#4 TiemposDeportesDestacadasRudeza necesaria

¡A lo San Luis! | Columna de El Mojado

Rudeza necesaria

 

La historia del futbol en San Luis Potosí sumó una página tragicómica más en el último partido oficial en el Alfonso Lastras.

Atlético de San Luis venció de último minuto al Pachuca en la Copa MX, e hizo celebrar a todo el Lastras, como hacía tiempo que no pasaba. Los potosinos festejaron la clasificación a siguiente ronda, aunque el reglamento después regresó a toda la afición a la realidad, al saber que el equipo local fue eliminado por ser el que menos goles de visitante anotó.

Pero qué más da si este equipo logró meterse en los octavos de final. La verdad, ese día fue lo menos importante para los que estuvimos en el Lastras.

Recuerde cómo se puso de pie para pedirle con sus brazos a Édgar Fierro que subiera a rematar en el último tiro libre. Haga memoria sobre cómo sintió ilusión cuando Matías Catalán cabeceó a puerta y esta se rompió por momentos cuando El Conejo Pérez detuvo el disparo.

Piense en el momento en que el rebote cayó al pie de Luis Gerardo Ramírez y todo lo que pasaba por su cabeza cuando el balón avanzaba agónicamente hacia la portería. Acuérdese lo que sintió cuando la pelota golpeó las redes y el microsegundo en el que tuvo que pausar todo lo que pasaba a su alrededor para darse cuenta de que San Luis había logrado el gol de la victoria.

Todo eso fue bueno, pero lo mejor llegó cuando usted abrazó a quien estaba a su lado, mientras gritaba gol. Tal vez hasta le dio un beso y puede que hasta haya intentado cargarlo por los aires por unos segundos, porque no sabía cómo contener su emoción.

¿Ya se acordó? Ojalá esos recuerdos se mantengan en su mente para toda la vida.

Eso, todo eso que pasó en segundos, es por lo que vale la pena estar hoy en el Alfonso Lastras. Hoy y tantas veces como sea necesario.

@RconRMacuarro

También recomendamos: Ya basta, Kahn | Columna de El Mojado

Nota Anterior

A los amigos la ley, a los enemigos todo el peso de la ley | Colaboración de Miguel Ángel Paisano Parga

Siguiente Nota

Lienzo, videojuegos desde Chihuahua | Columna de Arturo Mena “Nefrox”