y 88 por pase), siendo clave en el juego disputado ante Detroit. Pero fue el botín del novato Brett Maher quien le dio los 3 puntos de diferencia a los Cowboys en el partido que terminó 23-26 en favor para los de casa.

Mala tarde para Caleb Sturgis de los Chargers de LA. Su equipo ganó a San Francisco, pero ya piensan en su reemplazo tras una desafortunada tarde de dos puntos extra fallados y un gol de campo fuera de trayectoria.

Una posición muy traicionera la del pateador.

 

Las breves de la semana 4:

Adiós al invicto de Miami, los Patriots hacen efectivo su viejo historial de victorias y descalabran a los aún líderes del Este de la Americana de la mano de su corredor novato Sunny Michel.

Mitchell Trubisky se puso fino y les clavó 6 touchdowns por aire a los Buccaneers, además de lanzar 354 yardas y correr otras 53. La defensiva de Chicago puso en aprietos al QB titular Ryan Fitzpatrick quien dejó el partido para que Jameis Winston sufriera el mismo destino: el fracaso. Los Bears en su mejor actuación en lo que va de la temporada.

¿Ya podemos poner a los Rams en el Súper Bowl? Están en plan grande, invictos, y con Jared Goff jugando mejor que nunca. La ofensiva terrestre, y la defensiva están funcionando y tal como lo dice su corredor estrella, Todd Gurley, no hay quien los pare. Los Seahawks lo intentarán este próximo domingo.

Los Ravens volvieron a ganar a los Steelers en ese duelo clásico de la Americana.

Sigan en sintonía.

También lea: Un milagro en Cleveland | Columna de Adrián Ibelles

Nota Anterior

La desilusión que me dejó el clásico | Columna de Emmanuel Gallegos D.

Siguiente Nota

Comisión de Seguridad analizará aumento del 20% para Seguridad en SLP