Columna Emmanuel GallegosDeportes

El lobo… al que quieren quitar lo feroz | Columna de Emmanuel Gallegos

Gambeta

Recién ascendido a la Liga MX, los Lobos BUAP se posicionan líderes y desarrollan un (al menos lo que se ha podido ver en resúmenes y en un partido televisado) futbol vistoso y ofensivo. Continuando con la dinámica que venían presentando desde la Liga de Ascenso, podrían (si bien suena exagerado afirmarlo) lograr en su primer año lo que consiguieron otros equipos como León o Xolos, que no les tomó más de un año para alzarse con el título de liga, teniendo uno o varios factores en contra, gracias a la Liga, directivos, empresarios y televisoras que favorecen más a unos que a otros.

Una de las desventajas más importantes al comenzar es el factor económico. Si de por sí que un empresario o grupo de socios maneje un equipo es complicado (aunque muchos tengan apoyo de gobierno), más aún serlo como un representante de una entidad universitaria como lo es la poblana, donde no cuentan con el gran respaldo monetario como lo hacen otros equipos. Con una chequera limitada, se acoplan a lo poco (y barato) que puedan comprar, a los jugadores que vienen desde el ascenso sin un sueldo estratosférico, además de los préstamos de los otros equipos que deciden que un jugador ya no “entra en planes” y es necesario buscarle acomodo (como Tigres, que cada torneo compra y compra, pero también vende y presta mucho).

“Buscar” una televisora que transmita sus partidos también se ha convertido en un problema (aunque no sólo del equipo que asciende). León tuvo conflictos con TV Azteca apenas ascendió por lo que no cedió (o vendió) los derechos y prefirió un contrato que consideraron justo con Fox Sports (empresa de paga). Así pues, Leones Negros (ESPN), Pachuca (Fox), Chivas (con todo y su fiasco de ChivasTV) y ahora Lobos (presumiblemente ESPN), vieron en la transmisión de sus partidos una forma de ingreso (justa), más allá de si tu equipo vale 2 o 10 millones. Para las televisoras es un negocio donde ellos por supuesto deben ganar, pero sin menospreciar el valor que tiene un equipo, por más que sea el “Benjamín” de la Liga, el futbol da y mueve efectivo.

Aunado a eso, sumémosle el escándalo que se suscitó el fin de semana, donde un par de jugadores se vieron envueltos en una trifulca (que si en un bar o en la casa de uno de ellos; con otros sujetos o que uno quería golpear a su esposa, la directiva no aclaró y los jugadores siembran dudas). Sí, son humanos como todos y tienen sus defectos y virtudes, pero también deben entender que son unos profesionales (aunque sea del futbol) y que representan a una institución educativa donde hay valores y una ética que deben transmitir y acatar dentro y fuera de las canchas. Los jugadores de equipos como el de Lobos deben de aprender de casos como el de César Andrade (quien perdiera las piernas en un accidente) y de Salvador Cabañas que, prácticamente terminó su carrera por una bala que dispararon en su cabeza en un conflicto en un bar.

Sin embargo y pese a todo, Lobos aún tienen muchas cosas a su favor por lo que les auguro un buen torneo: un técnico que desde que ha salido en medios como analista y ahora como director técnico ha defendido la postura de ver equipos ofensivos y que tengan buen trato de pelota, carácter de la directiva al buscar mejores tratos para el equipo (derechos televisivos, indisciplinas de jugadores), un grupo de futbolistas que (aunque pueda ser pasajero) se comprometen con la causa del equipo a fin de permanecer o en busca de regresar al club al que pertenece su carta. Lobos será una agradable sorpresa futbolística para esta Liga tan rica (de dinero), pero tan pobre en valores.

También recomendamos: $eñor Dinero | Columna de Emmanuel Gallegos

Previous post

Corea del Norte amenaza con atacar bases de EU en Guam

Next post

Héroes ignorados | Columna de Xalbador García