#4 TiemposColumna de Adrián IbellesDeportes

La penúltima batalla | Columna de Adrián Ibelles

Playbook

No hubo sorpresas en la ronda divisional de la NFL. El guión ponía como favoritos a los locales, y los aludidos respondieron con creces. No hay dudas, llegan los mejores de cada conferencia.

Primero, Kansas dio destellos de grandeza por parte de su ofensiva, que ejecutó por aire y por tierra sin resistencia de unos Colts desmejorados. El resultado alienta a que los Chiefs sean favoritos, especialmente con el demoledor Patrick Mahomes en los controles.

Después, los Rams se tundieron ante unos Cowboys insípidos, que dejaron ir su pase a la siguiente fase entre errores y un notable cansancio físico. Fue el combustible que el equipo de Los Ángeles necesitaba para demostrar, y demostrarse, que siguen siendo el candidato de la Nacional.

Los Patriotas hicieron la tarea. Es más, su defensiva tan criticada en todo el año fue la estrella, provocando la desesperación de Philip Rivers, quien vio truncada su oportunidad de aspirar al título. El ataque terrestre de New England sometió a la defensiva rival, y le permitió a Brady conectar con sus objetivos cómodamente. Aunque había dudas con ellos, los Pats demostraron su hegemonía en la conferencia. Gronkowski es un gran liniero.

El último partido se decidió en el momento en que Philadelphia perdió a sus armas principales en la defensa. Las lesiones de Cox, Bennett y una serie de eventos desafortunados, entregas, castigos y jugadas valientes enviadas por Sean Peyton, aniquilaron las esperanzas del campeón y su estandarte en postemporada, Nick Foles. Los Saints resurgieron tras estar en desventaja por dos anotaciones, y ahora se encaminan a un Super Bowl más. Pero antes, recibirán a los Rams.

De todo esto, obtenemos a los mejores equipos de la liga. Los clasificados #1 y #2 de cada conferencia se enfrentan, con los locales fungiendo como favoritos. La posesión fue y será la clave. Ambos partidos se dieron durante la temporada regular, con victorias para New England (en Foxboro) y New Orleans, ante sus rivales invictos.

En el duelo Belichick v Reid, la estrategia del Coach de New England será confiar en su defensiva. Para Reid, será importante que sus ofensivos no entreguen el ovoide y sean tan letales como siempre, así como limitar el ataque terrestre de los Pats, para obligar a Brady a lanzar, presionado con disparos constantes, buscando el error. Los Patriots enfrentan su octava final de conferencia consecutiva. Los Chiefs buscan refrendar un campeonato que no obtienen desde 1969, en la temporada en la que se coronaron campeones.

Sean Peyton se enfrenta a un chamaco, Sean McVay de 32 años, aunque eso no le garantiza nada. Pero para los Saints la localía juega un papel bien importante. El Superdome es un escenario complicado, y será clave en la búsqueda por desconcentrar al rival. Peyton se deberá arriesgar tal como lo hizo este domingo, a explotar las debilidades defensivas de Los Ángeles, y que la línea ofensiva le preste segundos y espacio valiosos a Brees para conectar con Thomas, Ingram o Hill. Dura prueba para los líderes de la defensa de Los Ángeles, que incluyen a Aquib Talib, Marcus Peters y Ndamukong Suh.

Los errores cuestan más ahora. La apuesta es por todo, por la historia, por la gloria, para no ser devorados por el olvido. Para Brady y Brees, la presión es especial; están en el ocaso de sus carreras, y aún tienen mucho que demostrar, porque son dos de los mejores que ha visto la liga. Mahomes y Goff se deben a sus colores, y aunque jóvenes, el momento debe aprovecharse, si no quieren pasar a los libros como simples promesas que se desdibujaron al igual que muchos otros, que no pudieron con el trabajo.

Disfrutemos de estos últimos tres partidos antes del doloroso receso de la NFL. Que no decepcionen los ídolos y que no falten emociones en cada cuarto por jugar.

OT

Vinatieri, tras una fastuosa participación ante Kansas, ya dijo que regresaría por su temporada 24 si así lo decide su equipo. El veterano ha ganado 4 anillos de Super Bowl, tras 10 años con Patriots y 13 con los Colts. Una carrera legendaria.

También lea: Los 8 de pie | Columna de Adrián Ibelles

Nota Anterior

Militares cacharon a huachicoleros en Tulancingo pero lograron huir

Siguiente Nota

Arqueología Infantil | Columna de José Antonio Motilla