#4 TiemposDesde mi clóset

La violencia feminicida que no se detiene… | Columna de Paúl Ibarra

Desde mi clóset

En recientes fechas los feminicidios de mujeres en el estado potosino han conmocionado a la opinión pública. Las indagatorias de la autoridad en la materia, al parecer tienen el objetivo de no calificar como feminicidio, un crimen provocado por las violencia contra las mujeres. Pareciera que contrario a lo indicado por el protocolo, la Fiscalía investiga sin presumir feminicidio.

El caso de la dentista es un claro ejemplo de ello. Sentenciar y hacer énfasis en que fue su ex pareja quien perpetró el feminicidio no tendría porque desviar la línea de investigación. Los estereotipos de género y los prejuicios llevan a creer que los hombres tienen la facultad para decidir sobre la vida de las mujeres. Ya sea por celotipia, despecho o ira.

Calificar un crimen como pasional, implica el reconocimiento de una carga simbólica de género que en todo momento va a perjudicarlas a ellas. “La mató por puta”, “Si no anduviera de buscona”, “se lo merecía”, son algunos de los argumentos de los que la sociedad patriarcal se vale para reducir la violencia feminicida a solo un acto de la vida privada de una familia.

Detrás de la consigna que señala que la ropa sucia se lava en casa, se esconde un sin número de estigmas que impiden el acceso pleno a la justicia para las mujeres. La Fiscalía General del Estado tiene la difícil tarea de capacitar y sensibilizar a sus operadores jurídicos, desde la cabeza. Ya que el propio fiscal general ha demostrado que en materia de transversalización de la perspectiva de género, tiene muchas deficiencias tanto teórico-metodológicas como práxicas.

Hoy en día la violencia feminicida está cobrando la vida de miles de mujeres que las han colocado en estado de sitio. La Alerta de Violencia Política de Género como política pública tiene que ser evaluada y reestructurada para ser implementada por funcionariado especializado en la materia. Pero además, es una irresponsabilidad que hoy en día, cualquier Secretario General de Gobierno y Fiscal General no tenga conocimientos profesionales en materia de género, derechos humanos, interseccionalidad y su consecuente tranversalización al interior de la función pública.

El importante hacer un llamado al Ejecutivo Estatal para que intensifique los esfuerzos encaminados a lograr el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia. De la misma forma desarrollar las garantías para que pleno ejercicio de los derechos humanos de este sector de la población. El control e interpretación de conformidad con los principios constitucionales, es una obligación de todas y cada una de las autoridades en San Luis Potosí.

También lea: La migración y los derechos sexuales | Columna de Paúl Ibarra

Nota Anterior

Comportamiento de verduleros | Columna de Óscar Esquivel

Siguiente Nota

A veces ganar no es lo mejor… | Columna de Israel Miranda