Estado

La policía acusó a Agustín de un delito que no cometió; hoy recuperó su libertad

Había sido encarcelado hace seis años por el robo de una camioneta que él no realizó; Fundación Renace lo ayudó a salir de prisión

Por Redacción

El día de ayer, Agustín, padre de cinco hijos, de 36 años de edad, recuperó su libertad.

Cuando sus hijos eran pequeños, Agustín decidió viajar a Estados Unidos para trabajar, con el sueño de mejorar la calidad de vida de su familia. Después de unos años, él regresó a San Luis Potosí para reunirse con sus seres queridos. En ese tiempo, con escolaridad de secundaria, Agustín debía trabajar en diversos empleos para poder cubrir los gastos de su familia.

El 19 de junio de 2011, Agustín fue acusado de robar una camioneta. Él se encontraba a bordo de ella porque un amigo que la conducía le dijo que se subiera para que lo acompañara a “hacer un mandado”. Cuando los policías le dijeron al dueño de la camioneta que la otra persona se fue corriendo y que solo lograron detener a Agustín. Él les manifestó que no quería proceder en su contra, porque era su vecino, lo conocía y sabía que él no había sido quien se la robó. Esta equivocación pudo haber llegado a un arreglo, sin embargo, la policía presentó la denuncia, impidió que el conflicto se resolviera, Agustín fue detenido y pasó 6 años y 2 meses en prisión.

Ello bastó para que la Juez le dictara una sentencia condenatoria. Durante el tiempo que Agustín estuvo detenido, su familia le mostró su apoyo. Su pareja asumió los gastos del hogar, así como la crianza y educación de los hijos y se mantuvo siempre atenta al proceso legal. Toda la familia vivió momentos de frustración, desesperación, enojo y carencias.

En prisión, Agustín se dedicó a trabajar como vendedor e incluso se dispuso a estudiar la preparatoria. Uno de sus mayores aprendizajes fue tomar mejores decisiones y asegurarse que estas lo lleven siempre a alcanzar sus metas.

Renace asumió la defensa de Agustín, una vez que se encontraba a disposición del Juez de Ejecución, quien con fundamento en la Ley Nacional de Ejecución Penal, el día de hoy le concedió gozar de forma anticipada su libertad.

La historia de Agustín demuestra una vez más que el anterior sistema de justicia penal en México no evidenciaba la verdad de los hechos, no exigía defensas adecuadas, violaba  derechos humanos de las personas y sancionaba a quien era detenido de forma ilegal. Aún nos encontramos en transición del sistema, pero lo más importante son los operadores y su capacitación, el ejercicio responsable del órgano receptor de denuncias y sensibilizar el contenido de las reformas a la ciudadanía.

Agustín recuperó su libertad, y acompañado de Renace Capítulo San Luis Potosí, continuará su proceso de reinserción que lo ayudará a potencializar sus habilidades y a retomar sus planes de vida.

También recomendamos: #Análisis | ¿Por qué discriminan las empresas que piden carta de no antecedentes penales?

Previous post

Carranco se vende a Alpura para conquistar el mercado nacional gourmet

Next post

Uber pide tregua y convoca a Caravana por la no violencia en SLP