La sordera del poder. Columna de Óscar Esquivel

11:04 06-enero-2017
La sordera del poder. Columna de Óscar Esquivel

DESAFINANDO

Ahora escuchen… México se hará escuchar.

No hay nada más molesto que iniciar el año con el pie izquierdo de caer en una especie de letargo casi zombi: enojo pero sobre todo desesperanza e inquietud.

De manera que no se entiende con acierto cómo fue el desabasto de la gasolina donde se vieron afectados varios estados de la república y hasta ahora no se ha dado una clara explicación de lo sucedido.

Aquí en la capital del estado comenzó como un virus, de pronto prácticamente se colapsó el abasto, comenzaron brotes de desorden, caos vial, inconformidad generalizada, la ciudadanía se cuestionaba y nadie atendía… y al tercer día aparecieron las explicaciones.

El aparato de comunicación social simplemente no reaccionó a tiempo. El principio de todo buen gobierno es atender y estar con el ciudadano desde el primer momento de iniciar alguna crisis, cualquier estudiante de comunicación que haya leídos los principios de comunicación de masas lo sabe: se evita el pánico, transmite confianza, da aliento… espera soluciones.

El enojo ciudadano se ocasionó por la incertidumbre y la desinformación… fue un problema de comunicación y no solo de abasto.

Día “D”, el gasolinazo; en el mes de octubre fue aprobado por la gran mayoría de senadores el incremento a los combustibles: aumentar el IEPS a 3.5 pesos aproximadamente a cada litro de gasolina… el 30% son impuestos. Con esto se obtendrá una recaudación de más de 200 mil millones de pesos, que según se explica van a solventar gasto gubernamental y apoyo a los estados en infraestructura y servicios, continuar con los programas sociales. Entonces el incremento valió la pena, pero ¿será transparente?, o ¿será para tapar los errores financieros y de endeudamiento excesivo que nos dejó Videgaray, el sabio?, el mismo que ahora vuelve a las andadas a proteger los intereses de los grandes capitalistas extranjeros desde la cancillería, seguro al terminar el sexenio tendrá trabajo en una de ellas… de mi se acuerdan

La deuda pública asciende al 52% del PIB: esto es más de la mitad de todo lo que produce el país en un año, alcanzando 175 mil 000 millones de dólares.

Sí, efectivamente fue una decisión responsable el incremento de la gasolina, porque alguien con cordura se dio cuentaque  de no llevarse a cabo al final de esta administración, sería como antaño,  nos sumiría en una crisis de incalculables consecuencias.

Seguro que de todo este dinero, los  gobiernos estatales recibirán migajas y solo para no reclamar… lo recaudado se irá a pagar deuda, gasto corriente y probablemente financiamiento a programas sociales federales con gajes electorales. Espero equivocarme pero así será.

Otro problema de comunicación, el golf como marco de jet set, el señor presidente en el hoyo 18 y los ciudadanos en la zanja del desconcierto… tres días después salió al sol.

 

FORD

A los promotores incansables de la extranjerización de la economía, como cuando se mandó a llamar a Maximiliano porque los mexicanos no podíamos gobernarnos. Así, ahora a estos, ingenuos, aduladores y mesiánicos, hoy la cancelación de la inversión de Ford les cayó como baño de agua fría en pleno invierno.

Ford debe resarcir el daño, indemnizar al estado, además de devolver hasta el último peso del incentivo, todo contrato de acuerdos comerciales, aunque no les guste, es un acuerdo: te doy y me das. Todo documento de esta naturaleza contiene cláusulas de penalización, sin temor a equivocarme, existen puntos en el convenio, donde al estado se le penalizaría si no cumpliera con el contrato. Muestren el convenio, es lo más sano. Los ciudadanos exigimos transparencia.

Hoy en la desgracia apoyamos las decisiones que tome el gobierno del estado, pero con el más alto sentido de responsabilidad, exigimos llegar hasta las últimas consecuencias y se haga pagar una indemnización adicional a Ford: nada que ocultar, todo que ganar. Todos nos vimos afectados.

Preguntas por responder: ¿los terrenos se pagaron en su totalidad? ¿Están escriturados? ¿Los usos de suelo se respetarán para próximos proyectos? ¿Cuál es el monto a pagar a proveedores? Etc.

Existe una exigencia casi unánime de varios aspectos de la vida económica del país y la que más se percibe es el cambio de política económica urgente. El modelo ya no funciona, se tiene que apoyar el mercado interno, a la proveeduría automotriz mexicana, fomentar sin reservas la educación profesional – la mejor inversión-, ver el futuro con ojos de triunfadores, para ello la capacitación, la innovación y la competitividad en todas las escalas de tamaños de empresas será el cambio… ¡hagan caso!.

Para San Luis Potosí, adecuar el modelo de crecimiento regional a los tiempos actuales, no globalizarlos, para así atender el flujo de mercado entre nosotros mismos.

Es indispensable que la Secretaría de Desarrollo Económico, como se conoce, desaparezca, se genere el Instituto de Desarrollo Económico del estado, donde todas las voces y vertientes de la economía aporten ideas y la actual se convierta en una dirección general de promoción industrial y manufacturera.

Los que criticaban las voces de cambio, hoy por conveniencia y quedar bien con el jefe, me queda claro, admiten que:

San Luis no es una armadora; San Luis no se acaba con Ford; Somos más grandes que una  armadora; Modifiquemos el modelo económico.

Lo hemos dicho al cansancio y nos toman como traidores, incoherentes y demás calificativos. Pero eso ya no importa, lo importante es que desde las  cámaras industriales, diputados y senadores, a todo mexicano de bien, pongámonos a trabajar para generar las condiciones de cambiar el modelo económico, comenzando en casa potosina. Afinemos la orquesta porque tanto desafinado ha causado la revuelta, harta de ver cómo se enriquecen con el dinero de todos.

Por el bien de México, que nunca se acaba, resolvamos este desorden modificando el sistema político y económico.

¡México unido! no hay quien nos pare.

Feliz año 2017.

 
 
Comentarios