#4 TiemposSan Luis en su historia

Los Agustinos y Juaninos en San Luis Potosí | Columna de Ricardo García López

San Luis en su historia

AGUSTINOS:

1599

Después de los Frailes Menores llegaron los Agustinos, el primer religioso de esta orden que pisó suelo potosino fue fray Pedro de Castroverde en 1599 que venía con la intención de fundar un convento pero no fue posible por entonces porque era un pueblo de españoles y por lo tanto se necesitaba la autorización directa del rey, y aún no la tenía. Únicamente se le permitió fundar una hospedería para recibir en ella a los frailes de esa orden que venían de paso de  Michoacán con rumbo a Zacatecas.

Convento y templo fueron construidos por Fray Diego Basalenque el año de 1615 y dependían de la Provincia de San Nicolás Tolentino de Michoacán.

A los Agustinos se debe la fundación del barrio de San Sebastián hacia el año de 1603 principalmente con familias tarascas, otomíes y algunas otras de diversos idiomas. En ese año se construyó la primitiva iglesia que desapareció a principios del siglo XVIII para levantar la nueva parroquia de San Sebastián.

El templo de San Agustín en su fachada es de estilo barroco y su sencillez contrasta con la dinámica y esbelta torre de magnífica construcción. Del interior del recinto desaparecieron el altar mayor y los retablos barrocos de madera sobredorada y en su lugar se pusieron los de cantera que existen actualmente (año 2009) y son de estilo neoclásico.

Los agustinos a su llegada fundaron los estudios de gramática para los niños españoles porque la enseñanza que hasta entonces había era por parte de los franciscanos y estructurada para alumnos indígenas.

El convento fue destruido y en la parte que queda, que es muy pequeña, se alberga el noviciado agustiniano en donde en la actualidad (2009) seis novicios estudian las reglas de la orden y las obras de San Agustín. A solicitud del Sr. Obispo Ignacio Montes de Oca y Obregón Los padres Agustinos Fr. Quirino Burgos y Fr. Manuel Migueles impartieron las cátedras de álgebra y Trigonometría el primero de 1910 a 1915 de historia eclesiástica el segundo del año de 1910 a 1912.

   

JUANINOS:

1611

Gracias a la bonhomía del minero y comerciante Juan de Zavala, los padres juaninos llegaron a estas tierras el año de 1611 para fundar un hospital en el que se atendiera a enfermos pobres: indios, españoles, negros, mestizos y de todas las castas existentes en la región. Una vez establecido el hospital llegó a tener hasta 26 camas, los enfermos eran atendidos por 10 religiosos y un sacerdote, contaban con un cirujano, una botica y atendían a enfermos no hospitalizados. Esta encomiable labor duró hasta el año de 1827 en que las autoridades les arrebataron convento, iglesia, hospital, libros y todos sus haberes.

El año de 1615 los padres construyeron la iglesia que dedicaron a Nuestra Señora del Rosario y de San Juan de Dios, de estilo barroco, la cual llegó a ser tenida como una de las mejores y más costosas del pueblo, dotada de ricos ornamentos, lámparas y servicios de plata que los vecinos ricos y generosos les habían entregado en donación por su admirable y humanitaria labor.

Expulsados los frailes, el edificio que pertenecía al hospital se convirtió en aduana,  después en escuela y actualmente (año 2009) en el museo Federico Silva. La iglesia sigue siendo el templo de San Juan de Dios. En 1922 fue ocupada por los padres dominicos, quienes la reformaron y deformaron su unidad arquitectónica. Recientemente (año 2009) se rescató la puerta lateral que da a la calle de Escobedo y se han restituido a los muros del templo algunas pinturas antiguas que pertenecieron a los retablos de madera sobredorada que estuvieron en el cuerpo de la nave principal y en el anexo que está en su parte oriente.  

También lee: Las órdenes religiosas en San Luis Potosí (Parte I) | Columna de Ricardo García López

Nota Anterior

Tres cuartos del Grand Slam | Columna de Jesús Alejandro Tello

Siguiente Nota

Uber y taxis: la verdadera disputa | Columna de Ricardo Sánchez García