Noticias en FATercera Llamada

Libertad de expresión según Carreras y según Adrián Vázquez | Columna de Jorge Saldaña

Tercera llamada

Luego de cuatro años de ser primero un diario en línea y un año completo de ser un semanario impreso, el 17 de enero La Orquesta de Comunicaciones, sin sacrificar ningún otro de sus productos, emprendió con la impresión de un diario.

En el primer número se exhibió con pruebas documentales, oficios notariales y copias del contrato entre la empresa Ford y el Gobierno del Estado que el terreno que se regaló a la armadora de vehículos como parte de los estímulos para que se instalara en territorio potosino, había sido comprado a un personaje cercano al gobernador, ni más ni menos que a su compadre.

Las explicaciones se pidieron y llegaron. De acuerdo al gabinete económico del gobierno de Juan Manuel Carreras, el único terreno que cumplió con las condiciones de tamaño, especificaciones y certeza jurídica era el de los hermanos Del Valle, asociados con la empresa Valorán.

256 millones se le pagaron pues a los hermanos del amigo y compadre del jefe del Ejecutivo. Nadie asegura, como tampoco lo hizo este medio, ni lo inferimos ahora, que Juan Manuel Carreras hubiera obtenido, antes, durante o después de la operación, beneficio para sí mismo.

A pesar de la inmediata penetración lograda, la aparición de un nuevo medio impreso en San Luis Potosí no se tomó en serio. Algunos le llaman a este producto, uno coyuntural, otros interesado y otros, que está pintado de un color distinto al rojo priista.

Nadie pudo creer entonces y otros aún lo dudan, que un reportero potosino pueda crear y sostener un medio impreso, sobre todo en la reunión de un gran equipo y generando contenidos de calidad.

¿Un medio que no es de la familia Valladares? ¿Un director que no se apellida Vázquez Raña? ¿Un medio sin antecedente histórico registral? Pues sí. Eso somos.

La portada que siguió en nuestra muy breve historia como medio en papel, fue en la que reportamos cuánto costaría una entrevista como la que la conductora Martha Debayle hizo a Gustavo Puente Orozco, que vino en respuesta al desprecio de la Ford por dejar a la entidad vestida y alborotada porque anunció con la mano en la cintura que a pesar de todo lo que le dimos y ofrecimos, de cualquier forma retiraba su inversión de SLP.

Gustavo fue tratado de maravilla por la conductora, recibió puros halagos y preguntas de esas de “penalti sin portero”. Al final el regalo: un hashtag desde la cuenta de la conductora hasta el corazón de todos los potosinos #YoAmoSanLuisPotosí.

Ni Puente Orozco –hay que decirlo- ni su dependencia tuvieron algo que ver con el proceso para pactar la entrevista, lo que sí es cierto es que de no haberse tratado del propio “Ojos Puente”, no se puede explicar el repentino y exagerado buen trato que la cabeza de un emporio de comunicación le dio al funcionario potosino.

En particular esas ediciones, pero en general todas, lograron el enojo del Coordinador de Comunicación Social, Juan Adrián Vázquez Méndez, sobre todo porque a diferencia de algunos, La Orquesta de Comunicaciones no le debe ningún favor ni contrato de esos que se extienden en su oficina y que son de publicidad, pero que se entienden como un acuerdo de obediencia.  

Tampoco se lo pediremos. Respetamos a quien lo hace, pero al menos en este periódico preferimos el gozo pleno de nuestra libertad para que esta no dependa de nuestro buen o mal “comportamiento” de nuestras publicaciones y a la interpretación que le pueda dar el reportero medianito que se convirtió en Coordinador de Comunicación Social el 26 de septiembre de 2015.

Hoy tenemos una denuncia interpuesta en contra de Adrián, y como lo habíamos prometido en una de nuestras editoriales, aprovechamos el marco del día de la Libertad de Expresión para hacerla pública.

La denuncia es muy fácil de explicar: Adrián Vázquez ofreció un millón de pesos a un particular para que dejara de distribuir nuestro periódico. De ese millón de pesos, a través de su director de difusión, pidió el “moche” del 50 por ciento, y entre tanto, el director administrativo de su oficina fue a ofrecer 200 mil pesos a cambio de rentar las rotativas que La Orquesta arrenda para imprimir.

Por donde se le vea, lo propuesto por los colaboradores de la oficina de Adrián Vázquez es un agravio a la Libertad de Expresión y consumado o no, es un acto de corrupción.

Por ello, se han presentado pruebas ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE). Se hará lo propio en San Luis en las instancias correspondientes. De ellos dependerá el fallo, pues el señor Vázquez Méndez tiene a salvo sus derechos para defenderse.

Si sus colaboradores cometen actos de corrupción de los que no está enterado el Coordinador de Comunicación Social quiere decir que la oficina está descuidada y que poco sabe Adrián de lo que ahí ocurre.

Si está enterado, es entonces cómplice o promotor de tan viles actos.

Por su parte, el gobernador del Estado fue enterado personalmente de esta queja, primero a través de una misiva, y luego de manera personal. El jefe del Ejecutivo tiene en su poder uno de tres audios que dan constancia de lo aquí denunciado como lo habíamos prometido.

La Orquesta no se atreve a sugerir qué es lo que debe hacer el gobernador Carreras. Si quiere mantener un colaborador corrupto dentro de su equipo, o retirarlo, será solo decisión del mandatario, o en todo caso del fallo del Sistema Nacional Anticorrupción y de la conclusión a la que llegue la Fiscalía Especializada de la PGR sobre este tema.

Lo que sí queda claro pues es que los conceptos que tiene el gobernador del Estado, Juan Manuel Carreras sobre la libertad de expresión y el respeto al ejercicio del periodismo distan mucho de los que tiene su jefe de prensa.

Entre tanto, en La Orquesta seguiremos informando. Feliz Día de la Libertad de Expresión.

También recomendamos: El diablo, Carreras y Gallardo | Columna de Jorge Saldaña

Previous post

#Carta | Un corrupto en el gabinete de Carreras

Next post

El clima de hoy en la capital potosina, miércoles 7 de junio